Una nave espacial no tripulada repara un satélite en órbita de Intelsat por primera vez

Satélite en órbita
Getty
  • Northrop Grumman y Astroscale ya habían mostrado su deseo de enviar naves capaces de reparar satélites en órbita.
  • El satélite IS-901 de Intelsat, que pronto va a cumplir 20 años, seguirá 5 años más de servicio gracias a una nave construida por Northrop Grumman.
  • Es la primera vez que se realiza semejante hazaña pero el grupo de empresas aeroespaciales ya tiene prevista su próxima misión.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hace medio año, las compañías aeroespaciales Northrop Grumman y Astroscale habían mostrado su deseo de enviar naves espaciales capaces de reparar satélites en órbita para alargar así la vida operativa de estos.

El satélite IS-901 de Intelsat pronto va a cumplir los 20 años, una cifra que va mucho más allá de su vida útil esperada, según ha recogido CNBC. Sin embargo, gracias a una nave espacial construida por Northrop Grumman, el satélite estará 5 años más de servicio.

Lanzado en 2001, se estaba quedando sin el combustible necesario para mantener la órbita. En lugar de lanzar un satélite nuevo, su propietario decidió contratar a Northrop Grumman para que enviara el MEV-1 (satélite Mission Extension Vehicle 1), conectándose al IS-901 y permitiendo su continuidad.

Leer más: Los hackers podrían controlar los satélites de Elon Musk hasta convertirlos en armas, según los expertos

"Vemos una mayor demanda de nuestros servicios de conectividad en todo el mundo y preservar la experiencia de nuestros clientes utilizando tecnología innovadora como MEV-1 nos está ayudando a satisfacer esa necesidad", ha dicho Mike DeMarco, director de servicios de Intelsat, en un comunicado de Northrop Grumman.

Con esta declaración se afirma el éxito de la misión. MEV-1 ya se encuentra acoplado a IS-901, llevándole de vuelta a la órbita correspondiente y ofreciendo sus servicios a los clientes de Intelsat, ha recogido Space.com.

La compañía tiene previsto lanzar el MEV-2 a finales de este año. Su objetivo vuelve a ser otro satélite de Intelsat.

"Este evento histórico, destacado por el primer encuentro en órbita y el acoplamiento de 2 satélites comerciales así como el posterior reposicionamiento de la batería de 2 naves espaciales, demuestra el valor comercial que MEV ofrece a los clientes", ha dicho Tom Wilson, vicepresidente de Northrop Grumman Space Systems, en un comunicado. "Ahora que MEV-1 ha cumplido con éxito su misión de poner el satélite Intelsat-901 de nuevo en servicio, seguiremos siendo pioneros en el futuro del servicio en órbita a través de nuestra hoja de ruta tecnológica de varios años que conduce a servicios adicionales como la inspección, el montaje y la reparación".

LEER TAMBIÉN: SpaceX tiene ahora la mayor constelación de satélites de telecomunicaciones en órbita

LEER TAMBIÉN: Las misiones espaciales más ambiciosas de las próximas décadas

LEER TAMBIÉN: SpaceX, el proyecto de Elon Musk con el que busca ofrecer Internet de forma económica a todo el mundo, estará listo en 2020

VER AHORA: Ángel Sáenz de Cenzano, CEO de LinkedIn España: “El mayor reto del mercado laboral será la capacitación de las personas para dar respuesta a las necesidades del futuro”