Qué hace falta para que haya más mujeres en la alta dirección, según ejecutivos e investigadores del sector de la ciencia y la salud

De izquierda a derecha: Ana Maiques (Neuroelectrics), Nuria Pastor (HumanITCare), Laura Soucek (Peptomyc), Cristina Mayor-Ruiz (IRB), y Xavier Palomer (Psious).
De izquierda a derecha: Ana Maiques (Neuroelectrics), Nuria Pastor (HumanITCare), Laura Soucek (Peptomyc), Cristina Mayor-Ruiz (IRB), y Xavier Palomer (Psious).

Business Insider España

Menos del 30% de los investigadores de todo el mundo son mujeres

Representan exactamente un 29,3% del total. En Europa, ya son un 39,3% y, en España, su peso asciende al 40,2%, según los últimos datos disponibles del Instituto de Estadística de la UNESCO. 

Aunque en lo que respecta a la rama STEM (que engloba ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), la cifra de estudiantes mujeres cae en el país a tan sólo el 13%, según un estudio de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), cuando un 55% de los matriculados universitarios son mujeres.

La conciliación, las condiciones laborales y la falta de información para las diferentes especialidades siguen pesando en la incorporación de la mujer al sector, sobre todo en las profesiones STEM, según 7 de los protagonistas consultados por Business Insider España.

19 mujeres brillantes que han cambiado para siempre nuestra historia con sus descubrimientos

También se necesita un cambio y un movimiento bilateral, que empuje en la carrera hacia la igualdad en el sector, según Laura Soucek, profesora de investigación en la Institución Catalana de Estudios Avanzados (ICREA) y fundadora de la biotecnológica Peptomyc.

"Las mujeres se tienen que atrever más a reclamar esos puestos y los hombres tienen que reconocerles el mérito y el espacio que les pertenece", sugiere. 

Medidas para paliar las desigualdades en la conciliación y la igualdad de condiciones

Un mural sobre el COVID-19

Los directivos e investigadores que han hablado con Business Insider España creen que aún no se ha hecho lo suficiente por poner fin a las desigualdades estructurales que persisten entre mujeres y hombres

España parece avanzar más rápido que la media europea, pero sigue lejos de la paridad. En 2020, la Inspección de Trabajo realizó un récord de intervenciones para comprobar que se cumplen los planes de igualdad —las sanciones se redujeron un 64%—.

Durante la pandemia, la brecha salarial se ha disparado a niveles inéditos, con las mujeres en ERTE cobrando un 34,6% menos tras el coronavirus.

Los ingresos de las mujeres están, ahora mismo, un 24% por debajo de los hombres. Y, según un informe del Banco de España de 2020, la maternidad supone un 28% de la brecha salarial entre ambos sexos.

"Hay que fomentar, pero de verdad, la igualdad de oportunidades", pide Cristina Mayor-Ruiz, investigadora del Instituto de Investigación Biomecánica (IRB) Barcelona.

"Está claro que hacen falta medidas que intenten paliar las desigualdades históricas (y no tan históricas), por ejemplo en relación con la conciliación familiar, la igualdad de condiciones...", cita.

Las mujeres todavía ganan 5.252 euros menos que los hombres: estas son las 3 causas que explican la brecha salarial

En lo que a la conciliación respecta, sugiere Xavier Palomer, CEO de Psious, una startup española que trata trastornos mentales con realidad virtual, se deberían promocionar "incentivos (no regulación coercitiva)" para las mujeres que quieran tener niños en el mismo periodo en que construyen su carrera profesional

De esta misma manera, empujar a que los padres también tengan más responsabilidad, añade el experto, que trabaja en uno de los campos de vanguardia, la inteligencia artificial, donde solo 1 de cada 5 profesionales (22%) es una mujer, según Naciones Unidas.

"[Hay] que promocionar, de manera clara, incentivos fiscales por tener mujeres directivas". 

"Es importante trabajar desde dentro de las compañías para que todos, independientemente de su género, tengan las mismas oportunidades de desarrollarse y crecer profesionalmente, y donde se les valore por igual, tanto por sus logros profesionales como por el talento individual", añade Marcos Alves, socio de Luda Partners —una red digital de farmacias— y cofundador de The Fork.

Según el ejecutivo, afortunadamente, el número de directivas ha crecido en España —situándose en cerca del 22,2%. Pero sigue siendo importante que todos sigan remando en la misma dirección, "impulsando el talento femenino".

"Es importante dar visibilidad al talento femenino a día de hoy, porque todavía hay menos mujeres en el mundo del emprendimiento y dentro de las cúpulas directivas", señala.

De hecho, los datos del informe Women In Business 2021 reflejan que el número de mujeres CEO en España ha caído 2 puntos porcentuales, del 25% al 23%. Mientras, crece el número de compañías que no hacen nada por la igualdad.

"Potenciar el acceso de las mujeres a estudios STEM

Una persona abre un NFT en un laboratorio artístico en Berlín.

En España, en el curso 2019-2020, las mujeres eran mayoría entre los matriculados de grado en las ramas de Ciencias de la Salud y Ciencias —un 70,8% y 50,7%, respectivamente—. 

Pero en la rama de Ingeniería y Arquitectura siguen siendo una abrumadora minoría: un 25,1%, frente al 74,9% de hombres matriculados en el mismo curso, según los datos y cifras del Sistema Universitario Español. 

Ana Maiques, CEO y cofundadora de Neuroelectrics, tiene muy claro que una de las principales necesidades de la rama científica para impulsar la incorporación del talento femenino es revisar el enfoque STEM de muchas carreras universitarias. 

"Se necesita más formación STEM para las mujeres", insiste. 

Soucek, en un especial de Business Insider España por el Día Internacional de la Educación, también hacía especial hincapié en que en su carrera profesional habría sido crucial estar mejor informada sobre las posibilidades de intercambio entre la carrera académica y el sector privado.

"Nadie me dio consejos sobre salidas laborales alternativas, transferencia de tecnología y oportunidades de trabajo en el sector privado. Quizás eso me hubiera guiado (y animado) un poco más", cuenta.

Un informe de la Asociación Española para la Digitalización (DigitalES) reveló también que el 25% de los estudiantes de Secundaria, Bachillerato y FP no escogerían formarse en ramas STEM debido a que desconocen las oportunidades laborales que ofrecen.

Así es el día a día de mujeres que trabajan en empleos todavía dominados por hombres

"Una de las muchas posibilidades sería potenciar el acceso de las mujeres a estudios STEM y fomentar la voluntad emprendedora para aumentar la proporción de fundadoras técnicas", coincide Eduardo Jorgensen, cofundador y CEO del fabricante de tecnología médica Medicsen, que en general dice ser muy positivo con las perspectivas futuras derivadas del cambio generacional. 

Nuria Pastor, cofundadora y CEO de HumanITCare, plataforma para vigilar de forma remota la salud de pacientes, cree que el liderazgo femenino en el sector de la salud y la ciencia será "lo más normal del mundo"

"No sólo eso", añade. "Habrá mujeres liderando las principales empresas y también veremos personas neurodivergentes, introvertidas...".

Otros artículos interesantes:

El COVID dispara la brecha salarial a niveles inéditos: las mujeres en ERTE cobran un 34,6% menos tras la pandemia, según CSIF

¿Qué asignatura tendría que haberse impartido que te hubiera ayudado a afrontar tu vida laboral? 61 empresarios, inversores, directivos e investigadores revelan qué echaron en falta y qué cambiarían

Lo bueno y lo malo que dejó la reforma laboral de 2012: creó empleo a toda prisa pero aumentó la desigualdad y castigó más a los jóvenes

Te recomendamos