Vodafone, Orange y Telefónica se rearman para afrontar un mercado hipercompetitivo marcado por la guerra de precios y el despegue del 5G: así ha cambiado su cúpula directiva en el último año

De izq a dcha: Colman Deegan, Jean-François, José María Álvarez-Pallete Fallacher,
De izq a dcha: Colman Deegan, Jean-François, José María Álvarez-Pallete Fallacher,
  • El mercado de los operadores de telefonía móvil afronta un escenario de intensa competencia marcada por una guerra de precios y por la pujanza de las compañías low cost, que no paran de sumar nuevos clientes.
  • Los 3 grandes grupos del sector en España (Telefónica, Orange y Vodafone) han implementado cambios en su cúpula directiva en el último año. 
  • Vodafone y Orange, que han cambiado de CEO, son las compañías donde más cambios se han producido. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

El sector de las telecomunicaciones vive momentos complicados en España. La fuerte competencia y la feroz guerra de precios están impactando negativamente en las 3 grandes compañías del sector: Telefónica, Vodafone y Orange. 

En este contexto, en el último año se han vivido una serie de movimientos en la cúpula directiva de estos 3 jugadores: desde los cambios de los CEO de Vodafone y Orange, hasta la reciente salida de hasta 4 directivos importantes de la operadora británica, pasando por la reestructuración interna que ha ejecutado Telefónica en España. 

Directivos clave de Vodafone, como Ignacio García-Legaz, hasta hace unos días máximo responsable del negocio de Televisión de Vodafone —que decidió desmarcarse de la batalla por los derechos televisivos del fútbol—, deja la operadora británica. También salen Ismael Asenjo, un hombre fundamental en la apuesta por las redes 5G, y Andrés Vicente, que sonó como candidato a CEO de Vodafone España en sustitución de António Coimbra, actual presidente no ejecutivo.

Pero no solo ha habido salidas. También reestructuraciones, en las que se han promovido perfiles internos en áreas clave de cara al futuro, como pueden ser los paquetes convergentes en el caso de Orange, el área de ciberseguridad y Internet de las Cosas (IOT, por sus siglas en inglés) en Telefónica. 

Un ejemplo es la apuesta de José María Álvarez-Pallete por María José Almazor, hasta ahora número 2 de Telefónica España y que ahora pasa a ser CEO de la recientemente creada división Telefónica Tech. Mientras, en Orange, Jean-François Fachaller ha incorporado a un hombre de su confianza, Bruno Chomel —ambos coincidieron en Orange Polonia con muy buenos resultados—, para liderar el área de sistemas de información. 

Estos movimientos responden a la necesidad de las compañías de adaptarse a un mercado en el soplan vientos de consolidación, según apuntan los analistas, para afrontar los retos que vienen, marcados fundamentalmente por la implementación de la tecnología 5G. 

Recientemente, las telecos respondieron con nota a otro desafío inédito: el que supuso el  confinamiento —hubo un crecimiento del 80% del tráfico en Internet y la red aguantó sin problemas—.

En este escenario, la guerra de precios sigue erosionando los resultados de las compañías. Según los datos del último informe anual elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), correspondientes a 2020, la facturación global del sector cayó casi un 5% frente a 2019, quedándose en 32.617 millones de euros. Sin embargo, estos datos contrastan con el crecimiento general en términos de clientes, tanto en líneas móviles como en la banda ancha fija.

¿Cómo es posible que pierdan ingresos si cada vez hay más clientes? Las grandes empresas llevan años denunciando un sistema por el que se ven obligadas a ceder sus redes a un precio regulado a compañías que no tienen infraestructuras, lo que incentiva modelos low cost que estrechan todavía más los márgenes. 

Solo hay que echar un vistazo a las cifras de este año. En los primeros 4 meses de 2021, Digi, el operador virtual de Rumanía que ofrece tarifas muy baratas, sumaba 99.000 clientes nuevos y se convertía en el claro ganador de la portabilidad móvil. 

Hace unos meses se rumoreó una posible fusión entre Vodafone y MásMóvil para crear el mayor operador móvil del país, pero esa opción fue descartada. MásMóvil acabó lanzando una OPA sobre Euskaltel en el mes de marzo que valoraba la compañía en 2.000 millones de euros. Hace apenas unos días, la operación salía adelante con la aprobación del 98% de los accionistas del grupo vasco.

Ahora que el cuarto y quinto operador del mercado han unido fuerzas, el tablero queda lleno de incógnitas y podrían producirse más movimientos entre los equipos de dirección. 

Estas son, empresa por empresa, las salidas, entradas y reubicaciones que se han producido en el último año en Vodafone, Orange y Telefónica.

Vodafone

  • Ingresos totales primer semestre 2021: 4.166 millones de euros, un 3% menos que el mismo período del año anterior. 
  • Ebitda: 1.045 millones de euros, un 3,5% más respecto al mismo semestre de 2020. 
  • Número de clientes: 17,2 clientes totales; 14 millones de clientes de telefonía móvil y 3,2 millones de banda ancha fija.

“Estamos satisfechos de haber completado el primer trimestre con una mejora de los ingresos por servicios comparados con los del año anterior, aunque la tendencia en la actividad comercial continúa marcada por una fuerte intensidad competitiva y por una deriva del mercado hacia el bajo valor”, señalaba Colman Deegan, CEO de Vodafone España, al presentar los resultados del último trimestre. 

Colman Deegan es CEO desde noviembre de 2020, cuando sustituyó a António Coimbra, que pasó a ser presidente no ejecutivo. Antes de aterrizar en España, Deegan había pasado por Vodafone Turquía e Italia con buenos resultados. Además, el actual CEO tiene un perfil vinculado a actividades como la tesorería y las fusiones y adquisiciones (M&A), algo que buena parte del sector entendió como un movimiento estratégico del grupo en esa dirección.

Sin embargo, a pesar de que Vodafone entabló a principios de este año conversaciones con MásMóvil para una posible fusión, esta nunca llegó a cristalizar. 

Por ahora, la estrategia de Deegan pasa por seguir apostando por las conexiones 5G, algo de lo que Vodafone España ha sido pionera en España de la mano de Ismael Asenjo. Sin embargo, Asenjo, actual director general de Tecnología, dejará la compañía en septiembre. La salida del directivo, quien llevaba 20 años en Vodafone, ha sido por voluntad propia según recoge La información, y ahora, el cargo de director de Tecnología se dividirá en 2: por un lado, el encargado de Red; y, por el otro, el encargado de Sistemas. Esta separación ya existe en el resto de países donde está presente Vodafone. 

A la salida de Asenjo se han sumado la de Andrés Vicente, actual director general de la Unidad de Negocio de Particulares; la de Ignacio García-Legaz, máximo responsable de Televisión de Vodafone; y Matías González, hasta ahora director de Regulación y Relaciones Institucionales de la compañía. 

Andrés Vicente es un veterano de la multinacional. Llegó en 1995 cuando todavía era Airtel y ha pasado ocupando distintos cargos de responsabilidad dentro del grupo, incluido una estancia liderando el área de negocio de empresas en Rumanía. De hecho, antes de la llegada del nuevo CEO se barajó la posibilidad de que reemplazara a Coimbra como consejero delegado. Vodafone cerró el trimestre con 27.000 usuarios nuevos de telefonía móvil, y Lowi, la filial low cost de Vodafone, con 60.000 altas. 

García-Legaz, por su parte, fue el encargado de decir no al fútbol, en una de las decisiones más controvertidas de Vodafone, que supuso una ingente fuga de clientes en su momento, pero que con el tiempo pudo reconducir gracias a su apuesta por las películas y las series. Su salida está muy vinculada a la de Vicente, a quien García-Legaz reportaba directamente. 

En este sentido, el directivo apostó por el contenido audiovisual con paquetes convergentes de cine y series, y acuerdos con plataformas como la española Filmin, con el objetivo de "tener la mejor propuesta de cine y series del mercado español".

Por último, Matías González, otro veterano de Vodafone España y hasta ahora director de Regulación y Relaciones Institucionales, también saldrá de la compañía el próximo septiembre.

Se espera que en los próximos meses la operadora británica mueva ficha y en el sector se especula con una potencial operación corporativa con la segunda gran operadora móvil: Orange

En la última subasta de espectro radioeléctrico, la operadora británica continuaba su apuesta por el 5G, y adquiría 20 megahercios (MHz) por 350 millones de euros. Además, ha firmado un acuerdo con la compañía naranja para operar bajo una misma red única en buena parte de España. 

Orange

Laurent Paillasot (antiguo CEO de la compañía), Samuel Muñoz (ex-Responsable de la Secretaría General y del área Legal), Mónica Sala (Responable de Tecnología) y Jean-François Fallacher (actual CEO).
Laurent Paillasot (antiguo CEO de la compañía), Samuel Muñoz (ex-Responsable de la Secretaría General y del área Legal), Mónica Sala (Responable de Tecnología) y Jean-François Fallacher (actual CEO).
Business Insider/Orange
  • Ingresos totales primer semestre 2021: 2.368 millones de euros de enero a junio de 2021, lo que supone un 5,1% menos respecto al mismo periodo del año anterior.
  • Ebitda: 610 millones en la primera mitad del año, un 16,2% menos que en el mismo periodo de 2020
  • Número de clientes: casi 20 millones (15,9 millones de telefonía móvil y 4 millones de banda ancha fija).

La operadora francesa Orange cerró el segundo trimestre con unas pérdidas operativas de 2.605 millones de euros. Un año antes, el beneficio operativo fue de 2.200 millones. 

Orange ha vuelto al negocio del fútbol. Según la operdora, les sale muy caro pero, sin esa inversión, la caída de clientes sería muy drástica. Recientemente, el grupo negociaba con los sindicatos un ERE que afectará a 400 trabajadores en España con el objetivo de de reducir costes.

El pasado febrero, el CEO de Orange España, Jean-François Fallacher, hablaba tajantemente sobre una futura consolidación de 2 agentes importantes en el sector "incluyan a Orange o no la incluyan". En este sentido, según señalaba el diario Expansión, Orange y Vodafone tienen acuerdo para operar bajo una red única y crear una filial en la que cada empresa contaría con el control del 50%, algo que puede entenderse como un primer paso hacia una potencial integración. 

La compañía cambió de CEO en junio de 2020. Paillasot, primer ejecutivo durante 4 años, logró posicionarla como el segundo operador más fuerte del mercado español tras Telefónica. El nombramiento de Fallacher como CEO se enmarca dentro de la renovación del comité ejecutivo. El directivo francés aterrizó en España proveniente de Orange Polonia, la tercera segunda más importante del grupo francés tras Francia y España. 

En su paso por Polonia, Facheller había puesto el foco en las ofertas convergentes y la inversión en infraestructuras, algo que ha continuado en España apostando fuerte por el negocio televisivo del fútbol y las redes 5G, aunque ambas estrategias le estén saliendo muy caras. 

Fallacher se ha encontrado en España un mercado muy competitivo y marcado por lo que él denomina la "lowcostización", tal como aseveró en una entrevista en El País. Tras su llegada a la compañía llevó a cabo una reestructuración y la dividió en 3 ámbitos: Negocio y Cliente, Tecnología y Soporte.

A raíz de esos cambios en la estructura, salió de Orange España Samuel Muñoz, responsable de la Secretaría General y del área Legal y un veterano de la compañía con más de 16 años de trayectoria. Tras salir de España, pasó a liderar el área de fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) del grupo en Francia. Además, dejó la compañía Pablo Verni, director de Ventas y que actualmente es consejero de Hispatec. 

Ambas salidas responden a una decisión estratégica y de reestructuración interna por parte del nuevo CEO. Como señala Expansión, esta serie de cambios muestran la intención de Fallacher de ejercer un control más directo sobre áreas que considera cruciales. 

Una de las novedades de 2021 ha sido la incorporación de Bruno Chomel, otro directivo francés que era director de sistemas de información (CIO, por sus siglas en inglés) en Orange Polonia. Chomel y Fallacher se conocen bien tras haber trabajado juntos en Polonia. Chomel es ahora director de sistemas en Orange España. 

Por último, Mónica Sala seguirá al frente de Tecnología y es la responsable de liderar el despliegue de fibra y 5G, clave para la compañía a medio y largo plazo. 

Telefónica

José María Álvarez-Pallete (Presidente ejecutivo), Sergio Oslé (Consejero Delegado Telefónica España), María Jesús Almazor (CEO Telefónica Tech) y Emilio Gayo (CEO Telefónica España)
José María Álvarez-Pallete (Presidente ejecutivo), Sergio Oslé (Consejero Delegado Telefónica España), María Jesús Almazor (CEO Telefónica Tech) y Emilio Gayo (CEO Telefónica España)
Business Insider/Telefónica
  • Ingresos totales primer semestre 2021: 6.095 millones de euros, un 0,2% menos que el mismo semestre de 2020. 
  • Ebitda: 2.352 millones de euros hasta junio, un 3,4% menos que el mismo período de 2020. 
  • Número de clientes: 344 millones (261 millones de telefonía móvil; más de 21 millones de accesos de datos e Internet y 8,4 millones de televisión de pago). Datos oficiales de la compañía de 2019.

El grupo Telefónica cerró el segundo trimestre de 2021 con un beneficio neto de 7.743 millones de euros. Además, ha llevado a cabo una serie de operaciones a nivel internacional que la consolidan como el gigante española de las telecomunicaciones. 

Entre ellas está la fusión entre O2 (filial británica del grupo) y Virgin Media para crear un operador líder en Reino Unido. Además, ha cerrado la venta de las torres de Telxius en Europa y Latinoamérica

La apuesta del presidente, José María Álvarez-Pallete es sin duda la tecnología. En febrero de este año, designaba a la entonces número 2 de Telefónica España, María Jesús Almazor, como CEO de Telefónica Tech Ciber y Cloud, un área de la compañía de reciente creación que ofrece servicios de ciberseguridad, Internet de las cosas (IoT, por sus siglás en inglés), inteligencia artificial y Big Data.

A Almazor, veterana dentro de la compañía con más de 25 años de experiencia en la empresa, le sustituye como consejero delegado de Telefónica España, Sergio Oslé, que era presidente de Movistar+ y director de Marketing y Producto. Oslé dependerá de Emilio Gayo, que continúa al frente de Telefónica España como presidente. Oslé ha sido clave en la oferta convergente que compite con Vodafone y o Orange en los paquetes de películas y series, así como la pugna por los derechos televisivos. 

La teleco española, además, ha llevado a cabo una serie de cambios en su estructura interna con el nombramiento de Pedro Serrahima como director de Multimarca, Experiencia y Políticas de Clientes, y Sergio Sánchez al frente de canales de venta. Además, se creó una división especial de Transformación y fondos Europeos que dirige Marisa de Urquía

Otros artículos interesantes:

La factura del 5G para las telecos superará los 5.000 millones de euros

Las principales telecos acuerdan dejar de realizar llamadas comerciales a la hora de la siesta

El Gobierno abre la puerta a que las empresas puedan desplegar redes 5G privadas al margen de las telecos, que temen perder contratos millonarios