Naturgy gana 557 millones hasta junio, un 17% más que en 2020, con un ojo puesto en su nuevo plan estratégico y otro en la OPA de IFM

Francisco Reynés, presidente y consejero delegado de Naturgy.
Francisco Reynés, presidente y consejero delegado de Naturgy.
Naturgy
  • El beneficio neto de Naturgy se sitúa en 557 millones de euros en el primer trimestre de 2021, un 17% más que el año pasado, cuando el mercado se desplomó por la pandemia.
  • El ebitda ordinario alcanza los 1.959 millones de euros, un 2,7% más que 2020, aunque un 14% inferior al registrado en el año anterior a la pandemia.
  • La empresa aprueba una nueva hoja de ruta en la que apuesta por una fuerte inversión a las energías renovables. 
  • El Gobierno se pronunciará sobre la opa de IFM en las próximas semanas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Naturgy está en el camino para recuperar el pulso tras una pandemia devastadora para el sector, aunque todavía le queda camino por recorrer. Estas son las primeras conclusiones que arrojan las cuentas de resultados del primer semestre presentadas por la empresa este miércoles ante la CNMV.

La compañía energética ha comunicado un beneficio neto ordinario de 557 millones de euros, lo que supone un aumento de un 17% con respecto al año pasado. La cifra, con todo, es todavía un 20% menor que el primer semestre de 2019, última referencia anterior a la pandemia. 

El beneficio neto reportado, que incluye extraordinarios, asciende a 448 millones de euros, un aumento de un 44,9% que, explica la empresa, viene motivado principalmente por unos costes de reestructuración que se compensan de forma parcial con el cierre de un acuerdo sobre los negocios que tiene la empresa en Egipto que tuvo un resultado positivo no ordinario de 103 millones de euros.

En cuanto al resultado bruto de explotación, la empresa presenta un ebitda ordinario de 1.959 millones de euros, lo que supone un incremento de un 2,7% con respecto a 2020. De nuevo, este resultado pierde la comparación con respeto a 2019: es un 14% inferior. El ebitda reportado alcanza los 1.678 millones de euros y retrocede un 3,8% con respecto a 2020. Las inversiones, de 439 millones de euros, se detraen también un 20%, y el flujo de caja, de 663 millones de euros, se desploma casi un 40%.

Naturgy anda todavía sacudiéndose un 2020 en el que la interrupción de casi todas las actividades económicas durante buena parte del año redujo a poco más del mínimo la demanda de energía. Lo hace, además, condicionada por dos factores.

El primero es un nuevo plan de estrategia que la empresa ha aprobado este martes y que va a poner el acento en el desarrollo de energías renovables, un área en la que Naturgy, tal y como recoge Cinco Días, promete una fuerte inversión para los próximos años. Para ponerlo en marcha, entre otros muchos movimientos, la empresa ha cerrado este lunes la venta de sus negocios en Chile por cerca de 2.600 millones de euros a la empresa china SGD.

Ya hay algunos indicios de esta apuesta por la energía verde. Tal y como ha recordado la empresa este miércoles, Naturgy, a través de su filial internacional de generación de energía Global Power Generation (GPG), ha firmado recientemente un acuerdo de compra de energía con Telstra en Australia para construir un parque eólico de 58 MW. 

Este comenzará a construirse en el último trimestre de 2021 y se espera que esté plenamente operativo en el primer semestre de 2023. GPG invertirá unos 76 millones de euros en el desarrollo de un parque eólico con el que Naturgy aspira a convertirse en uno de los líderes del país en generación de este tipo de energía. 

Son solo los primeros pasos de un plan cuya luz verde se había pospuesto ya dos veces: otoño de 2020, cuando Naturgy pidió tiempo hasta que se despejara algo el panorama tras unos meses de incertidumbre por el coronavirus, y febrero de 2021, cuando IFM lanzó su OPA sobre algo más del 22% de capital.

Muchos en el sector entonces se impacientaron, sobre todo en Criteria Caixa, histórico inversor de Naturgy que posee cerca del 26% de la empresa y ha expresado ya su deseo de elevar este capital hasta el 30% tras el movimiento de IFM. Agencias de calificación de riesgo como S&P advirtieron entonces a la empresa de que, si no dejaba claras pronto sus líneas maestras, su calificación bajaría.

El segundo elemento a considerar en Naturgy, por otra parte, es precisamente el intento del fondo australiano de hacerse con el control de algo más del 22% de la compañía. Aunque el Gobierno tiene hasta la primera quincena de agosto para pronunciarse (desde el año pasado, el Ejecutivo puede vetar compras de más del 10% de empresas españolas consideradas estratégicas), la respuesta compradora de Criteria ha elevado este martes el precio de la acción por encima del de la opa, lo que dificulta la operación, estimada en unos 5.000 millones de euros.

Estas son las principales cifras de los resultados presentados por Naturgy:

  • Beneficio neto ordinario: 557 millones de euros (17% más que en el mismo periodo del año anterior).
  • Beneficio neto reportado: 484 millones de euros (44,9%).
  • Ebitda ordinario: 1.959 millones de euros (2,7%).
  • Ebitda reportado: 1.678 millones de euros (-3,8%).
  • Inversiones: 439 millones de euros (-20,5%).
  • Flujo de caja: 663 millones de euros (-39,8%).

Además, tal y como se recoge en el informe de resultados, Naturgy ha aprobado la entrega de un primer dividendo a cuenta del ejercicio de 2021 de 0,3 euros por acción el próximo día 4 de agosto. Se trata en realidad de un palo más en la rueda de la opa de IFM. 

Tras fijar inicialmente un precio por acción de 23 euros por acción en febrero, IFM ya tuvo que ajustar su oferta 22,37 euros por acción a causa de un dividendo complementario de 0,63 euros por acción que Naturgy pagó el 17 de marzo de 2021. 

El fondo ya entonces advirtió de que ajustaría el precio a medida que se fueran pagando dividendos antes de materializar la opa. Si ahora se ajusta en otros 0,3 euros, la oferta quedará en 22,07 euros. Los títulos de Naturgy cotizan en la mañana del miércoles por encima de los 22,50 euros. 

Las cifras de Naturgy mejoran al ritmo del crecimiento de la demanda de electricidad

Son datos que invitan, en primer lugar, a pensar que la oferta de IFM puede quedarse finalmente algo corta. En segundo lugar, se trata de cifras que vienen sustentadas por un aumento en la demanda de electricidad y gas en España.

Esta aumentó en el país una media de un 5,2% y un 6,5% respectivamente en comparación con el primer semestre de 2020. En Latinoamérica, más de lo mismo: la demanda subió de media un 1% para la electricidad y un 26% para el gas en el primer semestre de 2021 respecto al mismo periodo del año anterior.

Esta tendencia ha permitido unas ventas netas de 9.125 millones de euros, un incremento del 17,3% respecto al mismo periodo del año anterior. 

Las dotaciones a amortizaciones y pérdidas por deterioro del primer semestre del ejercicio 2021 se detraen, por otro lado, 729 millones de euros, un 1,9% menos que en el mismo periodo del año anterior. Esta reducción, explica Naturgy, se debe al deterioro de activos realizado en el último trimestre de 2020, que afectó principalmente a los activos de generación térmica e hidráulica en España y redes de gas en Argentina, que supondrá unas menores amortizaciones de unos 75 millones de euros por año.

Finalmente, el resultado financiero, la diferencia entre ingresos financieros como las inversiones o los gastos financieros como las amortizaciones de deuda, se sitúa en -236 millones de euros, un 2,5% menos que hace un año.

Otros artículos interesantes:

Naturgy se alía con Glovo para ofrecer servicios de reparaciones en Sevilla y Valencia

Naturgy ha recortado 4.000 empleos en 3 años a través de desinversiones y bajas incentivadas

Naturgy da un golpe de timón: ficha a tres nuevos ejecutivos para tres nuevas unidades de negocio