El fondo de capital riesgo Nauta Capital, uno de los más veteranos del ecosistema español, acaba de cerrar su quinto fondo de 190 millones para invertir en negocios B2B

Equipo de Nauta Capital
Equipo de Nauta Capital

Nauta Capital

  • La gestora de capital riesgo Nauta Capital ha cerrado su quinto fondo en 190 millones de euros, por encima del objetivo.
  • La firma, una de las más veteranas del ecosistema español con actividad desde 2004, ya ha cerrado varias inversiones de este vehículo centrado en compañías de servicios para empresas (B2B).
  • El fondo se suma a una dinámica de vehículos de mayor tamaño en el ecosistema español, con otros como Leadwind, de K Fund y Telefónica, o el tercer fondo de Seaya.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nauta Capital es uno de los fondos más veteranos del ecosistema español de capital riesgo. Comenzó su andadura en 2004, y desde entonces ha invertido en compañías como Scytl, Privalia, Socialpoint o Holded, siendo uno de los pioneros en contar con vehículos inversores de gran tamaño.

La gestora, con sedes en Barcelona, Londres y Berlín, acaba de cerrar su quinto fondo de inversión, en el que ha superado su objetivo de 150 millones para alcanzar los 190 millones. Este fondo estará centrado en invertir en compañías de servicios para empresas (B2B) que sean eficientes en capital, a las que aportará entre 1 y 5 millones de euros en fase inicial.

"Estamos orgullosos de haber superado nuestro objetivo al cerrar en 190 millones, lo que lo convierte en nuestro mayor fondo hasta la fecha y uno de los mayores de Europa en B2B", ha asegurado el socio principal del fondo, Carles Ferrer, a través de una nota de prensa.

Este vehículo ya cuenta con algunas inversiones desde que hicieran su primer cierre en 2020, con compañías como la herramienta de compras Cledara, la plataforma de código abierto Nhost, la herramienta de analítica Appfollow, la compañía de bienestar emocional para trabajadores ifeel, la aseguradora para pymes insureQ o la compañía de logística de última milla Gophr.

La inversión del capital riesgo se duplica en España porque el ecosistema crece y las startups cierran rondas más grandes: así ha evolucionado la primera mitad de 2021, según Ascri

Entre los inversores del fondo hay varias compañías privadas interesadas en el sector de los servicios a empresas, family offices como Merifin Capital (Países Bajos) o la gestora de inversiones del banco español BBVA (BBVA Asset Management).

Parte de lo recaudado por el fondo estará orientado en invertir tickets pequeños, de entre 100.000 y 250.000 libras (entre 117.000 y 293.000 euros, al cambio actual) en 16 compañías de la aceleradora Nauta Labs, en la que la gestora pretende atraer a 35 proyectos en crecimiento.

La industria del capital riesgo española se hace mayor

El quinto fondo de Nauta Capital es otro ejemplo de cómo las gestoras españolas comienzan a levantar vehículos de mayor tamaño, que les permiten aspirar a rondas más relevantes. A mediados de septiembre, K Fund dio a conocer Leadwind, un fondo lanzado junto a Telefónica, que aporta 70 millones, con el objetivo de levantar 250 millones de euros para invertir en startups de tecnología.

Otra gestora española, Seaya Ventures, superó este verano los 137 millones de euros en su tercer fondo de inversión y aspira a alcanzar los 150 millones. También Kibo Ventures protagonizó una operación hasta ahora poco habitual en el sector: la venta en el mercado secundario de sus participaciones en Flywire, Jobandtalent o Carto a la gestora estadounidense HarbourVest.

El sector está pasando "de la adolescencia a la mayoría de edad",  opinó en declaraciones a Business Insider España el inversor Carlos Blanco, presidente de Encomenda Smart Capital. 

Otros artículos interesantes:

K Fund lanza junto a Telefónica el fondo Leadwind, con el que aspiran a captar hasta 250 millones de euros para invertir en startups en crecimiento

El tercer fondo de Seaya Ventures ha captado ya 137 millones de euros, por encima del objetivo

El fondo de Telefónica y KFund o la última operación de Kibo muestran la madurez del sector del capital riesgo español y dan una llamada de atención a otras grandes corporaciones

Te recomendamos