La coalición #StopToxicTwitter, que insta a las marcas a dejar de anunciarse en Twitter, ha provocado "una caída masiva de los ingresos", afirma Musk: "Están intentando destruir la libertad de expresión en Estados Unidos"

Katherine Tangalakis-Lippert
| Traducido por: 
Una ilustración de Twitter

(Ilustración fotográfica de Pavlo Gonchar/SOPA Images/LightRocket vía Getty Images)

  • Los grupos de defensa han enviado una carta a los anunciantes de Twitter, instándoles a presionar a Musk para que adopte la moderación de contenidos o suspenda los anuncios.
  • General Mills, GM, Audi y otras marcas han suspendido los anuncios en la plataforma desde la toma de posesión de Musk.
  • "Twitter ha tenido una caída masiva de ingresos", tuiteó Musk el viernes, citando la presión sobre los anunciantes.

Los anunciantes han suspendido el uso de Twitter para promocionar sus marcas tras la adquisición de la plataforma social por parte de Elon Musk, de 44.000 millones de dólares, lo que ha provocado una "caída masiva de los ingresos", según tuiteó el viernes el nuevo propietario. 

La coalición #StopToxicTwitter, un grupo cada vez más numeroso de organizaciones de defensa y vigilancia de los medios de comunicación, entre las que se encuentran Media Matters for America, Accountable Tech y la NAACP, ha instado a los principales anunciantes de Twitter a que presionen a Musk para que adopte la moderación de contenidos o boicotee la plataforma por completo ante la preocupación de que aumente el extremismo y la incitación al odio. 

"En las 24 horas siguientes a la toma de posesión de Musk, la plataforma se vio inundada de odio y desinformación", se lee en una carta abierta a las marcas, entre ellas Amazon, HBO y Apple, enviada por la coalición, en la que se citan los informes de que el uso de la palabra N en Twitter se disparó en casi un 500% tras la toma de posesión de Musk y los recientes tuits del propio Musk en los que compartía teorías conspirativas sobre el ataque a Paul Pelosi. "Sin esfuerzos deliberados por parte de Twitter para abordar este tipo de abuso y odio, sus marcas estarán apoyando activamente la aceleración del extremismo".

Grandes marcas, como General Mills, GM y Audi, han suspendido los anuncios en la plataforma desde la compra, y varias de ellas citan la preocupación por la seguridad de la marca en la plataforma, algo que Musk tuiteó el viernes.

"Twitter ha tenido una caída masiva de ingresos, debido a que los grupos activistas presionan a los anunciantes, a pesar de que nada ha cambiado con la moderación de contenidos y de que hicimos todo lo que pudimos para apaciguar a los activistas", tuiteó Musk, aunque el personal que antes estaba a cargo de la moderación de contenidos y de la verificación de figuras políticasha sido despedido desde que se concretó la adquisición. 

"¡Extremadamente desordenado!", añadió Musk. "Están intentando destruir la libertad de expresión en Estados Unidos".

El autodenominado "absolutista de la libertad de expresión" ha prometido convertir la plataforma de medios sociales en algo parecido a una "plaza digital" que se adhiera a las protecciones de la primera enmienda en materia de expresión, pero los anunciantes han expresado su preocupación por el hecho de que sus marcas se muestren junto a contenidos constitucionalmente protegidos, pero de mal gusto u odiosos.

"En este momento, no podemos afirmar con seguridad que Twitter sea un lugar seguro para las marcas", apunta Interpublic Group, una agencia de publicidad, a The Wall Street Journal sobre su decisión de suspender los anuncios.

 

Según la coalición #StopToxicTwitter, los despidos masivos en Twitter han hecho imposible que la plataforma se adhiera a las normas de moderación de contenidos que actúan como salvaguardias críticas para las marcas, a pesar de que Musk ha asegurado que no se han aplicado cambios en las políticas de moderación de contenidos. 

"Elon Musk ha demostrado que no le es posible mantener las salvaguardas de marca que han existido en Twitter. Ya no hay tiempo para confiar, pero verificar, es hora de escalar", cuenta Angelo Carusone, presidente y CEO de Media Watters for America, miembro de la coalición #StopToxicTwitter, en un comunicado enviado por correo electrónico a Business Insider. 

Carusone dijo que Musk debe ganarse de nuevo la confianza de los anunciantes y hasta ahora no ha estado dispuesto a hacerlo. Pide a las marcas que abandonen la plataforma para proteger su integridad.

"Si no se van ahora, la publicidad en Twitter será similar a la de Parler antes de la insurrección del 6 de enero", añadió Carusone.

Musk y los representantes de Twitter no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentario de Business Insider.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.