Elon Musk pide a sus empleados que imaginen que llevan bombas atadas a la cabeza para trabajar más rápido

Elon Musk

Yasin Ozturk/Anadolu Agency via Getty Images

  • Según informa Reuters, Elon Musk recomendó a los empleados de Neuralink que imaginaran que llevaban bombas atadas a la cabeza para trabajar más rápido.
  • Los empleados han explicado a Reuters que la insistencia de Musk en la velocidad ha provocado un aumento del número de animales sacrificados en las pruebas.
  • Neuralink se enfrenta a una investigación judicial por el trato que da a los animales de laboratorio, según Reuters.

Elon Musk ha presionado en repetidas ocasiones a los empleados de Neuralink para que trabajen más rápido, incluso diciéndoles que imaginen que tienen una bomba atada a la cabeza para animarles a esforzarse más, según una reciente información de Reuters.

Tres fuentes han explicado a la agencia que han oído a Elon Musk hacer este comentario en varias ocasiones a lo largo de los últimos años. Un antiguo empleado afirma que Musk comunicó a los trabajadores que provocaría un "fallo de mercado" en la empresa si los empleados no conseguían acelerar el progreso, según Reuters.

A principios de este año, Musk dijo a los trabajadores en un correo electrónico que la empresa no se estaba moviendo lo suficientemente rápido, según Reuters. "Me está volviendo loco", escribió.

Los empleados dicen que la presión de Musk para acelerar el desarrollo en Neuralink ha llevado a experimentos defectuosos y a un aumento en el número de animales que han muerto en las pruebas, informa Reuters, que cita documentos internos y entrevistas con más de 20 actuales y antiguos empleados. La citada agencia señala que han muerto unos 1.500 animales relacionados con Neuralink, basándose en documentos internos y fuentes al corriente del asunto.

El inspector general del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) está investigando la empresa de chips cerebrales a petición de un fiscal federal, según han declarado dos fuentes a Reuters. La investigación se centra en la Ley de Bienestar Animal, que regula el trato a los animales en la investigación, y se puso en marcha en los últimos meses, según Reuters.

Los portavoces de Neuralink y del USDA no han respondido a las preguntas de Business Insider antes de la publicación de este artículo.

La noticia de la investigación llega después de que el denominado Comité de Médicos por una Medicina Responsable dijera a principios de año que había obtenido documentos que demostraban que los monos experimentaron "un sufrimiento extremo como resultado de un cuidado inadecuado de los animales y de los implantes experimentales de cabeza altamente invasivos durante los experimentos". 

La semana pasada, Musk pareció responder a las preocupaciones relacionadas con el trato que Neuralink da a sus sujetos de prueba durante un evento de exhibición, afirmando que los monos de prueba "realmente disfrutan haciendo las demostraciones", ya que son recompensados con golosinas.

 

Musk cofundó Neuralink en 2016 como una empresa de interfaz cerebro-ordenador. El multimillonario ya afirmó en el pasado que los chips de Neuralink, que son dispositivos del tamaño de una moneda diseñados para implantarse en el cerebro mediante un robot quirúrgico, podrían algún día hacer cualquier cosa, desde curar la parálisis hasta dotar a las personas de poderes telepáticos.

Pero la empresa parece haberse quedado rezagada con respecto a la competencia. Otra startup de interfaz cerebro-ordenador, Synchron, lanzó ensayos en humanos en 2019 en Melbourne, Australia, y se adelantó a la compañía de Musk al implantar su primer dispositivo en un paciente estadounidense a principios de este año. Mientras tanto, desde 2019, Musk ha fijado e incumplido repetidamente sus propios objetivos sobre cuándo Neuralink comenzaría a implantar sus dispositivos en cerebros humanos. En agosto, Reuters informó que el multimillonario se había acercado a Synchron sobre la posibilidad de invertir en el competidor.

No es la primera vez que Musk presiona a sus empleados para que trabajen a un ritmo vertiginoso. Se sabe que el multimillonario ha impulsado objetivos elevados en Tesla y SpaceX. Más recientemente, ha pedido a los empleados de Twitter que trabajen "muy duro" e incluso parece haber animado a los trabajadores a pasar noches enteras en la oficina.

Lee la noticia completa de Reuters en su página web.

Te recomendamos