Pasar al contenido principal

La NASA recopila 425 millones de imágenes del Sol durante una década, en una hora de película

El Sol.
robertsrob

Getty Images

  • La NASA ha publicado una película donde podrás ver la apariencia real del Sol y los cambios que ha experimentado durante una década.
  • Un time-lapse del Sol, compuesto por 425 millones de imágenes de alta resolución y 20 millones de gigabytes.
  • Un problema temporal del instrumento AIA en 2016 y algunos eclipses lunares han provocado que algunas imágenes estén descentradas y aparezcan cuadros oscuros.
  • El músico Lars Leonhard ha compuesto Solar Observe, la banda sonora de la película.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Desde pequeño, te enseñan a dibujar un sol con un círculo amarillo. A veces, con líneas a su alrededor simulando los rayos. Aunque para los niños puede ser una buena representación, la NASA ha publicado una película donde podrás ver la apariencia real del Sol y los cambios que ha experimentado durante una década.

Se trata de un time-lapse de la estrella de nuestro sistema, el Sol, compuesto por 425 millones de imágenes de alta resolución tomadas durante 10 años, una foto por hora y ocupando hasta 20 millones de gigabytes.

El Observatorio de Dinámica Solar de la NASA ha sido el encargado de realizar este laborioso trabajo que comenzó en el mes de febrero en 2010 y ha concluido en junio de este año. 

Leer más: La NASA crea un collar anticoronavirus inteligente que vibra cada vez que te tocas la cara

La película condensa un ciclo solar completo en solo una hora, donde no solo se ven los cambios que ha sufrido la estrella protagonista, como la inversión de los polos norte y sur, o la aparición de manchas solares debido a la alteración de los campos mágneticos de nuestro planeta, también incluye planetas en tránsito y erupciones cercanas

Son tantas las imágenes, que cada segundo del video de 61 minutos representa imágenes tomadas en un solo día, por lo que nuestros ojos no perciben la película como una sucesión de imágenes, sino que da una sensación continuada de vídeo.

La NASA utilizó una "tríada de instrumentos" para capturar las imágenes, incluyendo el instrumento de la Asamblea de Imágenes Atmosféricas (AIA) que capturó imágenes cada 12 segundos a 10 longitudes de onda de luz diferentes.

De todas las imágenes capturadas por el SDO, solo se usaron las que tenían una longitud de onda de 17,1 nanómetros, para que la corona, es decir, la capa atmosférica más dorada del sol, se viese.

Leer más: Más empresas privadas se suman a la carrera espacial y podrían desarrollar los cohetes de la NASA en el futuro

A pesar del gran esfuerzo llevado a cabo por el SDO, en algunas ocasiones perdieron de vista el Sol durante el proceso. Era muy complicado no contar con problemas técnicos durante una década.

"Si bien SDO ha mantenido un ojo sin pestañear apuntando hacia el sol, ha habido algunos momentos que se perdió", comentan desde el Observatorio de Dinámica Solar. "Los cuadros oscuros en el video son causados ​​por la Tierra o la luna eclipsándonos cuando pasaban entre la nave espacial y el Sol".

La NASA también ha explicado que en 2016 se produjo un problema temporal del instrumento AIA, que tardó una semana en solucionarse provocando un apagón mucho más largo. 

"Las imágenes donde el Sol está descentrado se observaron cuando SDO estaba calibrando sus instrumentos", ha apuntado la NASA.

Leer más: 17 fotos increíbles de la histórica misión de SpaceX para enviar astronautas de la NASA a la estación espacial

Además, la película no podía estrenarse sin una banda sonora que diera emoción a estas imágenes tan espectaculares. Lars Leonhard fue el encargado de ponerle música y, para ello, compuso Solar Observe. 

El objetivo de esta película no era simplemente la difusión generalizada. "Los 20 millones de gigabytes de datos de imágenes capturados han contribuido a innumerables nuevos descubrimientos sobre el funcionamiento del Sol", según la NASA.

Sin embargo, el proyecto no acaba aquí. Se pretende que la SDO siga recopilando imágenes durante 10 años más, hasta 2030. 

Y además