Pasar al contenido principal

Mumablue, la startup de cuentos personalizados para niños, creció un 138% en 2020: así se ha labrado su éxito

Cristina Rodríguez, CEO de Mumablue.
Cristina Rodríguez, CEO de Mumablue. Mumablue

  • Mumablue es una startup de libros infantiles personalizados que, mediante un sencillo editor online, permite crear “dobles” de los niños y niñas para que se convierten en protagonistas de su propia aventura. 
  • Su CEO, Cristina Rodríguez, decidió crear hace 5 años esta empresa para animar a los más pequeños a la lectura.
  • Hasta la fecha, la startup ha vendido más de 500.000 ejemplares que han sido traducidos a 11 idiomas en 34 países distintos. 
  • En España, las ventas han crecido un 138% respecto a las registradas el año pasado. 
  • En 2017, Mumablue fue una de las startups españolas seleccionadas por Google para la primera fase de su programa Campus Residency. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cristina Rodríguez es publicista especializada en animación 3D y postproducción digital. En 2015, decidió emprender su propio proyecto cuando fue despedida de la empresa en la que trabajaba al quedarse embarazada. Fue entonces cuando creó Mumablue, una startup de libros infantiles personalizados que, mediante un sencillo editor online, permite crear “dobles” de los niños y niñas para que se convierten en protagonistas de su propia aventura. 

La chispa que encendió la idea del negocio fue notar lo complicado que era animar a sus sobrinas, en edad de empezar a leer, a que cogiesen un libro cuando había una tablet de por medio. "Eso me daba mucha pena porque de los mejores recuerdos que guardo de mi infancia son leyendo un libro. Me daba mucha rabia que costase tanto convencerlas y hacerles ver las maravillas de la lectura", comenta Rodríguez en una entrevista para Business Insider España

"Le di vueltas a cómo motivarles y descubrí que la mejor manera era hacer que ellas fueran las protagonistas. Es como si Steven Spielberg te hace una película, ¿cómo no vas a ir a verla?", apunta.

Leer más: El 'Amazon' del bienestar: esta plataforma de medicina preventiva ofrece servicios que van desde pediatría hasta cuidado de mayores o auditorías de COVID-19

Rodríguez cuenta que cuando sus sobrinas vieron el resultado fue un éxito rotundo, porque se veían volando y hablando con duendes y hadas. "Había conseguido que el impacto fuese lo suficientemente positivo como para que se enamorasen de la lectura y a día de hoy son lectoras fanáticas", añade.

Tras este éxito, la emprendedora quiso crear cuentos personalizados y comenzó a fotografiar niños en un croma en su estudio, para después añadirlos a las escenas fantásticas con fotorrealismo ilustrado. Cuando la demanda fue tan alta que no lograba cubrirla, decidió ampliar y escalar su proyecto, dando paso a lo que ahora es Mumablue.

"Al principio tenían que venir al estudio y se hizo inviable. Entonces cree un software que pudiese producir esas imágenes", afirma. 

Además del nombre y el sexo, es posible elegir el color y la forma de los ojos, así como el color de pelo y de piel, o incluso se puede crear el avatar incluyendo accesorios como gafas o audífonos. "Estamos haciendo cada vez que el software tenga más variables", apunta la empresaria canaria.

Mumablue
Mumablue

Con el objetivo de inculcar la pasión por la lectura a niños de 1 a 9 años, a la vez que se les transmiten valores como la empatía, la confianza y la amistad, Mumablue ha creado 7 historias diferentes: Burbujas, El reino de Meriñán, Planeta Gelatina, Chucheritis, Aventuras en Alaska, Superpoderes y Juntos, en las que se destacan valores .

Este último tuvo especial éxito durante la pandemia, ya que habla de la importancia de pasar tiempo en familia.

Aunque la pandemia tuvo un impacto muy negativo al principio y las ventas se desplomaron, el hecho de que las familias se recluyeran en casa y tuvieran que buscar aliados para entretener a los niños y que no perdieran el hilo educativo y la motivación, hizo que las ventas repuntasen.

El impulso de Google ayudó en su internacionalización

En 2017, Mumablue fue una de las startups españolas seleccionadas por Google para la primera fase de su programa Campus Residency. Se trata de una iniciativa de 6 meses de duración, gratuita y dirigida a startups de base tecnológica del área B2C (Business to Consumers) con producto en el mercado. 

Tras esta experiencia, la startup estableció sus oficinas en Campus Madrid en agosto de 2017, donde recibió apoyo estratégico y asesoramiento personalizado ayudando a desarrollar su red de contactos y acceder a los perfiles que necesitaban para su equipo. El paso por Campus Madrid supuso "un punto a favor" para la internacionalización de la compañía, que en pocos meses logró estar presente en todo el mercado europeo y aumentar su presencia en otros mercados, como Estados Unidos.

A día de hoy, Mumablue está en más de 45 países y cuenta con un equipo de 17 personas. "Nuestro objetivo ahora es crecer internacionalmente y conquistar más mercados, como Asia", sostiene Rodríguez. 

Por un precio que oscila entre 32 y 37 euros, la empresa ha vendido hasta la fecha más de 500.000 ejemplares que han sido traducidos a 11 idiomas en 34 países distintos. En concreto, en España las ventas han crecido un 138% respecto a las registradas el año pasado. 

Mumablue no puede ofrecer datos de facturación por su asociación con la editorial Planeta.

Y además