Nadie quería financiar su idea y desde 2012 ha fundado 6 marcas y una app multipedido y acumula más de 20 millones de euros de facturación

Sara Serantes, fundadora de Sushifresh y Freshperts.
Sara Serantes, fundadora de Sushifresh y Freshperts.

Sushifresh

  • Sara Serantes fundó un restaurante de sushi en Barcelona en 2012 poco antes de ser madre: Susifresh. 
  • Al principio nadie confió en su idea. De hecho, Just Eat le auguró un "fracaso estrepitoso" y ahora acumula 20 millones de euros de facturación.
  • Serantes defiende que el negocio del delivery "asalariado, transparente y digno" es rentable.
  • En marzo lanzó Freshperts, una app multipedido en la que se puede comprar comida de las 6 marcas que ha fundado.
  • A pesar de las trabas iniciales para encontrar financiación por ser mujer y madre, Serantes insiste en que es posible emprender y conciliar.
  • Este año prevé facturar 5 millones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El delivery sigue al alza y ahora aún más debido a la pandemia, que ha dificultado ir a comer o cenar a restaurantes. Según datos de Glovo, la compañía pasó de 300.000 pedidos al mes a 1,2 millones durante el mes de abril en todo el mundo.

Esto era inimaginable hace unos años, tal como explica la fundadora de Sushifresh, Sara Serantes. "Iba a los bancos y me preguntaban que si de verdad creía que alguien me iba a comprar comida a través de una web", cuenta.

Serantes fundó su startup en 2012, una compañía que vende sushi a domicilio con un concepto de dark kitchen, es decir, elaboraban alimentos única y exclusivamente para su reparto, sin ningún restaurante presencial. "Con la inversión inicial no era viable mantener un canal digital y otro de tienda. La necesidad nos hizo abrir así", explica, y asegura que es una de las primeras dark kitchen que abrieron en España. 

La idea surgió en Nueva Zelanda, cuando la fundadora estaba trabajando y aprendiendo inglés allí. "Siempre comía sushi para llevar corriendo antes de irme a trabajar. Pensé que eso no estaba en Barcelona y que me gustaría tenerlo", cuenta. "En 2012, el sushi no era tan habitual. Sí que había restaurantes japoneses muy buenos, pero era algo minoritario. Hoy en día ves a los nietos arrastrando a las abuelas a la tienda para pedir".

Leer más: Naifactory Lab, la startup española que crea lámparas y juguetes creativos con algo que tú tiras siempre a la basura: los huesos de aceituna

Empezaron a operar en la cocina de un hotel pagando un alquiler y ahora tienen varios locales con 80 empleados, entre ellos 30 repartidores contratados

"Desde el inicio siempre le hemos dado muchísimo valor a la calidad, entendida tanto a nivel gastronómico como a la hora de contactar con el cliente", cuenta Serantes, e insiste en la importancia de cuidar cada fase. "El reparto es el único contacto de la empresa con el cliente y hay que cuidarlo".

Sushifresh

La fundadora de Sushifresh incide en la dificultad para encontrar repartidores que quieran ser asalariados debido a las "guerras" de empresas más grandes como Glovo o Deliveroo, que doblan el importe por cada reparto si llueve, entre otras circunstancias.

"Nosotros defendemos que el modelo de negocio del delivery, con repartidores asalariados, transparente y digno en todos los sentidos, es rentable", recalca, y explica que si otros no lo hacen es porque este coste se convierte en fijo y, teniendo a riders, es variable. 

Ocho años después de su fundación, el negocio es un éxito y acaban de abrir en Madrid. Serantes justifica el éxito con la base digital que tienen desde el inicio porque, si bien "la tienda es el corazón del negocio, detrás hay también programadores y analistas de datos".

Esa ventaja de ser un negocio con base digital es la que no supieron ver en Just Eat, que al principio les auguró un "fracaso estrepitoso". "El chico que quedó conmigo me dijo que estaba loca si creía que iba a poder posicionarme en Google con comida a domicilio. La realidad es que estábamos más arriba que ellos porque Google les valoraba como agregador y a nosotros como especialistas", cuenta Serantes.

Leer más: Fuell, la startup española que quiere que te olvides de los informes de gastos corporativos desde 5 euros al mes

El cuidado del medioambiente es uno de los puntos fuertes de su filosofía de empresa, que se refleja en el packaging sostenible hecho de cartón que no han cambiado desde que abrieron. 

Sushifresh

Asimismo, en materia de responsabilidad social corporativa, la compañía da la posibilidad al cliente de redondear la compra para donar ese dinero al Hospital Sant Joan de Déu, en Barcelona. Al final del año, Sushifresh dobla esa donación.

Freshperts, la app que aglutina todas las marcas

Una vez consolidada Sushifresh, Serantes fundó otra marca de comida tailandesa, Boko, cuya especialidad son los currys. Y no se quedó ahí: ya son 6 marcas distintas, con diferentes tipos de comida bajo el paraguas de la app multimarca Freshperts, que la emprendedora lanzó en marzo después de trabajar en ella 2 años.

En ella, se pueden adquirir los platos de Sushifresh y Boko, y también los de marcas más recientes como Fish and Greens, de pokés; Tako Tako, de comida mexicana; Rainbowls, de bols de comida rápida, saludable y configurable; y Joto, de noodles con caldos.

Leer más: La empresa zaragozana que defiende los cables submarinos que conectan internet de las mordeduras de tiburones para que jamás te quedes sin conexión

"Cuando lanzamos Boko, una clienta nos dijo que quería hacer un pedido allí pero también de sushi. En aquel momento no teníamos la tecnología suficiente a nivel operativo para hacerlo y nos dimos cuenta de que existía ese problema", explica.  

El objetivo de la app multipedido para final de año era migrar al 50% de los clientes, pero lo consiguieron en las 3 semanas siguientes y acumulan más de 10.000 descargas en Google Play.

La conciliación: difícil pero no imposible

Serantes se enteró de que estaba embarazada justo cuando volvía de su viaje, pero eso no la detuvo y continuó con el proyecto. 

"Me acuerdo de llamar para preguntar si podía ir a la reunión de plan de empresa con un carrito de bebé. Iba con mi carro a todos lados", asegura. "En los bancos no me tomaban en serio. De hecho, la única empresa que me financió estaba en Madrid y no me conocieron en persona, solo valoraron el proyecto". 

Tako Tako

Casi 10 años después, parece que ha habido avances pero aún queda mucho por hacer. "Sigue habiendo muchos micromachismos. A veces, mi marido iba a ingresar el dinero al banco y alguna vez que fui yo llegaron a preguntarme si tenía firma en la cuenta de mi marido, cuando la empresa es mía", critica.

También recuerda las dificultades a la hora de contratar cocineros pero, pese a los obstáculos, Serantes cree que sí es posible emprender y conciliar: "No quiero perderme a mis hijos. De las 5 de la tarde a las 9 soy mamá. Si después de esa hora tengo que ir a trabajar, voy feliz. Puedo ir a festivales, médicos, reuniones en el colegio... Todo".

20 millones de facturación acumulada desde 2012

Serantes recibió un préstamo de 50.000 euros de Enisa en noviembre de 2011 para lanzar Sushifresh. Desde entonces, han acumulado 20 millones de euros de facturación y prevén sumar otros 5 millones este 2020, pese a la pandemia.

Leer más: Las multinacionales son las culpables del 20% de todas las emisiones de carbono, según un estudio

En cuarentena, se vieron obligados a realizar un ajuste temporal de empleo (ERTE), que afectó a sus empleados durante las 2 últimas semanas de marzo, pero en abril todo volvió a la normalidad. "En ese momento estábamos en el 30% de la facturación habitual. El reto era estructurarlo para no morir en el intento", comenta Serantes.

El delivery supone el 80% de su negocio y en este segmento mantienen previsiones, pero sí dan por perdido el 20% restante y más rentable que estaba dedicado a eventos, acuerdos con empresas... "La restauración tradicional tiene que reinventarse o adaptarse. Al final, es lo que hacemos todos", sostiene.

El objetivo a partir de ahora con la nueva apertura de Madrid es duplicar la facturación. "Queremos posicionarnos a nivel nacional como la primera app independiente, multimarca y multipedido de restaurantes de calidad. Hemos demostrado que somos capaces de hacerlo y afrontamos con mucha ilusión el reto de hacerlo escalable", defiende.

LEER TAMBIÉN: Naifactory Lab, la startup española que crea lámparas y juguetes creativos con algo que tú tiras siempre a la basura: los huesos de aceituna

LEER TAMBIÉN: La empresa zaragozana que defiende los cables submarinos que conectan internet de las mordeduras de tiburones para que jamás te quedes sin conexión

LEER TAMBIÉN: Fuell, la startup española que quiere que te olvides de los informes de gastos corporativos desde 5 euros al mes

VER AHORA: Todos los interrogantes sobre el coronavirus que siguen sin respuesta

    Más:

  1. Startups
  2. Restauración
  3. Alimentación
  4. Trending
  5. Top