La NASA renuncia a su "topo" en Marte, un revolucionario experimento para tomar la temperatura al planeta

El "topo" de InSight sale casi a la mitad del agujero que había cavado el 26 de octubre de 2019.
El "topo" de InSight sale casi a la mitad del agujero que había cavado el 26 de octubre de 2019.

NASA/JPL-Caltech

  • La NASA renunciará definitivamente a su "topo" en Marte, un martinete diseñado para abrirse camino hasta 5 metros por debajo de la superficie marciana, tras dos años ensayando en suelos similares al cemento.
  • Ahora, el módulo de aterrizaje InSight no podrá medir la temperatura interna de Marte. 
  • Los datos de la sonda habrían ayudado a reconstruir la historia del planeta y su potencial para la vida microbiana.
  • Descubre más historias en Business Insider España.
     

La NASA ha renunciado al "topo" de su módulo de aterrizaje InSight, tras 2 años de intentos para excavar más de unos centímetros en el suelo poco cooperativo de Marte.

El martinete, de 40 centímetros de largo, fue diseñado para atravesar la tierra suelta que habían encontrado las misiones anteriores en el planeta rojo. El suelo fluiría alrededor del casco exterior de la sonda y proporcionaría fricción para seguir excavando más profundamente.

De esta manera, el equipo de InSight esperaba alcanzar los 5 metros de profundidad y, así, tomar la temperatura del planeta por primera vez. Los módulos de aterrizaje anteriores de Marte solo habían conseguido alcanzar unos centímetros en la superficie marciana.

El proyecto habría sido capaz de revelar la cantidad de calor que sale del planeta rojo, el calor que quedó de la formación de Marte hace unos 4.600 millones de años. Estas medidas, además, habrían ayudado los científicos a reconstruir la historia del planeta, así como la de la Tierra y otros mundos rocosos

Como se cree, el calor interno también puede provenir de elementos radiactivos en descomposición. Por ello, averiguar qué hay dentro de Marte ayudaría a los científicos a determinar si está hecho del mismo material que la Tierra.

El concepto de un artista muestra el módulo de aterrizaje InSight de la NASA con sus instrumentos desplegados en la superficie marciana.El concepto de un artista muestra el módulo de aterrizaje InSight de la NASA con sus instrumentos desplegados en la superficie marciana.
El concepto de un artista muestra el módulo de aterrizaje InSight de la NASA con sus instrumentos desplegados en la superficie marciana.

NASA/JPL-Caltech

Es más, medir la temperatura interna del planeta podría ayudar a los científicos a encontrar depósitos subterráneos de agua líquida, los cuales podrían sustentar la vida microbiana extraterrestre o sustentar a los futuros astronautas.

Pero el suelo alrededor de InSight terminó siendo demasiado grumoso y parecido al cemento como para proporcionar la fricción crítica que necesitaba el "topo". El 28 de febrero de 2019, el equipo responsable se dio cuenta de que el dispositivo simplemente rebotaba mientras golpeaba la corteza marciana.

Para entonces, la NASA había gastado alrededor de 800 millones de euros en InSight, por lo que todavía no estaba preparada para renunciar a la innovadora sonda de calor.

La misión de la NASA llegará a Marte en febrero, y está lista para grabar los sonidos del planeta rojo

Sin embargo, después de 2 años agotadores de resolución de problemas, la parte superior del "topo" todavía está a solo 2 o 3 centímetros por debajo de la superficie. La NASA anunció el jueves que abandonaba los esfuerzos para profundizar más.

El agujero donde está enterrado el topo del módulo de aterrizaje InSight, después de su último esfuerzo de martilleo el 9 de enero de 2021.El agujero donde está enterrado el topo del módulo de aterrizaje InSight, después de su último esfuerzo de martilleo el 9 de enero de 2021.
El agujero donde está enterrado el topo del módulo de aterrizaje InSight, después de su último esfuerzo de martilleo el 9 de enero de 2021.

NASA/JPL-Caltech

"Después de casi dos años de esfuerzo heroico por parte de todo el equipo de InSight de la NASA, ahora pasamos al epílogo de esta historia", escribió en Twitter Troy Hudson, científico e ingeniero de la NASA que dirigió la resolución de problemas. "Tengo mucho que procesar sobre esto".

En su misión durante los próximos dos años, InSight escuchará los terremotos en Marte y recopilará datos sobre los temblores del planeta con su sismómetro. Esto todavía puede arrojar a los científicos datos clave sobre el interior del planeta. 

Los terremotos de Marte ya han revelado que la corteza marciana está más seca y más rota de lo que los científicos pensaban anteriormente ⁠ –más parecida a la Luna que a la Tierra–.

"Hemos dado todo lo que tenemos"

Tan pronto como el equipo de InSight descubrió el problema con el suelo dos años atrás, ordenó al módulo de aterrizaje que apartara el equipo de apoyo del camino. InSight eliminó el paquete de propiedades físicas y flujo de calor (HP3), un dispositivo que contiene toda la ingeniería y la mecánica que conectan al "topo" con el módulo de aterrizaje, para dar paso a su brazo robótico multipropósito.

Una ilustración del módulo de aterrizaje InSight con su "topo" excavando en el suelo.Una ilustración del módulo de aterrizaje InSight con su "topo" excavando en el suelo.
Una ilustración del módulo de aterrizaje InSight con su "topo" excavando en el suelo.

NASA

La única parte visible del "topo" era su atadura, que se arrastraba fuera del suelo. Este cable estaba revestido con sensores de temperatura que habrían recopilado datos hasta el fondo del agujero.

Para evitar tocar esta frágil atadura, el equipo de InSight intentó usar el brazo robótico para presionar el costado del "topo", dándole algo de fricción para excavar. En dos ocasiones, el topo se recuperó y salió disparado hasta la mitad del suelo. Sin embargo, se necesitó hasta octubre de 2020 para que la sonda volviera a entrar completamente en el suelo.

El "topo" de InSight sale casi a la mitad del agujero que había cavado el 26 de octubre de 2019.El "topo" de InSight sale casi a la mitad del agujero que había cavado el 26 de octubre de 2019.
El "topo" de InSight sale casi a la mitad del agujero que había cavado el 26 de octubre de 2019.

NASA/JPL-Caltech

Luego, el brazo robótico probó una nueva técnica: recoger tierra en la parte superior del agujero del topo y apisonarla, en un esfuerzo por proporcionar la fricción necesaria para excavar. Después de que la sonda realizara 500 golpes de martillo infructuosos el 9 de enero, quedó claro que el "topo" no estaba cavando más profundo.

"Esta fue una noticia decepcionante cuando se tomaron las imágenes durante el fin de semana, pero fue un proceso asombroso trabajar con todos estos ingenieros tratando de resolver esto", escribió Mark Panning, un sismólogo del equipo InSight, en Twitter.

"Hemos dado todo lo que tenemos, pero Marte y nuestro heroico "topo" siguen siendo incompatibles", dijo Tilman Spohn, investigador principal del mismo, en un comunicado de prensa. "Afortunadamente, hemos aprendido mucho que beneficiará a futuras misiones que intenten excavar en el subsuelo".

La crisis obligó al equipo de InSight a utilizar el brazo robótico del módulo de aterrizaje de formas nuevas y creativas, una experiencia que podría ser útil para futuras misiones interplanetarias. 

El equipo ahora planea usar el brazo para enterrar la correa que conecta el módulo de aterrizaje a su sismómetro. Eso debería reducir el ruido de fondo en sus lecturas sísmicas.

"El 'topo' es un dispositivo sin herencia. Lo que intentamos hacer, cavar tan profundo con un dispositivo tan pequeño, no tiene precedentes", dijo Hudson en el comunicado de prensa. "Haber tenido la oportunidad de llevar esto hasta el final es la mayor recompensa".

LEER TAMBIÉN: SpaceX podría lanzar su nueva nave espacial para la NASA en marzo en una prueba de fuego que demostrará si es segura para los astronautas

LEER TAMBIÉN: Cómo puede la ciencia de los datos ayudar a los inversores a tomar decisiones más acertadas en tiempos de coronavirus, según el responsable de analítica de Schroders

LEER TAMBIÉN: "No tiene ni idea": el enfado de Elon Musk con Bill Gates por la autonomía de los camiones eléctricos

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”