He pasado 2 semanas con el último plegable de Motorola, Razr (2022): está cerca de ser el plegable que la mayoría queremos

Motorola Razr (2022).
Motorola Razr (2022).

BI España

  • Motorola dispone de un nuevo modelo de smartphone plegable de formato compacto, el Razr (2022), a la venta en España por 1.199 euros.
  • He podido probarlo durante 2 semanas y cada vez me sorprende menos su diseño, algo que en realidad es algo bueno para el día a día y para ser más convincente, aunque creo que puede mejorar en 2 detalles.

Hay varias razones para afirmar que Motorola vive una segunda juventud. La marca de móviles propiedad de Lenovo está teniendo buenos resultados últimamente gracias a su apuesta por lanzar un catálogo más completo, con integrantes como su familia edge 30, cada vez más competente y consolidada.

En plena caída de ventas de smartphones durante lo que llevamos de año, la marca no solo la ha evitado sino que ha logrado vender entre abril y septiembre un 10% más que el año pasado y conseguir unos ingresos un 25% superiores, según datos compartidos por Fabio Capocchi, director de Motorola en EMEA, en un evento reciente de la compañía.

Una de las puntas de lanza que mejor le están funcionando a Motorola es su alianza con Lenovo para proporcionar sus dispositivos a empresas, un segmento que ha crecido un 58% en lo que va de año en nuestro país y que ya supone entre el 20 y el 25% de la facturación de la marca en España.

Estas mejoras se deben en gran parte a un catalogo mucho más completo en 2022, incluyendo en la gama alta, en la que cada vez se asoman más los smartphones con pantallas plegables, como el Motorola Razr (2022), que la marca vende en España desde noviembre por 1.199 euros

Motorola fue de las primeras en lanzar un smartphone plegable, y la primera en apostar por el formato compacto con la bisagra en vertical, reminiscente de sus teléfonos tradicionales Razr con tapa y que ahora ha popularizado Samsung con su familia Flip y el reciente Galaxy Z Flip4.

He podido probar el nuevo Motorola Razr (2022) durante 2 semanas y a continuación te cuento cómo ha sido mi experiencia de uso con el plegable más reciente de Motorola.

El diseño es mucho más acertado: sorprende menos pero se pone al día con lo que se espera de la gama alta.

VIDEO

Así es el móvil plegable de Motorola: Motorola RAZR 2022

Motorola se estaba quedando atrás en la carrera por los plegables con sus modelos anteriores por varios motivos, pero sobre todo por su diseño. Motorola Razr (2022) evidencia que la marca se ha puesto las pilas en este aspecto para ser ya una alternativa real a Samsung para el público general y no solo para fans y early adopters.

El nuevo Razr ahora sí parece un terminal de gama alta, sobre todo gracias a la decisión de acertada de suprimir la barbilla inferior que había caracterizado a los Razr con tapa antiguos y que se había mantenido en los plegables para ubicar antenas y micrófonos.

Además, la pantalla exterior ha ganado mucha superficie y protagonismo, con lo que ha conseguido ser algo más que solo mostrar el reloj y las notificaciones. Además de la supresión de la barbilla, la pantalla secundaria es sin lugar a dudas la principal mejora que se nota a primera vista en el nuevo dispositivo.

Motorola presenta un prototipo de smartphone enrollable que pasa de las 4 a las 6,5 pulgadas con solo deslizar un botón

Le ha costado trabajo pero ahora sí Motorola ha conseguido que su Razr plegable no parezca un dispositivo experimental, aunque a costa de ser más convencional y parecerse más a la propuesta de Samsung. En 2 semanas de uso, absolutamente todos mis conocidos que lo han visto pensaban que era el Galaxy Z Flip.

¿Y es esto malo? Personalmente no lo creo. Su diseño puede ser menos llamativo ahora, pero creo que lo compensa a cambio de transmitir más seguridad que sus predecesores.

Más fino y ligero: no notarás que pesa más que un móvil normal (200 gramos) pero sí su mayor grosor (17 milímetros).

Motorola Razr (2022)

Motorola Razr (2022) tiene todas las bondades y también los problemas que ya empiezan a ser conocidos en los móvil plegables con la bisagra vertical, el formato que más rápido está calando en el mercado.

Con 200 gramos, a pesar de ser plegable y tener 2 pantallas, no pesa más que un móvil tradicional, y de hecho muchas gamas altas actuales superan ampliamente este peso, por lo que no me ha molestado nada. Esta ligereza se nota más cuando lo tienes abierto que cerrado, cuando en mano parece algo más pesado.

En lo que sí notarás que no es un móvil normal en todo momento es cuando está cerrado: con solo 8,6 centímetros es la mitad de alto de los smartphones de más de 6 pulgadas a los que estás acostumbrado, lo que supone todo un acierto para llevarlo en bolsillos estrechos y bolsos pequeños.

 

Gracias a los materiales que usa, como el aluminio de los bordes, además no resulta un móvil de apariencia frágil y resiste bien las comparaciones con la gama alta.

Al mismo tiempo, sí es bastante más grueso que un móvil normal. Con sus 17 milímetros, es como poner 2 móviles sin funda uno encima del otro. Y si lo llevas con carcasa llega a los 2 centímetros y puede llegar a parecer algo aparatoso, algo inevitable en los plegables que a mí personalmente no me ha molestado.

Las pantallas se llevan todo el protagonismo, y con razón.

Motorola Razr (2022)

Las pantallas son lo que hace que los móviles plegables tengan sentido y en el caso de Motorola Razr (2022) también parece evidente que la marca ha trabajo mucho en este aspecto.

El terminal no tiene una pantalla, sino 2 con estas características:

  • Panel interior AMOLED flexible de 6,7 pulgadas, FHD+ (2400 x 1080 píxeles) y tasa de refresco de hasta 144 hercios.
  • Pantalla exterior AMOLED de 2,7 pulgadas, HD+ (800 x 573 píxeles) y 60 hercio de refresco.

La pantalla interior de 6,7 pulgadas te convencerá porque es igual a lo que estamos acostumbrados, con muy buena calidad, y el pliegue no se nota mucho.

Motorola Razr (2022)

El panel interior del Motorola Razr (2022) es el que vas a usar la mayor parte del tiempo, por lo que su buen funcionamiento es esencial para el usuario. Y por lo general creo que ha tenido éxito.

En este panel, creo que hay 2 cosas que Motorola ha hecho muy bien y otra en la que aún debe mejorar.

El primer acierto es que no solo mantiene las dimensiones de un móvil normal –las 6,7 pulgadas hoy son casi un estándar– sino que tiene un formato plenamente normal y funcional, de 20:9, que deja más espacio para el scroll pero que al mismo tiempo no llega a notarse estrecho en ningún momento.

El segundo acierto que he percibido se encuentra en el pliegue, es decir, la parte donde se dobla el panel. Aunque se sigue notando con la pantalla apagada, apenas se percibe cuando están usando el móvil. En este aspecto Motorola le ha acortado mucho terreno a Samsung y diría que es uno de los plegables que mejor soluciona este problema.

Yuanqing Yang, CEO de Lenovo: "El futuro no es solo el hardware, sino las soluciones para que las empresas se digitalicen"

El único inconveniente está también en la bisagra, pero en la parte que no se ve. El nuevo Razr hace a veces sonidos de crujidos al abrirse y al presionar en la zona de la bisagra, se mueve y suena a hueco, lo que puede dar una mala sensación aunque el funcionamiento general sea bueno.

Si bien en el pliegue y en el formato creo que Motorola supera ligeramente a Samsung, estoy convencido de que evitar estos problemas en la bisagra –que seguramente solo pasen en unidades puntuales como la mía– es algo importante en lo que debe trabajar de cara al futuro si quiere rebasar al gigante surcoreano en los plegables. 

Hay que recordar que como es habitual en los plegables, Motorola Razr (2022) tiene un protector de pantalla de serie que en ningún caso se debe retirar si no quieres disgustos y que la marca convenientemente recuerda justo al encender el terminal por primera vez.

La pantalla exterior es una gran sorpresa: mucho más grande y funcional, pero aún tendrás que abrir el teléfono para casi todo.

Motorola Razr (2022)

Con permiso de la pantalla principal, la secundaria, ubicada en la parte exterior junto a la cámara, es la que más protagonismo roba en el nuevo Motorola Razr (2022), gracias a un aumento dramático de superficie, que llega a las 2,7 pulgadas.

El gran problema de los plegables verticales como este suele ser esta pantalla exterior, porque al ser tan pequeña, solo sirve para ver la hora y las notificaciones, como pasa en modelos anteriores.

Motorola Razr (2022) consigue una pantalla secundaria que ya sirve para hacer muchas cosas sin tener que abrirse, y se nota un gran esfuerzo de Motorola en este aspecto, pero si lo que quieres es no tener que abrir el móvil para casi todo, aún le queda mucho por delante en mi opinión

 

Su mayor problema en mi opinión es su formato horizontal, al que me ha costado mucho acostumbrarme porque no casa con la forma que tenemos de usar el móvil, haciendo scroll. En general, creo que una pantalla vertical como la del OPPO Find N2 Flip es mejor idea para ver más contenido en un panel pequeño.

Entre las funciones que más me han gustado sin tener que abrir el móvil, destacaría la posibilidad de llamar por teléfono y de revisar rápidamente el correo electrónico –para responderlos ya sí que recomiendo abrirlo.

Android 12 brilla gracias a su capa sencilla, aunque habría agradecido más personalización en la multitarea y la pantalla exterior.

Motorola Razr (2022)

Motorola acostumbra a proporcionar una de las capas de personalización de Android más puras y Razr (2022) es una prueba clara de este esfuerzo, con un sistema Android 12 con diseño sencillo con mucho sabor a Google y que puede personalizarse con los atajos de su tradicional app Moto.

La sobriedad y simplicidad de esta interfaz solo se enturbia ligeramente por unas pocas aplicaciones preinstaladas que seguramente muchos usuarios querrán pero no todos, como TikTok y algún que otro videojuego básico para entretenerse, pero no es algo que me haya molestado.

En lo que sí creo que Motorola aún tiene margen de mejora es en aprovechar mejor el formato plegable para proporcionar formas únicas de utilizar el smartphone en la multitarea.

Sobre todo hecho en falta una forma sencilla, o al menos más simple de la que proporciona Android de base, para la multitarea y dividir la pantalla en 2, sobre todo para aprovechar cuando el móvil está en ángulo de 90 grados. 

Actualmente, si colocas el móvil así, aunque se sostiene solo, no pasa nada en la mayoría de apps con la excepción de la cámara, lo que me parece desaprovechar su factor de forma tan original.

En una de las pocas cosas en que sí veo trabajo es en la trasición entre las pantallas, que sí es realmente fluida. Las aplicaciones que se utilizan en la pantalla secundaria siguen presentes en el momento en que se abre el teléfono en el panel interior y además el cambio es casi instantáneo.

Me ha gustado especialmente la transición de hacer una llamada con la pantalla exterior –con el altavoz– y abrirlo para activar automáticamente el altavoz de llamadas. Y si quieres colgar, puedes simplemente cerrarlo, como se hacía antaño con los móviles de tapa.

La batería mejora mucho: solo está un escalón por debajo de un móvil normal.

Motorola Razr (2022)

Motorola sabe que la batería es uno de los aspectos que más valoran los usuarios. Incluso para un plegable con bisagra vertical, en el que el formato es su gran atractivo, la funcionalidad es indispensable. Que el móvil dure todo el día sin cargar es algo a lo que pocos renunciarían en pleno 2022.

Y se nota una gran mejora en este aspecto en el nuevo Razr, no tanto a nivel de capacidad, que sigue por debajo de la gama media actual con sus 3.500 mAh, sino en que está mejor optimizado y ahora sí permite acabar el día sin cargarlo –aunque no esperes que te dure mucho más–, incluso en días de viaje en los que he hecho fotos y vídeos sin parar.

En cuando a la carga rápida, con 30 vatios está lejos también de ser el móvil que más rápido carga –tarda algo más de 1 hora en llegar al 100%–, pero en este caso creo que aguanta mejor la comparación con la gama media de 2022.

Su potencia interna le coloca al nivel de la gama alta de la segunda mitad de 2022.

Motorola Razr (2022)

Si la batería puede ser comparable a la gama media, en cuanto a potencia interna el Motorola Razr (2022) se codea por derecho propio con la gama alta de Android de la segunda mitad de 2022.

El terminal utiliza un chip de la gama más alta, el Snapdragon 8+ Gen 1 de Qualcomm, con el que las aplicaciones abren realmente rápido y que no sufre con la multitarea. No he apreciado sobrecalentamiento al tener varias apps abiertas y esto es muy bien síntoma.

Aunque su RAM no es de las más potentes, con 8GB creo que la mayoría de los usuarios no notarán la diferencia, y lo compensa con las tecnologías internas más potentes: LPDDR5 para la RAM y UFS 3.1 para su almacenamiento interno de 256GB, que no se queda corto.

No es móvil para videojuegos por su formato pero da la talla gracias a su potencia y sonido.

Motorola Razr (2022)

El nuevo Razr tiene potencia a raudales y además una pantalla de 144 hercios: ¿eso lo convierte en un smartphone para videojuegos? Da la talla, pero no es gaming exactamente.

Su pantalla interior está muy indicada para videojuegos y gracias a su formato apenas notarás que estás jugando con un plegable: es fácil de sujetar en horizontal y los dedos llegan a toda la pantalla sin problemas. El refresco alto se nota con una imagen especialmente fluida y un rendimiento general como la seda que he disfrutado en partidas competitivas de Pokémon UNITE.

El sonido también acompaña gracias a su sistema de altavoces con Dolby Atmos. Aunque no tiene un volumen especialmente elevado, su calidad me ha parecido bastante buena y crea un buen efecto inmersivo que no decepciona.

Pero no diría que es un móvil gaming por el propio formato de la pantalla interior, que cuando está abierta no está completamente plana. Esto hace que los controles táctiles en ciertas áreas no sean los ideales, porque el panel se hunde ligeramente al presionarlo por la zona de la bisagra, una situación que no es la ideal en videojuegos en los que los milisegundos pueden ser críticos.

A nivel de cámara se queda realmente cerca de la gama alta en su cámara principal, que consigue fotos brillantes y definidas, aunque cojea en el resto de sensores.

Motorola Razr (2022)

Si has pensado en hacerte con un móvil plegable, es probable que te hayas preguntado: ¿hace fotos igual de bien que un móvil normal de gama alta? Motorola Razr (2022) avanza mucho en el apartado de cámara, sobre todo en su lente principal, pero en el resto sigue estando algo por debajo.

Su formato plegable hace que la cámara exterior, con 2 sensores diferentes, pueda usarse también para hacer selfis gracias a su pantalla exterior, mientras que la pantalla interior tiene otra cámara selfi perforada para cuando la estás usando.

 

Sin duda el aspecto que más llama la atención a todo el mundo es que su pantalla exterior da juego con la cámara, y mientras le haces una foto a alguien, la puedes activar para que vea cómo está quedando en la imagen, o bien mostrar un simpático emoji.

Pero antes de nada, los números de todas las lentes de cámara:

  1. Cámara principal de 50 megapíxeles (f/1.8) con estabilización óptica de imagen (OIS).
  2. Sensor gran angular de 13 megapíxeles (f/2.2) con rango de 120 grados y foto macro.
  • Cámara selfi perforada en la pantalla interior de 32 megapíxeles (f/2.4)

El modo retrato con la cámara trasera logra una buena nota: aprueba en el recorte, consigue un desenfoque natural y el retoque en la piel es ligero y elegante.

Galería Motorola Razr (2022)

La cámara exterior también hace selfis y el modo retrato funciona a corta distancia aunque algo peor (fíjate en el recorte del pelo). No me ha gustado que las fotos sean obligatoriamente cuadradas y que no se pueda elegir la lente.

Galería Motorola Razr (2022)

Los selfis con la cámara interior no son mala idea, con o sin modo retrato: me ha gustado el desenfoque aunque el recorte no sea perfecto en el pelo y no trate apenas la piel. 

Galería Motorola Razr (2022)

La cámara interior esconde una sorpresa: selfies de grupo, para que no cortes el fondo ni a nadie en la foto, aunque realmente es solo una panorámica...

Galería Motorola Razr (2022)

...y puede darte algún problema en forma de distorsión si no sigues el ángulo idóneo (mira el cielo y el horizonte).

Galería Motorola Razr (2022)

El gran angular te da tomas muy amplias pero cambia demasiado los colores para peor: fíjate en cómo están mucho más apagados que con la cámara principal.

Galería Motorola Razr (2022)

El zoom no es muy bueno por la falta de teleobjetivo: aguanta hasta los 4 aumentos pero solo llega hasta 8x y, como ves, emborrona toda la imagen.

Galería Motorola Razr (2022)

La noche le sienta fenomenal: su cámara interior consigue tomas luminosas y llenas de color que no quedan nada artificiales (salvo quizá en el cielo).

Galería Motorola Razr (2022)

Su modo macro usa el gran angular y no es demasiado colorido ni tiene muy buen foco crítico, pero al menos está presente para fotografiar detalles pequeños.

Galería Motorola Razr (2022)

El vídeo me ha gustado en general gracias a su cámara principal de 50 megapíxeles, con colores vivos y una buena definición para que grabes videos para redes sociales como este.

VIDEO

Motorola Razr (2022): así graba vídeo a cámara lenta

A continuación tienes una galerías de imágenes para que veas de lo que es capaz la cámara del Motorola Razr (2022) en diferentes situaciones:

Galería Motorola Razr (2022)


Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)


Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)
Galería Motorola Razr (2022)

Motorola Razr (2022) es el rival más competente del Galaxy Z Flip en España en 2022: su precio hará que te lo pienses 2 veces antes de elegir un buque insignia normal y por diseño, potencia y cámara ya está en la gama alta.

Motorola Razr (2022)

Después de 2 semanas de uso continuo, Motorola Razr (2022) ha disipado las dudas que me había generado sus predecesores gracias a su diseño mejorado y más fino hasta convencerme de que es el mejor plegable de su formato en España junto al Galaxy Z Flip4.

Al utilizarlo, tengo la sensación de que con él no pierdes casi nada por elegir un teléfono plegable en el día en vez de uno tradicional: su pantalla interior tiene una calidad fantástica, casi sin pliegue, y por potencia interna está mejor que la gran mayoría de móviles de 2022, con solo la gama más alta a su altura. El nuevo Razr se siente premium y no de gama media y eso es una gran noticia.

Aunque en la batería y las cámaras está inevitablemente algo por detrás de los tradicionales, creo que ya consigue un rendimiento suficiente en ambos aspectos para ser perfectamente funcional y no sentirse experimental en ningún momento

Y es algo que compensa a base de los beneficios únicos de su factor de forma como su menor tamaño y hacer fotos enseñando el resultado al mismo tiempo.

Otro gran acierto es su precio, que solo está un escalón por debajo de la gama alta de 2022, ya que con sus 1.199 euros, solo cuesta 200 euros más que el buque insignia tradicional de Motorola, el edge 30 ultra, que vale 899 euros. 

Por su precio y sus características, Motorola Razr (2022) le pondrá la elección complicada a quienes quieran lo mejor y lo más original en su próximo móvil, arriesgándose y sacrificando cada vez menos por el camino.

Otros artículos interesantes:

Motorola lanza el Edge 30 con el que busca conquistar la gama media a golpe de peso pluma, pantalla y conectividad

Motorola presenta el edge 30 Pro, un móvil realmente ligero que quiere conquistar a los creadores de contenido en redes sociales

Motorola se sube al carro de las soluciones a empresas: actualiza sus servicios alrededor de sus teléfonos, que subieron un 58% este año

Te recomendamos