La mujer que convierte la orina en alcohol: una condición única a la que los médicos han bautizado como "síndrome de auto-cervecería urinaria"

mujer bebe alcohol

Reuters

  • El caso, que supone el primero documentado, ha tenido lugar en Pittsburgh (Estados Unidos) y la protagonista de la condición ha sido una paciente de 61 años con problemas hepáticos, además de una diabetes mal controlada.
  • Para el asombro de los médicos responsables de su caso esta condición es única, por lo que le han dado el nombre de "síndrome de auto-cervecería urinaria".
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hay enfermedades raras que, debido a su escasa incidencia en la población, pasan desapercibidas por la sociedad, como el síndrome de Stendhal, que provoca sensaciones de vértigo a quien observa obras de arte, en una especie de éxtasis autoinducido.

Aunque el caso único y excepcional de esta mujer de 61 años de Pittsburgh (Estados Unidos) rebasa las barreras de lo conocido por la ciencia, pues su hígado es capaz, para su mala fortuna, de producir alcohol.

En un estudio publicado en Annals of Internal Medicine, los médicos encargados de atender a la mujer, en el Hospital Presbiteriano del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh, detallan cómo ha sido este caso, al que han considerado el primero de su tipo, por no disponer de más datos.

Cuando la paciente visitó el hospital, los médicos pudieron observar que tenía daño hepático, aparte de una diabetes mal controlada, lo que les llevó a realizar diferentes pruebas de orina e incluirla en la lista para trasplantes de hígado.

Sorprendentemente, y aunque la paciente aseguraba que no era consumidora de alcohol, los resultados en los testeos de orina arrojaban elevadas cantidades de alcohol, lo que provocó que llegaran a pensar que la mujer les estaba engañando.

"Inicialmente, nuestros encuentros fueron muy parecidos, lo que llevó a nuestros médicos a creer que ella estaba ocultando un trastorno por consumo de alcohol", han comentado los médicos.

Sin embargo, la mujer no estaba engañando a nadie, ni siquiera era consumidora habitual de alcohol, sino que su hígado actuaba de una manera única, al menos que se hubiera documentado.

El caso único del "síndrome de auto-cervecería urinaria"

Como los médicos comenzaban a notar que allí estaba ocurriendo algo extraño, ya que la mujer no mostraba signos de intoxicación y negaba rotundamente que fuera consumidora de alcohol, analizaron más detenidamente las pruebas de plasma.

"Notamos que los resultados de las pruebas de plasma para el etanol y los resultados de las pruebas de orina para el glucurónido de etilo y el sulfato de etilo, que son los metabolitos del etanol, fueron negativos, mientras que los resultados de las pruebas de orina para el etanol fueron positivos", han añadido.

Por ello, comenzaron a pensar que esta condición de la paciente de 61 años se debía a un síndrome más conocido, el conocido como síndrome de auto-cervecería, que provoca que la ingesta de carbohidratos embriague a una persona, sin que tome una sola gota de alcohol.

Esta es la edad más peligrosa para beber alcohol, según la ciencia

Sin embargo, lo que hallaron fue algo diferente a este síndrome mencionado, ya que además existía glucosuria, es decir, grandes cantidades de glucosa en la orina, unida a una elevada cantidad de levadura en proceso de fermentación, algo realmente extraño.

"Estos hallazgos nos llevaron a probar si la colonización de levaduras en la vejiga podría fermentar el azúcar para producir etanol", han recalcado los investigadores.

De esta forma, pudieron descubrir que la misma levadura –Candida glabrata, presente de manera natural en el cuerpo y relacionada con la cerveza– estaba fermentando el azúcar presente en la vejiga de la paciente.

Por ello, y debido a que ningún tratamiento antifúngico funcionaba, los médicos se dieron cuenta de que estaban ante un caso único y excepcional, al que ya han propuesto bautizar como "síndrome de auto-cervecería urinaria" o "síndrome de fermentación de la vejiga".

Aunque por el momento se desconoce qué ha sido de la paciente, los médicos han asegurado que podrían existir otros casos no documentados y han hecho un llamado a la comunidad para no pasar por alto ningún detalle de los pacientes.

"Los médicos deben ser diligentes a la hora de prestar mucha atención a la documentación de los registros médicos y los resultados de laboratorio, y siempre deben investigar en caso de incongruencias", han concluido.

Otros artículos interesantes:

15 comidas que pueden causarte enfermedades cardíacas

Una ración normal de patatas fritas a la semana podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, según un nuevo estudio

Investigadores de la Universidad de Pittsburg logran cultivar y transplantar con éxito hígados humanos diminutos a partir de células de la piel

Te recomendamos

Y además