My Ami Buggy: La nueva movilidad te lleva de aventuras

my ami buggy - real - foto portada
  • Digno heredero del estilo e imaginación del legendario Citroën Méhari, el nuevo My Ami Buggy es todo un ejercicio de funcionalidad y diversión.
  • Sensación de libertad con una apuesta por el ocio responsable y sostenible, son las propuestas de esta edición exclusiva del Citroën Ami, que desde ya se ha convertido en un objeto de deseo.
  • El compromiso de Citroën con la movilidad sostenible se hace patente de nuevo, con la apuesta por romper convenciones y crear un producto aún más emblemático.

La edición limitada My Ami Buggy del genial Citroën Ami ha sido especialmente pensada para las escapadas y el ocio más aventurero y sostenible. Sigue siendo ese transgresor objeto de movilidad 100% eléctrico que cada vez ves más en las calles de tu ciudad, pero esta vez nos invita a salir del asfalto para disfrutar nuevos caminos.

Hay una tendencia imparable que tiene que ver con el turismo sostenible. Disfrutar del ocio en la playa, junto a la montaña o en cualquier bosque, tiene un impacto medioambiental del que debemos ser conscientes. Si la idea es tratar de reducirlo, pensar en soluciones como las que propone Citroën se hace especialmente relevante. La marca va más allá de la movilidad eléctrica y sin emisiones, su apuesta se decanta por las soluciones sencillas, atractivas y personalizadas. De ahí nace este My Ami Buggy que tras pasar de concept a realidad, se ha convertido en...

¡Un objeto de deseo!

Con sus 2,41 m de largo y 1,39 m de ancho, el Citroën Ami destaca por su diseño extrovertido, colorista y musculoso, y la irrupción de versiones exclusivas lo están convirtiendo en un irresistible objeto de atracción.

En el caso del My Ami Buggy, las reacciones están siendo sorprendentes. En Francia, las 50 primeras unidades que se pusieron a la venta se agotaron en menos de 18 minutos. 

Poner el foco en el ocio responsable y en la sensación de libertad es un tanto a favor de la marca. Este My Ami Buggy añade aún más picante a ese objetivo con su nuevo "traje de explorador" a la medida de los aventureros.

VIDEO

CITROËN MY AMI BUGGY LISTO PARA LA AVENTURA

Con mucha personalidad

Descapotable y sin puertas (se han sustituido por unos tubos metálicos) todo en este Ami Buggy invita a salir de exploración. Sea cual sea tu actividad favorita: submarinismo, surf, visitar calas, escalada, un paseo por el bosque… En el Ami Buggy hay sitio para dos plazas gracias a su habitáculo amplio y muy bien aprovechado. Y puedes llevarte todo el equipo necesario, por ejemplo si te apasiona bucear, dispone de 63 litros de espacio de almacenamiento delante del asiento del pasajero, y aún más espacio en la parte trasera, para llevar botellas y el equipo necesario. 

Por fuera, el color Khaki de la carrocería con toques de amarillo vibrante redondean esa sensación de aventura, gracias a un "traje de explorador" a su medida. Paragolpes, placa frontal y protectores de los faros, unidos a los ensanchados pasos de rueda y los faldones laterales, están diseñados para dar sensación de robustez

Por otro lado, detalles como el techo descapotable del Ami Buggy, formado por una capota en color gris claro, tienen una clara inspiración en el mítico Méhari. Una capota realizada en un tejido impermeable y con tratamiento anti UV, que además se puede enrollar y guardar fácilmente tras los asientos.

Hablando del icónico Méhari

Pues sí, My Ami Buggy puede considerarse digno heredero de las ideas que nos trajeron el Citroën Mehari, sin duda un vehículo avanzado a su tiempo. Su carrocería de plástico y resinas, ligero y ágil, era capaz de enfrentarse a firmes irregulares sin grandes problemas, no le temía al barro ni encallaba en la arena o en la nieve. 

Como el Ami Buggy, estaba pensado para los amantes del aire libre. Se fabricaron 150.000 unidades durante casi 20 años, y en sus versiones 4x4 se utilizaron como “ambulancia rápida” en el París-Dakar de 1980, donde demostraron ser muy eficaces para rodar por las dunas.

El ADN Ami

My Ami Buggy posa con Ami - foto interior

Y lo mejor de todo. Sigue siendo un Ami. Con el ADN que ya conocemos: fácil de aparcar, ligero y sencillo de conducir. 

Accede con libertad a zonas de bajas emisiones, es compacto y confortable, silencioso, y sobre todo es una apuesta por la movilidad eléctrica y el uso consciente del transporte. Su autonomía de 75 Km y velocidad máxima de 45 Km/h le permiten moverse sin problemas durante el día. Capaz de recargarse con una toma doméstica de 220V y estar siempre preparado para la próxima aventura que tengas en la cabeza. 

Listo para explorar nuevos territorios. Dar rienda suelta a tu sensación de libertad. ¿Qué planes tienes para hoy?