Consejos para gestionar tu dinero de la mejor forma a partir de los 20, los 30 y los 40 años

Ganar dinero en diferentes etapas en la vida
Gettyimages
  • Las prioridades y las necesidades suelen ser distintas, según la edad, en gastos, ingresos, retiro o inversión.
  • Cuándo y cuánto empezar a ahorrar, el papel de un plan de pensiones o la relevancia del interés compuesto; claves para el bolsillo a lo largo de los años.
  • La irrupción de la COVID-19 vuelve a poner de manifiesto la importancia de contar con un fondo para imprevistos.
  • Descubre más historias en Business Insider España

Se repite como un maná que los 30 son los nuevos 20; los 40, los nuevos 30; los 50, los nuevos 40 y así sucesivamente.

Más allá del deseo de rejuvenecerse, de quitarse años o directamente de quedarse como Peter Pan, es un hecho estadístico que muchos pasos clave se retrasan: independizarse de los padres, acceder al mercado laboral, tener hijos, etc. Ello implica consecuencias sobre los ingresos disponibles, los ahorros o las inversiones que se efectúan en cada momento de la vida. Por ello, aquí se desglosan, considerando las circunstancias sociológicas actuales, varios consejos para gestionar tu dinero a los 20, a los 30 y a los 40 años de edad.

La economía personal en la veintena

El bolsillo, en esa primera etapa, suele depender de los padres. En mayor o menor medida, pero es lo habitual. Así, la independencia financiera no suele aparecer hasta bien entrada esta década o ya al final de la misma, si es que se da. Estudios universitarios que se eternizan (carreras, cursos, posgrados, masters... ); contratos en prácticas que se alargan o becas con contraprestaciones económicas exiguas producen este fenómeno. 

A qué edad conviene contratar un plan de pensiones  

Sin embargo, hay margen de maniobra. De entrada, si estás en los 20, te encuentras en fase de aprendizaje en muchos sentidos. También en lo que se refiere a la gestión del dinero. Por ejemplo, es hora de empezar a comprender cómo funciona tu microeconomía. 

También de aceptar que tienes unas limitaciones que te impiden llevar el tren de vida de tus padres u otras personas veteranas con mayor experiencia y recorrido, de dar forma a tus primeros presupuestos personales y de familiarizarte con conceptos financieros básicos que te resultarán útiles a lo largo de tu vida. Es más, hay especialistas que defienden que la paga de los niños es una vía para que aprendan a gestionar su dinero a edades más tempranas

Más ingresos, más gastos; primer error

Uno de los fallos más repetidos es ir incrementando los desembolsos según se va ganando más. Por el simple hecho de que sea así, como si fuese un obligación. En cambio, si optas por ahorrar las pagas extra y las subidas de sueldo -sean puntuales o estables por ascenso o cambio de empleo-, con el tiempo, notarás una gran diferencia. Uno de los trucos para favorecer esta práctica es abrir una segunda cuenta bancaria. Es decir, separar los ingresos de los gastos.

'Quemar' la tarjeta de crédito

La llegada de un salario es una buena noticia. No obstante, de repente, aparecen unos ingresos inexistentes en edades más juveniles que pueden hacer que su receptor se confíe o abuse de ciertos resortes. La tarjeta de débito o de crédito, un clásico para 'fundir' dinero sin tener una necesidad real, así que conviene controlar esta herramienta.

Cuándo deberías invertir y cuándo solo ahorrar, según un 'coach' financiero

Cuándo empezar a 'hacer colchón'

“Soy demasiado joven para ahorrar, ya tendré tiempo”. Otra de las frases más manidas entre veinteañeros y treintañeros. Luis Pita, "autor del libro Ten peor coche que tu vecino", defiende que “no hay mejor momento para preahorrar que ahora”. El experto recuerda que “la mayoría de personas puede ahorrar entre un 5 y un 10% de su salario sin apenas darse cuenta”.

¿Invertir a los 20?

Cada vez resulta más frecuente, aunque no es mayoritario, que los menores de 30 años se interesen por el mundo de la inversión. A pesar de que no siempre es sencillo discernir lo que debes considerar antes de decidir sobre una inversión, este ámbito ofrece numerosas ventajas a los veintitantos: mayor horizonte temporal, tener la posibilidad de correr más riesgos, beneficiarse del interés compuesto (reinvertir los rendimientos de las inversiones), etc.

12 consejos para empezar a invertir en bolsa

Cómo gestionar el dinero a partir de los 30 años

En la segunda etapa de las tres planteadas la adultez es más intensa. De hecho, es una década en la que muchas personas logran estabilidad profesional, se independizan, adquieren una vivienda y hasta tienen descendencia. 

Comprar una casa

El ya mencionado Luis Pita sostiene un punto de vista original en uno de esos aspectos. “No hay nada de malo en comprar casa, pero hacerlo sin un plan e hipotecándose para los próximos 35 años es una locura”. Lo sea o no, sí es evidente que, en la mayoría de los casos, se trata de la decisión de mayor trascendencia financiera de la vida. Así que conviene elegir cuidadosamente la propiedad, el banco y el préstamo. 

18 cosas que necesitas saber antes de elegir una hipoteca. 

Objetivo de ahorro en la treintena

Por otra parte, acumular un mayor recorrido laboral supone normalmente un incremento de los ingresos. Por ello, el porcentaje que seas capaz de apartar de tu sueldo puede elevarse hasta el 20% del total. 

Abrir sí o sí un plan de pensiones

Si salen adelante los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) en los términos previstos por el Ejecutivo de Pedro Sánchez, la deducción para los planes de pensiones individuales bajará de 8.000 a 2.000 euros. Eso sí, el límite conjunto para aportar a un plan individual y a uno de empresa aumenta a los 10.000 euros. También hay que tener en cuenta que existen otros productos que pueden permitirte comenzar a ahorrar frente a la jubilación, por ejemplo, a los 30 años de edad: los PPA, los PIAS, los Unit Linked, etc.

Cómo invertir 100 euros al mes de forma automática y lograr beneficios

Desear tener mejor coche que el vecino

El experto citado alerta de los gastos extra que, a esta edad, puede significar cierta presión social que lleve a tirar el dinero. Cada uno debe tener sus propios objetivos financieros y sus necesidades económicas.

Movimientos de dinero en los 40

El tercer y último escalón propuesto suele ir acompañado de la madurez profesional, incluso de una plenitud que puede mantenerse en décadas posteriores. Si bien es cierto que, en los tiempos actuales del coronavirus, anteriores certezas se han difuminado hasta volverse relativas. Asimismo, resulta común que haya pareja, hijos, cuota de la hipoteca o un alquiler cuantioso, seguros, etc. Desde una óptica meramente económica, más gastos.

La jubilación, una prioridad

Si ya cuentas con un producto específico de ahorro para el retiro profesional, es un buen momento para exprimir sus posibilidades. Si no lo tienes, puedes contratarlo en esta etapa. Sin perder de vista las posibles novedades fiscales ya explicadas que el Gobierno podría aplicar. Considerando que la edad oficial de jubilación no estará lejos de los 70 cuando te toque retirarte, hay margen para obtener rendimiento.

Cómo distribuir e invertir el plan de pensiones según tu edad

Menor recorrido logra el interés compuesto desde esta edad. “La década de los 40 empieza a marcar un punto de no retorno para sacar el máximo partido a esta herramienta. Ello no quiere decir que no sea útil pasados los 40, sólo que perderá fuerza”, recalca Luis Pita.  

¿Comprar una segunda casa?

Aunque 'estés en la cresta de la ola' profesional, aunque también tu pareja se encuentre en este punto, conviene ser prudente si te planteas endeudarte -otra vez- para adquirir 'ladrillo'. De nuevo, no se trata de dejar de aprovechar una oportunidad o de rechazar una operación porque sí, pero también de analizar las implicaciones con detenimiento. En especial, si la idea es lanzarse a por otra propiedad sin antes haber pagado la primera. El margen de apalancamiento es menor y los años de pago del préstamo podrían enredarse con la jubilación.

10 errores que pueden hacerte perder dinero cada día

Del mismo modo, la década de los 40 puede ser recomendable tanto para empezar a generar ingresos pasivos como para abrirse a la opción de contar con un asesor financiero. Aunque ambas opciones sean posibles casi a cualquier edad.

Un fondo para imprevistos

Finalmente, cabe destacar que son muchas las lecciones que la sociedad actual puede y debe aprender de la irrupción de la COVID-19. Desde la perspectiva de la economía personal, sin duda, es preciso rescatar la importancia de tener un fondo económico para imprevistos. Por si se declara una pandemia... o por lo que pueda pasar.

LEER TAMBIÉN: Cómo sacar más partido a las tradicionales cuentas de ahorro de tus hijos

LEER TAMBIÉN: Cuánto dinero necesitas para imprevistos y cómo juntarlo

LEER TAMBIÉN: 2 consejos y 6 claves para invertir a corto plazo con éxito

VER AHORA: Los 10 vídeos más vistos en Youtube en España este año 2020