Pasar al contenido principal

El lanzamiento del nuevo mercado de derivados sobre aceite de oliva virgen extra busca una revolución más allá de las materias primas: desde generar liquidez para criptoinversores, hasta mejorar la cadena de suministro

Un trabajador revisa una línea de embotellado de aceite de oliva en una planta de Dos Hermanas (Sevilla)
Reuters

  • El mercado de las materias primas ha vivido una nueva revolución tras la creación del primer mercado de derivados sintéticos sobre el aceite de oliva virgen extra.
  • Este poryecto llega de la mano de Ismael Santiago, profesor y doctor en finanzas de la Universidad de Sevilla y CEO de Olivachain I+D+I, junto con Crypto Plaza y con la plataforma tecnológica DeFi OPIUM
  • Business Insider España ha conversado en exclusiva con Ismael Santiago, uno de los impulsores de este ambicioso proyecto, y con otros analistas, para valorar el impacto y las posibilidades de crecimiento del aceite de oliva virgen extra.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las materias primas abarcan múltiples productos cotizados que van desde el oro, el petróleo, hasta el zumo de naranja o las tripas de cerdo. 

Sin embargo, hay un producto de consumo que no falta en casi ninguna vivienda de España y que no cotizaba en el espectro de las commodities. Hasta ahora. Y es que se ha creado el primer mercado de derivados sintéticos sobre el aceite de oliva virgen extra de la mano de Ismael Santiago, profesor y doctor en finanzas de la Universidad de Sevilla y CEO de Olivachain I+D+I, junto con Crypto Plaza y con la plataforma tecnológica DeFi OPIUM.

Business Insider España ha conversado en exclusiva con Ismael Santiago, uno de los impulsores de este ambicioso proyecto, y con otros analistas, para valorar el impacto y las posibilidades de crecimiento del aceite de oliva virgen extra dentro del mercado de las materias primas.

Según Santiago, hay un urgente desafío de ensanchar el mercado del aceite en España y eso lleva a las empresas del sector a acelerar sus procesos de transformación digital para aumentar su comercialización e internacionalización. 

“El futuro del aceite de oliva pasa, sí o sí, por internet y por ello es tan necesario nuestro Mercado Descentralizado de Derivados Financieros Sintéticos, ya que facilita una promoción a nivel global como nunca se ha visto gracias al desarrollo exponencial actual del mercado DeFi (finanzas descentralizadas), con unos costes de transacción muy asumibles y que lo hacen viable”, comenta Santiago.

El doctor en finanzas describe que el Mercado Descentralizado de Derivados Financieros Sintéticos para el Aceite de Oliva (MD-FISAO) permitirá dar una transparencia en precios del aceite de oliva virgen extra, a todos los agentes intervinientes en la cadena de suministro de este sector, gracias a la tecnología blockchain facilitada por el mercado DeFi y con la que cuenta su proyecto. 

Leer más: Cómo elegir un bróker si quieres comenzar a invertir en bolsa

Este Mercado Descentralizado de Derivados Financieros Sintéticos para el Aceite de Oliva (MD-FISAO) iniciará su funcionamiento coincidiendo con el evento DEFIMADRID HACKATÓN. Para ello, informa Santiago, se hará una presentación oficial para profesionales de la inversión en el criptomercado, del propio sector del aceite de oliva y de los medios de comunicación. 

“Además, damos la posibilidad de que los productores de aceite de oliva puedan cubrir su producción mediante derivados sintáticos, pare ello se cuenta con una plataforma y un protocolo robusto que permite crear, liquidar y negociar derivados sintéticos descentralizados”, comenta. Y a eso hay que sumarle que ofrecen los criptoinversores del mercado DeFi (finanzas descentralizadas) que harán viable a este mercado descentralizado de productos sintéticos.

El potencial en el mercado del aceite de oliva

Santiago alude al Observatorio de Precios y Mercados de la Junta de Andalucía, en su informe el 27 de julio al 2 de agosto del presente año, que habla sobre la gran producción de este producto para desvelar el interés que puede tener desde el punto de vista de la inversión. “Los precios medios registrados oscilaron entre 1.901-2.150 el kilo de aceite de oliva virgen extra, mientras que las entidades que colaboran con dicho Observatorio en la categoría virgen extra han comercializado 717 toneladas, lo que permite hacernos una idea del valor aproximado semanal de negociación de este producto”, afirma. 

“Basándonos en estas cifras aproximadas y con la clara intención de ser un mercado de referencia para el sector podemos hacernos una leve idea del volumen de inversión e inversores que captaremos para este mercado descentralizado sintético de derivados financieros”, agrega.

A su modo de ver desembarcan en un mercado muy líquido, con una capitalización de más de 11.000 millones de dólares y con una cantidad de efectivo bloqueada en los contratos de DeF,i para garantías, superior a los 6.000 millones de dólares, montante conseguido en poco más de dos meses. “Estas cifras demuestran el crecimiento exponencial de este mercado DeFi en donde se contextualiza nuestro mercado de productos sintéticos”, afirma.

Leer más: Aprende a invertir tu dinero y batir a la inflación

No obstante, algún experto considera que hay que tener prudencia con el desarrollo y puesta en marcha de este mercado. En declaraciones a Business Insider España de José Luis Cárpatos, director de inversiones de Gloversia Eafi, hay que tener cierta cautela. “Es un mercado muy complicado que requiere profundos conocimientos específicos para moverse en él y como pasó con el anterior mercado de futuros sobre aceite en España, es de esperar baja liquidez”, aventura. Al menos en el corto plazo.

Al hilo de todo esto, en el año 2006 el volumen medio diario expresado en euros del antiguo y desaparecido mercado de futuros del aceite de oliva fue de 660.110,74 euros, con un volumen medio diario de contratos (en toneladas) de poco más de 208

Los ambiciosos objetivos

¿Y qué objetivos se traza el proyecto? Santiago expone que, especialmente, proporcionar transparencia de precios con garantía y trazabilidad blockchain; I+D+i concretada en la última tecnología financiera blockchain disponible en el sector DeFi; o facilitar una herramienta para mejorar la integración de la cadena de suministro global

“También, contribuir al cumplimiento de la ley al no vender a pérdidas, aportar gran cantidad de liquidez por parte de criptoinversores globales de todo el mundo y conseguir una difusión y promoción mundial no conocida hasta la fecha, de un producto tan centenario como el aceite de oliva”, asegura.

Dentro de España, Andalucía es líder en la producción oleícola a nivel mundial, con el 80% de la cosecha nacional. Solo en esta comunidad autónoma, la superficie de olivar para almazara ha crecido más de 100.000 hectáreas en 10 años, superando actualmente 1,5 millones de hectáreas de olivos plantadas. 

El valor de la producción andaluza del aceite de oliva ascendió a 3.549 millones de euros en 2018, siendo uno de los sectores productivos más importantes para la economía regional y nacional. Sin embargo, pese a este liderazgo, atraviesa una severa crisis de precios donde consideramos que este nuevo mercado de derivados sintéticos contribuirá notablemente a su solución, ya que facilita la cobertura de precios a los productores mediante la contrapartida que facilitan los inversores en el ámbito del criptomercado, facilitando una liquidez a este mercado como nunca se ha conocido”, analiza el CEO de Olivachain I+D+I. 

Leer más: 5 conceptos básicos que conocer para comenzar a invertir en bolsa

"España tiene casi el 50% de la producción mundial y, aunque pueda parecer increíble, el 65% de la producción española está en manos de marcas blancas, lo cual responde a que está basada en volumen y precios alejados del concepto de calidad, como es el que debería de primar", profundiza para Business Insider España Rafael Ojeda, analista macro de Fortage Funds. 

“Esto está ocasionando que los productores de aceite en Andalucía no dispongan de un mecanismo transparente y no consigan repercutir los costes en el precio y puedan incluso perder dinero, por lo que puede ser interesante la creación de este mercado descentralizado, ya que puede poner realmente en precio el aceite de oliva virgen”, agrega. 

Por lo que respecta al volumen de inversión e inversores es importante conocer la actividad semanal del sector del aceite de oliva, que potencialmente puede ser objeto de este mercado de derivados financieros sintéticos para este producto. 

En 2018, el Grupo de Investigación de Finanzas PAIDI (SEJ-500) de la Universidad de Sevilla llevó a cabo un exhaustivo estudio económico-financiero de las 30 principales empresas aceiteras de España, que suponía una muestra representativa de este sector a nivel nacional. Su resultado fue esclarecedor y mostraba un grave problema financiero en este mercado y que en la actualidad persiste: una ratio de aprovisionamientos/ventas en niveles del 90%.

La metodología empleada para la valoración financiera del sector fue el descuento de flujo de caja libre para el accionista y para la tasa de descuento se empleó el CAPM, según la empresa cotizada Deoleo y una prima de riesgo del aceite de oliva considerada del 25%.

“Los datos resultantes, atendiendo a una tasa de descuento del 6,25% y una ratio de intangibles del 8%, proporcionaban una valoración del sector de 1.180.714.003,11 euros y de 94.457.120,25 euros de sus intangibles”, destaca Santiago.

“Así, se supuso que con tecnología blockchain, dotada esta de un mercado eficiente de derivados financieros se podría reducir un 5% el valor de la ratio aprovisionamientos/ventas, lo que dio unas nuevas y prometedoras cifras estimadas: una valoración del sector de 4.053.003.989,35 euros y de sus intangibles de 324.240.319,15 euros”, enfatiza el doctor en finanzas de la Universidad de Sevilla. 

De ahí que se supuso que una reducción de un 5% en el coste de aprovisionamiento en relación con las ventas provocaría un aumento en el valor del conocimiento de 229,78 millones euros y que gran parte de este aumento en el valor se debería fundamentalmente a tecnología blockchain y su mercado de derivados. 

Y además