Pasar al contenido principal

Una mujer que vendió su 'startup' por 200 millones revela su táctica para captar inversores

Jess Lee
Jess Lee, fundadora de Polyvore y asociada de Sequoia Capital Jess Lee / Polyvore
  • Jess Lee, socia de Sequoia Capital, utilizaba una táctica eficaz para captar la atención de los inversores cuando recaudaba capital para su antigua empresa, Polyvore.
  • La táctica consistía en sorprender a todos los hombres al comienzo de las reuniones dejando caer con fuerza un montón de revistas sobre la mesa.
  • Junto con un grupo de mujeres fundadoras e inversoras, Lee ofrece orientación práctica a empresarias a través del proyecto 'Female Founder Office Hours'
  • Uno de los principales consejos de Lee a las empresarias es entrar en a las reuniones con confianza.

Antes de que Jess Lee se convirtiera en la primera mujer inversora de Sequoia Capital en Silicon Valley, era una empresaria de éxito. Lee cofundó Polyvore, una empresa de comercio electrónico de moda que fue adquirida por Yahoo por 200 millones de dólares.

En los primeros días de Polyvore, Lee luchó para recaudar dinero para su empresa.

Lee solía ir a reuniones llenas de inversores masculinos desinteresados. Con el fin de captar su atención y ponerles nerviosos, comenzaba sus reuniones con una táctica conmovedora.

En una entrevista con Business Insider, Lee afirmó que solía llevar un montón de revistas de Vogue. Sin avisar, las tiraba con fuerza sobre la mesa diciendo: "Hay 100 millones de dólares en publicidad en estas revistas."

Hacía una pausa y seguía diciendo: "Ahora, imagínatelo en Internet".

Lee más: Las empresas con mujeres en puestos ejecutivos son más rentables

Cuando se trata de levantar capital, causar impresión en reuniones con potenciales inversores puede ser parte integral del éxito de una empresa.

Laurel Touby, una empresaria con sede en Nueva York y socia gerente de Supernode Ventures, cuenta que impresionar a inversores es clave para tener éxito con el lanzamiento. Sin embargo, Touby considera que muchas de las fundadoras carecen de confianza en estas situaciones.

"Con demasiada frecuencia, una mujer entra en la habitación y su lenguaje corporal le quita valor a su presentación", dijo Touby. "Hablará en voz baja o murmurará, o no se expresará como alguien que se espera sea escuchado y escuchado."

Ahora que es inversora, Touby admite que el comportamiento de un fundador tiene un efecto directo en su interés en invertir en su empresa.

"Desafortunadamente, he invertido en pocas empresas fundadas por mujeres", dice Touby. "Me siento desanimada cuando un fundador no parece contundente. Ser demasiado gentil es un golpe contra cualquiera, ya sea mujer u hombre, especialmente cuando te metes en el bolsillo de alguien".

Apoyo a fundadoras

Algunas mujeres ofrecen orientación a otras empresarias a través de las Female Founders Office Hours de Sequoia Capital.

Mujeres fundadoras
Varias de las mujeres fundadoras que participan en el proyecto Sequoia Capital


Otra fundadora, directora ejecutiva de Binti, Felicia Curcuru, dice que ha usado la misma entrada teatral que Lee empleaba cuando llegaba a los pitch en el pasado. Binti se especializa en desarrollo de software para programas de cuidado de crianza.

"Cuando buscaba capital para rondas semilla, entraba en la sala y, una y otra vez, estaba llena de inversores masculinos", dijo Curcuru a Business Insider. "Quería mostrarles que yo estaba al mando, así que llevaba un accesorio."

El apoyo de Curcuru era un gran libro sobre los cuidados durante la crianza y la adopción.

"Quería mostrarles a los inversores lo terrible que es el proceso actual de cuidados de crianza y la adopción", dijo Curcuru.

Al entrar en la sala, Curcuru tiraba el libro sobre la mesa y anunciaba: "Este es el proceso actual de adopción y cuidado de crianza".

Curcurú no sólo terminó levantando capital, sino que se dio cuenta de que su contundente entrada tuvo un impacto memorable. "Incluso la gente que no se había sentado en la ronda sabía quién era yo", dijo. "Decían: 'oh, eres la chica que golpeó la carpeta'. Causó impresión".

Ahora, Cucuru y Lee se han unido para dar consejos a otras mujeres fundadoras. El proyecto, llamado Female Founder Office Hours, vincula a fundadoras con mentoras que dan orientación sobre cómo construir y administrar una empresa, recaudar capital y lanzar eficazmente.

Desde noviembre, cerca de 1.500 mujeres se han mostrado interesadas: aunque ha sido abrumador, Lee dice que no le sorprende.

"Soy una ex fundadora, así que no me sorprende", dice. "Empezar una compañía es difícil y hay tanto conocimiento específico sobre cómo recaudar dinero que no me sorprende que la gente pida a gritos este tipo de ayuda".

Uno de los principales objetivos del proyecto es aumentar en un 10% el porcentaje de capital riesgo para fundadoras, dijo Lee. El jueves, las Female Founder Office Hours anunciaron que más de 120 fundadoras se habían unido. El grupo incluye CEOs y fundadores de empresas como Glossier, Brandless, Houzz, Shippo y Stitch Fix que ayudarán a guiarlas.

Entrar en una reunión con confianza es uno de los mejores consejos que Lee dijo que ofrece a los nuevos fundadores. Otro consejo que Lee enfatiza es la importancia de que las mujeres fundadoras se rodeen de mujeres de ideas afines.

"Es muy importante tener una comunidad de fundadores que se apoyan y empatizan", dijo Lee.

"Necesitamos más mujeres ahí fuera. Las mujeres son perfectamente capaces de construir grandes compañías, y podemos llegar allí ayudándonos unas a otras".

Te puede interesar