Musk quiere que Twitter deje de ser una plataforma de nicho

Una foto de Elon Musk entre logotipos de Twitter

REUTERS/Dado Ruvic

La revolución ha llegado a Twitter de la mano de Elon Musk, el nuevo propietario de Twitter quiere dejar su impronta y uno de sus objetivos es que la red social pase de ser de nicho a que tenga alcance en la vida de todos los estadounidenses.

Así lo ha confirmado el también dueño de Tesla en la Gala anual del Met en Nueva York, ya que espera ampliar la audiencia de Twitter de forma significativa.

"Ahora mismo es una especie de nicho. Quiero que un porcentaje mucho mayor del país esté en ella, participando en el diálogo", ha dicho Musk en declaraciones recogidas por Reuters.

Twitter tiene unos 40 millones de usuarios activos diarios en Estados Unidos, según su más reciente informe de resultados. Pero a Musk no le basta, y ha señalado que quería que la plataforma fuera "tan ampliamente inclusiva como sea posible, donde idealmente la mayor parte de Estados Unidos esté en ella y hable".

Entrevista exclusiva con Elon Musk sobre su fama en Twitter, la soledad y el futuro de la inteligencia artificial

Descrito por él mismo como un "absolutista de la libertad de expresión", el multimillonario también ha comentado que haría que Twitter fuera transparente en cuanto a la promoción o degradación de los tuits y que quería que su software estuviera disponible públicamente para su crítica.

Pero con los cambios que pretende Musk, no todo el mundo está de acuerdo. Desde la compra de Twitter, cada vez son más las voces que apuntan a un posible éxodo de empleados en la compañía, algo que parece que a Musk no le preocupa. "Es un país libre. Ciertamente, si alguien no se siente cómodo con eso, por su propia voluntad se irá a otro sitio. Eso está bien", ha dicho.

La semana pasada Business Insider confirmaba las sensaciones del mencionado éxodo. Un exejecutivo de Twitter que ahora dirige otra empresa asegura que los mensajes y las llamadas de los empleados de Twitter preguntando por oportunidades de trabajo se han convertido en algo cotidiano.

"Cualquier sensación de que se está produciendo un éxodo es correcta", apunta esta persona.

Una de las principales preocupaciones sobre un Twitter controlado por Musk entre los empleados y ejecutivos, aseguraba esta persona, es el estilo de liderazgo impulsivo de Musk y que obligará a la empresa a actuar en "sus decisiones impulsivas" y "reacciones instintivas". 

También destacaba su falta de comprensión de los "matices y la complejidad" detrás de la moderación de contenidos y los años de trabajo que Twitter ha dedicado a limitar el acoso, los mensajes de odio y el contenido tóxico dentro de la plataforma.

Otros artículos interesantes:

"Un bufón demasiado endeudado": Elon Musk se juega su imperio empresarial con la compra de Twitter

Entrevista exclusiva con Elon Musk sobre su fama en Twitter, la soledad y el futuro de la inteligencia artificial

Elon Musk quiere acabar con los bots de spam en Twitter, pero casi la mitad de sus propios seguidores son cuentas falsas

Te recomendamos