Pasar al contenido principal

La NASA lanza 20 ratones al espacio en un cohete SpaceX: esto es lo que quieren aprender

Barry Wilmore
Barry Wilmore NASA
  • La NASA acaba de lanzar 20 ratones a la Estación Espacial Internacional para estudiar cómo el estrés del espacio impacta al microbioma. Otros 20 ratones idénticos están en la Tierra.
  • Los científicos en la ISS y en un laboratorio de Estados Unidos monitorizarán el peso de los ratones, sus excrementos y horas de sueño.
  • Esperan aprender más sobre cómo nuestras tripas responden a condiciones estresantes. Tal vez también encuentren formas de tratar la privación de sueño.

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) tendrán que hacer hueco a sus nuevos compañeros: veinte roedores.

El pasado viernes por la mañana, una nave espacial SpaceX Dragon despegó de Florida con los ratones. Se espera que la tripulación llegue a la ISS el lunes. Su viaje — que será el período más largo durante el que unos ratones estén fuera del planeta — es parte de un estudio sobre cómo las tripas y los horarios de sueño de los habitantes de la Tierra responden al estrés de estar en el espacio.

Lee más: La Antártida se derrite más deprisa de lo que pensamos

La investigación de la NASA está dirigida por los neurobiólogos Fred Turek y Martha Vitaterna de la Northwestern University. El plan es dejar a 10 ratones en el espacio durante tres meses (esos son los que rompen el récord) y a otros 10 sólo un mes.

Ratón en el espacio
Shutterstock


"Noventa días pueden no parecer mucho tiempo, pero para un ratón lo es", dijo Vitaterna a Business Insider. Explica que los ratones responden a los efectos de estar en el espacio más rápido que los humanos.

Mantener un grupo de ratones idénticos en Tierra permitirá a los científicos comparar y observar cómo estar en el espacio cambia la fisiología y el comportamiento de un ratón. Los científicos esperan aprender más sobre cómo el microbioma del ratón se ve afectado por los viajes espaciales y la vida en la ISS.


Lo que los ratones harán en el espacio: dormir, comer, cagar

Los animales no son exactamente gemelos.

"No sé cuál es la palabra para diez hermanos genéticamente idénticos", dijo Vitaterna. "Tenemos un decuplo (un grupo de diez crías nacidas al mismo tiempo) de una familia y otro de otra familia que va al espacio".

El hábitat del ratón
El hábitat del ratón NASA

Los 20 ratones de la Tierra vivirán dentro de un simulador de la NASA que imitará las condiciones a las que están sujetos los ratones en la Estación Espacial Internacional (los de la Tierra tendrán gravedad, por supuesto).

También habrá otros grupos de control de ratón sobre el terreno que no vivan en el simulador de la ISS o coman la dieta espacial controlada.

Cada dos semanas, los astronautas de la ISS y los científicos de la Tierra tomarán muestras de heces de todos los ratones para comparar sus excrementos. También controlarán cuánto están cambiando los cuerpos de los ratones en el espacio en relación con sus pares en la Tierra, utilizando un dispositivo especial de medición de masa que no depende de la gravedad.

Los investigadores verán vídeos de los ratones para seguir los cambios en su ciclo de sueño y monitorizar la densidad ósea de los animales. A menudo, los huesos y músculos de las personas (y ratones) se debilitan mucho en el espacio.


Estudiar gemelos permite a los científicos identificar los efectos del espacio sobre el cuerpo

No es la primera vez que la NASA compara a un gemelo en tierra con un hermano en el espacio.

Scott Kelly, a la izquierda, y su hermano gemelo idéntico Mark Kelly
Scott Kelly, a la izquierda, y su hermano gemelo idéntico Mark Kelly Getty Images/Bill Ingalls/NASA

Cuando el astronauta Scott Kelly pasó un año en el espacio, los científicos siguieron de cerca los cambios que ocurrían dentro de su cuerpo y compararon esa información con la de su hermano Mark, que estaba de vuelta en la Tierra.

El estudio con ratones es similar, pero superior en un aspecto clave, según Vitaterna.

"El estudio sobre en humanos fue sólo de un par de gemelos, así con ratones está estadísticamente mejor planteado", dijo. Los resultados de los hermanos Kelly, añadió, dejaron preguntas sin respuesta que los ratones podrían resolver.

Por ejemplo, la bacteria intestinal de Scott Kelly cambió, pero los científicos no están seguros de cuánto de eso se debió sólo a las diferencias en la dieta. Así que los ratones tendrán controles de laboratorio mucho más estrictos sobre lo que comen que los hombres.

Los científicos esperan que cualquier nueva información sobre cómo el intestino del ratón cambia en el espacio informe los tratamientos futuros que les dan a los astronautas, e incluso a las personas en la Tierra.

"Si entendemos que 'oh, esta intervención ayuda a proteger el microbioma, que a su vez ayuda a proteger el sistema inmunológico y el metabolismo' es información útil y no sólo para el espacio", aseguró Vitaterna. "El estrés no es sólo una cosa de vuelos espaciales: la gente aquí también tiene estrés."

Te puede interesar