Empiezan los ensayos clínicos de una vacuna contra el coronavirus que podría fabricarse en masa a bajo coste y generar una potente respuesta inmune

Vacuna fabricada en huevos

Reuters 

  • Una nueva vacuna contra el COVID-19 que está empezando ensayos clínicos podría cambiar por completo el curso de la pandemia. 
  • La vacuna puede ser fabricada en masa a bajo coste en huevos y utiliza un diseño molecular que podría producir una respuesta inmune mucho más potente que la obtenida hasta ahora. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Una nueva vacuna contra el COVID-19 que acaba de empezar  ensayos clínicos en Brasil, México, Tailandia y Vietnam podría cambiar el curso de la pandemia por completo, según informa The New York Times. 

La vacuna, conocida como NDV-HXP-S y desarrollada por el Centro de Innovación y Acceso a las Vacunas, podría generar una respuesta inmune más potente que la de las vacunas aprobadas hasta ahora y sería también mucho más barata de fabricar. 

La primera generación de vacunas contra el coronavirus, especialmente las de ARN mensajero, requiere ingredientes especializados y costosos para su fabricación. 

En cambio, esta nueva vacuna aprovecha las infraestructuras que ya tienen muchos países para hacer vacunas baratas contra la gripe utilizando huevos de gallinas. 

Desde los factores de riesgo hasta los interrogantes de las vacunas: un año de investigación sobre el COVID-19

Los huevos producen una gran cantidad de nuevas copias de los virus. A continuación, los trabajadores de la fábrica extraen los virus, los debilitan o los matan y los introducen en las vacunas.

Si la NDV-HXP-S demuestra ser segura y eficaz, los fabricantes de vacunas contra la gripe podrían producir más de mil millones de dosis al año, explica The New York Times

Esto implica que los países de bajos ingresos que actualmente tienen dificultades para obtener vacunas de los países más ricos podrían fabricar la NDV-HXP-S por su cuenta o adquirirla a bajo coste de sus vecinos.

"Esto es asombroso: cambiaría las reglas del juego", asegura Andrea Taylor, subdirectora del Centro de Innovación en Salud Global de Duke.

La desigualdad en la vacunación de los países aumenta el riesgo de nuevas variantes

Taylor está dirigiendo una investigación sobre la distribución de las vacunas y ha denunciado en numerosas ocasiones que los países ricos se han apropiado de las existencias 

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom, llegó a calificar el reparto actual de las vacunas como "un fracaso moral catastrófico".  

"La parte de las vacunas que han recibido hasta ahora es terrible", dice a The New York Times el Dr. McLellan, uno de los coordinadores del desarrollo de la nueva vacuna. 

Para evitar esto, la Universidad de Texas estableció un acuerdo de licencia para HexaPro, la proteína pionera desarrollada por los investigadores para este candidato, que permite a empresas y laboratorios de 80 países de ingresos bajos y medios utilizar la proteína en sus vacunas sin pagar derechos.

5 razones por las que es casi imposible alcanzar la inmunidad de rebaño, según los científicos

La necesidad de que las vacunas lleguen a los países de menores ingresos se ha visto acrecentada por la aparición de las nuevas variantes, que revelan que la pandemia no será frenada si no se detiene a nivel mundial. 

Tedros Adhanom ha advertido de los riesgos de dejar fuera de la vacunación a países enteros en una crisis sanitaria cuyo alcance es global. 

"Tengo que ser sincero: el mundo está al borde de un catastrófico fracaso moral, y el precio de este fracaso se pagará con vidas y medios de subsistencia en los países más pobres del mundo", subrayó.

"No podemos dejar partes del mundo sin acceso a las vacunas, porque simplemente volverán a nosotros", coincidió también Charlie Weller, jefe de vacunas de la fundación de investigación sanitaria Wellcome, en Bloomberg. "Eso pone a todo el mundo en riesgo".

Un estudio citado durante el Consejo Ejecutivo de la OMS, avala que el reparto igualitario de las candidatas disponibles supondría beneficios económicos de 153.000 millones de dólares (más de 126.000 millones de euros) en 2021 —más 380.000 millones de euros en 2025—. 

Madrid habría explorado la posibilidad de adquirir Sputnik V: crece el interés por la vacuna rusa que no ha sido aprobada aun en Europa

Una campaña mundial perfectamente coordinada podría haber acabado con el COVID-19, afirma Matt Ferrari, epidemiólogo del Centro de Dinámica de Enfermedades Infecciosas de la Universidad Estatal de Pensilvania en University Park a Nature.

"Es algo técnicamente factible, pero en la realidad es muy poco probable que lo consigamos a escala mundial", lamenta. 

Además de su bajo coste, NDV-HXP-S ha sido desarrollada siguiendo un nuevo diseño molecular y, aunque todavía tiene que ser validada en los ensayos en humanos, se espera que la respuesta inmune que genere sea mucho más potente que las vacunas de la primera generación. 

Aun así, los primeros resultados de los ensayos clínicos de la vacuna no llegarán hasta el verano y, de ser esperanzadores, el candidato tardaría todavía unos meses en completarse y obtener la aprobación. 

Otros artículos interesantes:

Los interrogantes que se han ido despejando (y los que persisten) de las vacunas de Pfizer y Moderna

La desigualdad en la vacunación de los países aumenta el riesgo de nuevas variantes

Más allá de las grandes farmacéuticas: las vacunas españolas que se están produciendo contra el virus

Te recomendamos

Y además