Algunos multimillonarios están buscando la eternidad y ya han invertido en compañías para alargar la vida: un debate moral que divide a científicos y expertos

Fotograma de 'Deadpool'.
Fotograma de 'Deadpool'.

Marvel Studios

  • La biotecnología está avanzando a grandes pasos en el ámbito de las investigaciones sobre el rejuvenecimiento, algo que ha llamado la atención de algunas grandes fortunas, como Jeff Bezos o Larry Ellison.
  • Este último, por ejemplo, ha destinado más de 370 millones de dólares (315 millones de euros) a los estudios sobre el envejecimiento y las enfermedades que aparece con el avance de la edad. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La esperanza de vida –así como la propia vida– es finita. Llegado a un límite, al ser humano le aquejan diferentes enfermedades propias del envejecimiento, mientras que, por otra parte, diferentes expertos han situado la barrera en los 130 años. De momento. 

Para conseguir la vida eterna, algunos estudios han experimentado con embriones de animales y células madre humanas, con grandes resultados, aunque cuestionables de nuevo por parte de la ética científica. 

¿Merece la pena vivir más? Y la gran pregunta: en caso de poder extender la vida más allá del límite, ¿quién podrá acceder a estos novedosos procedimientos, a la par que costosos?

Hay quien cree que los servicios de rejuvenecimiento estarán al alcance de todos, como ya ocurrió con la llegada de los móviles a precios más asequibles. 

“Las tecnologías que inicialmente solo son asequibles para los ricos suelen estar más disponibles con el tiempo”, aseguró a CNBC Stefan Schubert, investigador de la London School of Economics.

Un punto de vista que compartió Jaan Tallinn, cofundador de Skype, quien cree que la búsqueda de la vida eterna será positiva para toda la humanidad.

“Creo que la muerte involuntaria es moralmente mala, lo que hace que la búsqueda de la longevidad sea moralmente noble”, recalca Tallinn. “Los primeros en adoptar siempre tienden a pagar más y a asumir mayores riesgos que el ‘mercado masivo’”.

9 secretos para alargar la vida, avalados por la ciencia: desde practicar sexo regularmente y disfrutar del arte, hasta mantener los músculos tonificados

A pesar de ello, como decía el poeta Jorge Manrique en Coplas por la muerte de su padre: "Ved de cuán poco valor son las cosas tras que andamos y corremos, que en este mundo traidor aun primero que muramos las perdemos". 

Es decir, que el fin de la vida llega incluso hasta para el más adinerado. Sin embargo, algunos multimillonarios del mundo de la tecnología han adquirido este tipo de negocios de investigación.

Entre estos el más destacado fue Jeff Bezos, de quien recientemente se informó sobre sus inversiones en el ámbito de la reprogramación biológica. Aunque también aparecen Yuri Milner, Larry Ellison y Michael Spencer.

Los multimillonarios buscan la vida eterna con negocios incipientes de biotecnología

En el campo del rejuvenecimiento nada está escrito, aunque existen ya personalidades científicas bastante reconocidas, como Carlos Izpisua Belmonte, detrás de los experimentos entre células madre humanas y embriones de monos.

Este, según un informe del MIT publicado recientemente, formará parte de la startup Altos Labs para conseguir la fuente de la eterna juventud. Detrás de su financiación está Yuti Milner –detrás del capital de Twitter y Facebook– y, presuntamente, Jezz Bezos

Aunque no son los únicos que se han sumado a la nueva tendencia. Tal y como informó The New Yorker, Larry Ellison, fundador de Oracle, ha destinado más de 370 millones de dólares (315 millones de euros) al estudio del envejecimiento y las enfermedades propias de la edad

A Ellison se han unido también Sergey Brin y Larry Page, a través de la creación de la biotecnológica Calico, que forma parte de Alphabet (Google). Según Time, el propio Page ha invertido en una startup de Anne Wojcicki, la esposa de Brin. 

La compañía en cuestión fue 23andMe, de secuenciación genética. Además, por su parte, Brin se unió a Mark Zuckerberg, de Facebook, y a Milner, en la fundación del Premio Breakthrough para "extender la vida humana", con 33 millones de dólares (28 millones de euros).

Las amistades financieras, en el caso de la biotecnología, suelen ser habituales. En este sentido, Peter Thiel, cofundador de PayPal y Palantir, y Bezos invirtieron en Unity Biotechnology. Este último aportó 122 millones de dólares en 2016, aunque sin un retorno claro de la inversión

Otra startup del entorno es Juvenescence, del multimillonario Jim Mellon y la cual logró recaudar 170 millones de dólares (145 millones de euros) con inversiones por parte de Mike Cannon-Brookes, cofundador de Atlassian, o Michael Spencer, fundador de NEX Group, según CNBC

Para algunos, las investigaciones sobre el envejecimiento son prometedoras y un gran avance para la sociedad. Por ejemplo, Tallinn declara que los esfuerzos y los estudios eran "encomiables".

Sin embargo, también hay quien piensa que sería más acertado invertir estas grandes fortunas en la mitigación del cambio climático, antes que en la búsqueda de la eternidad.

"Es un poco inútil vivir para siempre en un planeta moribundo”, declara Jon Crowcroft, profesor de ciencias de la computación en la Universidad de Cambridge.

Aunque es un sector con desarrollos muy tempranos, es más que probable que se vean grandes avances, en caso de que las enormes fortunas del mundo sigan invirtiendo. Con una pregunta muy clara: ¿quiénes serán los beneficiados?

Otros artículos interesantes:

Científicos chinos desarrollan una terapia genética que retrasa el envejecimiento

La fórmula de la juventud eterna: científicos de Corea del Sur descubren cómo revertir el envejecimiento

Una startup pretende alargar la esperanza de vida de los perros como paso previo al experimento con humanos

Te recomendamos

Y además