Los criterios de sostenibilidad y responsabilidad se imponen en la toma de decisiones de inversión: así es la apuesta por las finanzas sostenibles

Nationale-Nederlanden 1 Espacio Sostenibilidad

NN Group

  • La inversión sostenible alcanzó los 354.314 millones de euros gestionados en España en 2020. 
  • Los criterios ASG se imponen como principal estrategia en el sector, gracias a su compromiso por una economía más social, sostenible y ética con las empresas como vehículo.
  • Nationale-Nederlanden es un ejemplo con su apuesta por una inversión diversificada y flexible que incorpore criterios que promuevan características ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (ASG). 

Si hay una tendencia al alza en el mundo de la inversión, sin duda es la de la inversión sostenible y responsable. Los usuarios demandan una forma diferente de invertir y la industria está tomando nota. 

Según el estudio ‘La Inversión Sostenible y Responsable en España 2021’ de Spanisif, la Inversión Sostenible y Responsable en España alcanzó los 345.314 millones de euros gestionados en el país en 2020, un 21% más que en 2019. Además, por primera vez en la historia los activos ASG (ambientales, sociales y de buen Gobierno) superan a la inversión tradicional con un 54% de cuota de mercado.

¿En qué consiste la inversión con criterios ASG?

La inversión ASG es la manera en la que la industria de inversión ha trasladado el interés de las personas por la sostenibilidad y el respeto medioambiental a sus productos. Se trata de tomar decisiones de inversión basadas en tres pilares:

  • Ambientales: uso de energías renovables, emisiones, contaminación…
  • Sociales: salud, educación, respeto a los derechos humanos, conciliación…
  • Gobierno Corporativo: transparencia, cuáles son sus órganos de gobierno, cómo rinden cuentas…

Estos factores se aplican y adaptan a cualquier tipo de inversión, desde empresas hasta emisiones de deuda pública, en cuyo caso se analizaría al país emisor. 

Así, por ejemplo, un fondo que quiera tener la denominación ASG centrará sus inversiones en activos que cumplan estos parámetros, desechando el resto. 

Los criterios ASG van más allá de una apuesta por la sostenibilidad. Que una compañía integre estos criterios en su toma de decisiones afecta a toda su estrategia comercial y a cuestiones como la localización de activos o formas de endeudamiento. 

También tienden a ser más estrictas en sus balances, lo que se traduce en compañías más sólidas e incluso más rentables a largo plazo, con una menor volatilidad. 

Empresas sostenibles que apuestan por los criterios ASG

La inversión ASG no es nueva y hay compañías como Nationale-Nederlanden que lleva años trabajando en este ámbito de la sostenibilidad y la responsabilidad social y medioambiental. 

La compañía, parte del Grupo NN y que ofrece soluciones de protección, pensiones y ahorro e inversión a corto, medio y largo plazo, incorpora una apuesta por la inversión sostenible en su oferta. 

El último paso ha sido incluir los criterios ASG en la toma de decisiones de inversión del plan de pensiones Nationale-Nederlanden Crecimiento Global.

Este cambio en el criterio de gestión hace que toda la oferta de Planes de Pensiones del Sistema Duplo incorpore criterios ASG en su toma de decisiones, algo que lo convierte en referente dentro del mercado. Y es que su plan de renta fija mixta Nationale-Nederlanden Europa ya trabajaba bajo estas directrices. 

Esta apuesta por la inversión responsable se enmarca en el firme compromiso de Nationale-Nederlanden con la protección y el bienestar de las personas, así como el cuidado y la preservación del planeta que se traduce por la promoción de acciones de Responsabilidad Social Corporativa, diversidad e inclusión, sostenibilidad y protección del medio ambiente. 

Como agente social y económico, Nationale-Nederlanden tiene la responsabilidad de que sus soluciones tengan un impacto positivo en las comunidades en las que opera, además de proporcionar una buena rentabilidad que le ha convertido en referente en los últimos años.

Así, los planes de pensiones gestionados por Nationale-Nederlanden alcanzan altas calificaciones por parte de los analistas más prestigiosos. Por ejemplo, Nationale-Nederlanden Europa y Nationale-Nederlanden Crecimiento Global obtienen respectivamente cinco y cuatro estrellas en el Rating Morningstar.

Tal y como explica Carlos González Perandones, CEO de Nationale-Nederlanden España, “para nosotros, la sostenibilidad es un asunto transversal y nuestra apuesta por la inversión responsable y los criterios ASG es parte de todo un engranaje que nos sirve para dar consistencia a nuestra estrategia, alineando el negocio, la marca, la sensibilización de nuestra plantilla y nuestras acciones de Responsabilidad Social Corporativa para tener un impacto positivo en la sociedad y poder contribuir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Esta apuesta es el mejor exponente de que las inversiones socialmente responsables y respetuosas con el medioambiente están dejando de ser una opción más para convertirse en la norma. Así lo estima la aseguradora del Grupo NN, que tiene como propósito corporativo “ayudar a cuidar de lo que más importa”. 

Rentabilidad, impacto positivo y una rueda que se retroalimenta

Las inversiones sostenibles han llegado para quedarse y son el reflejo de una sociedad que se preocupa por su entorno y busca algo más que la mera rentabilidad en sus inversiones.  

Las empresas que han trasladado la inversión ASG a su ADN van más allá de limitar sus propias emisiones. Buscan tener un impacto positivo en el medioambiente y en la sociedad de diferentes formas. Puede ser a través de su propio negocio si ya trabaja en un área ASG, limitando sus propias emisiones o apoyándose solo en socios que se guíen por esos mismos criterios.

Así es como se crea un círculo virtuoso y una rueda que retroalimenta este cambio hacia una economía más ética, sostenible y social. Cuando las empresas evalúan su cadena de suministros y le piden que siga criterios ASG, están ayudando a acelerar un cambio que a día de hoy parece imparable.