Pasar al contenido principal

Naturgy da un golpe de timón: ficha a tres nuevos ejecutivos para tres nuevas unidades de negocio

Francisco Reynés Massanet, presidente y consejero delegado de Naturgy
Francisco Reynés Massanet, presidente y consejero delegado de Naturgy Naturgy
  • Naturgy implementa un nuevo esquema organizativo que incluye tres nuevas unidades de negocio: unidad de Gestión de la Energía y Redes, Innovación y Nuevos Negocios y una Unidad de Comercialización Minorista.
  • Al frente de cada una de estas nuevas divisiones el presidente de Naturgy ha colocado a tres nuevos ejecutivos externos al grupo: Pedro Larrea —exdirectivo de Endesa y del Grupo Villar-Mir—, Jorge Barredo —fundador de X-Elio—, y Carlos Vecino —exdirectivo de marketing de Vodafone España—.
  • Los cambios forman parte de una segunda fase del plan estratégico de la compañía, puesto en marcha en julio de 2018.
  • “Empiezan a entrar competidores con un grandísimo músculo financiero”, señaló el presidente de Naturgy respecto a la compra del negocio de renovable de EDP por parte de la petrolera Total.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Naturgy reorganiza su estructura. La compañía energética implementa un nuevo esquema organizativo que incluye tres nuevas unidades de negocio: unidad de Gestión de la Energía y Redes, Innovación y Nuevos Negocios y una Unidad de Comercialización Minorista. Al frente de cada una de estas nuevas divisiones el presidente de Naturgy ha colocado a tres nuevos ejecutivos externos al grupo: Pedro Larrea exdirectivo de Endesa y del Grupo Villar-Mir, Jorge Barredo fundador de X-Elio, y Carlos Vecino exdirectivo de marketing de Vodafone España.

El grupo energético pega un golpe de timón a penas transcurridos dos años desde la puesta en marcha de su plan estratégico. Estos tres ejecutivos llegan para ofrecer una visión complementaria al grupo, explicó el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, en un intento por reducir el riesgo de la compañía. Las tres nuevas unidades de negocio reportarán al ejecutivo y la división de redes y gestión de energía tendrá bajo su paraguas las unidades de redes de Latinoamérica Sur, Latinoamérica Norte, Emea y Gas&Power, “que no tiene que ver con renovables sino con el negocio minorista”, señaló Reynés en rueda de prensa telemática. 

La unidad de Gestión de Energía y Redes estará enfocada al crecimiento rentable en redes, a adaptar la gestión de la energía y aprovisionamientos a unos mercados líquidos y flexibles y a una gestión regulatoria proactiva.

La Unidad de Renovables, Innovación y Nuevos Negocios estará orientada a buscar oportunidades asociadas a la transición energética, como explorar nuevos modelos de negocio. Y la Unidad de Comercialización Minorista se enfocará en el negocio de comercialización de electricidad a particulares. 

Leer más: El histórico desplome del precio del gas natural por las tensiones geopolíticas pone contra las cuerdas la rentabilidad y el crecimiento de las renovables en España

Los cambios forman parte de una segunda fase del plan estratégico de la compañía, puesto en marcha en julio de 2018. La compañía pisa el acelerador de su transformación para "reducir el perfil de riesgo y la volatilidad de la compañía, optimizando las operaciones, con rotación de activos, fortalecer la posición de la empresa, con la renegociación de los contratos internacionales de gas (sin descartar arbitrajes), redefinir operaciones, reforzar la estructura financiera, con mayor liquidez". 

El grupo, de hecho, ha reforzado su liquidez en el primer trimestre del año hasta los 10.000 millones de euros. Reynés hizo énfasis en que el mercado está cambiando muy rápido y volviéndose muy competitivo. “Empiezan a entrar competidores con un grandísimo músculo financiero”, señaló el ejecutivo respecto a la compra del negocio de renovable de EDP por parte de la petrolera Total. “Pueden implicar disrupción en la forma de comercialización del futuro. Vienen nuevos actores y tenemos que reaccionar. Nuestras decisiones son reacciones a cambios del entorno”. 

Y además