La NASA confirma la existencia de más de 5.000 mundos fuera del Sistema Solar

Silueta de hombre mirando el planeta Marte

Getty Images

Cada vez son más los exoplanetas que la NASA incorpora al archivo en el que recoge toda la información obtenida sobre estos. Fue en 1992 cuando por primera vez se descubrieron dos objetos cósmicos que cambiaron para siempre la forma de ver el universo. Supusieron la primera evidencia concreta de la existencia de planetas extrasolares.

Aproximadamente 30 años después, la cifra se ha multiplicado alcanzando los 5.000 exoplanetas confirmados, gracias también a la actualización de la mencionada lista el pasado lunes. Los nuevos 65 exoplanetas que se han incorporado han hecho posible llegar a semejante cantidad de cuerpos celestes.

"No solo es un número", ha dicho Jesse Christiansen, científico principal de investigación y ciencia de archivos del Instituto de Ciencia de Exoplanetas de la NASA, en un comunicado. "Cada uno de ellos es un mundo nuevo. Un planeta completamente nuevo. Estoy emocionado por cada uno porque no sabemos nada de ellos".

En este exoplaneta llueven zafiros y rubíes: los astrónomos consiguen estudiar por primera vez la meteorología completa con pistas sobre dónde se forman estos planetas

El ser humano se encuentra en una época dorada para el descubrimiento de exoplanetas. Y, aunque no fue hasta la década de los 90 cuando empezaron a confirmar su existencia, ya se había empezado a intuir su presencia mucho tiempo atrás.

A lo largo del tiempo, los investigadores han hallado diferentes categorías de planetas: rocosos más grandes que la Tierra, llamados 'supertierras'; planetas más grandes que la Tierra pero más pequeños que Neptuno, apodados 'minineptunos'; planetas que orbitan alrededor de más de una estrella y un sinfín de características que hacen de cada mundo diferente al anterior.

Según la NASA, el 35% de los exoplanetas descubiertos son gaseosos medianos como Neptuno y Urano; el 31% supertierras; el 30% gigantes gaseosos y, solo el 4%, rocosos.

Estudiar exoplanetas es una tarea compleja. Son cuerpos pequeños, lejanos, tenues y, a menudo, se encuentran tan cerca de una estrella que la luz les oculta. Los científicos esperan poder superar pronto esas trabas que aún tiene la tecnología actual.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.