Pasar al contenido principal

Por qué las multinacionales pueden sobrevivir al impacto de los conflictos comerciales en los mercados

Se espera que Amazon abra más tiendas físicas y siga expandiendo su negocio en el sector alimentario.
Shutterstock/PeterVandenbelt
  • Pese a que los vientos se han ido calmando, una de las preguntas que muchos inversores se hacen es si preocupa el impacto de la guerra comercial en el impacto actual para las compañías cotizadas.
  • En un momento en el que las aduanas y otras restricciones amenazan con deshacer décadas de liberalización del comercio, ¿son estas empresas las más vulnerables?
  • Es posible que la respuesta le sorprenda, tal y como analiza Jody Jonsson, gestora de Capital Group: Aunque desde luego sigo la situación política, el impacto que pueda tener sobre las multinacionales bien gestionadas no le preocupa demasiado.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Pese a que los vientos se han ido calmando una de las preguntas que muchos inversores se hacen es si preocupa el impacto de la guerra comercial en el impacto actual para las compañías cotizadas.

En un momento en el que las aduanas y otras restricciones amenazan con deshacer décadas de liberalización del comercio, ¿son estas empresas las más vulnerables?

Es posible que la respuesta le sorprenda, tal y como analiza Jody Jonsson, gestora de Capital Group: aunque desde luego sigo la situación política, el impacto que pueda tener sobre las multinacionales bien gestionadas no le preocupa demasiado. Dicho de manera simple, son las compañías mejor posicionadas para “navegar un entorno incierto y para diseñar soluciones efectivas, que incluyen el enfoque multilocal que les acerca a los clientes de todo el mundo”, destaca.

Leer más: Las 6 mejores acciones del Ibex 35 por su tendencia alcista

La tregua comercial sería temporal

Cuando el experto habló de este tema por primera vez, hace casi 2 años, la guerra comercial entre China y Estados Unidos estaba “empezando a recrudecerse”, comienza. Desde entonces, ha habido varios giros y sorpresas que, finalmente, “nos han llevado a una «fase primera» de un acuerdo comercial entre Pekín y Washington, que adoptaron el pasado 15 de enero”, describe.

Jonsson expone que, con todo, está claro que este pacto comercial es un paso en la buena dirección: China ha accedido comprar más productos estadounidenses, mientras que Estados Unidos ha reducido algunos aranceles sobre los productos hechos en China. Sin embargo, desde su punto de vista, aún queda “mucho camino por recorrer antes de que las dos economías más importantes del mundo se enfrenten a los problemas más complicados, como el robo de propiedad intelectual o los importantes subsidios que reciben las empresas propiedad del gobierno chino”. Esos temas pueden tardar años, o incluso décadas, en resolverse.

Mientras tanto, las empresas que hacen negocios por todo el mundo están haciendo lo que se les da mejor: “navegar en río revuelto y encontrar una manera de tener éxito a pesar de los escollos geopolíticos”, afirma.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

Mantener la calma

Hay un motivo por el que las multinacionales han llegado a dominar la economía global y los mercados financieros, asegura Jonsson. En su mayoría, las dirigen “personas inteligentes, resilientes y con experiencia, que son capaces de adaptarse a las condiciones cambiantes”. Además, ya se han enfrentado “a todo tipo de entornos comerciales”, tanto favorables como desfavorables, y por eso opina que estas compañías, “veteranas de mil batallas”, se encuentran “en la mejor posición para sobrevivir e incluso prosperar en un entorno hostil”.

De este modo, para los inversores, es importante “evitar centrarse demasiado en los rumores que rodean al comercio y al proteccionismo”. Es fácil perderse en la retórica sobre el acero, o los brotes de soja, o cualquier materia prima que “sea el siguiente objetivo”

Todos los días aparecen datos contradictorios, y muchas veces no tienen mayor consecuencia. En la medida en que los conflictos comerciales hacen que los inversores se alejen de las multinacionales, “restar demasiada atención a su discurso va en detrimento del éxito de las inversiones a largo plazo”, concluye.

Y además