Claves para reducir el interés de la hipoteca y pagar una cuota más barata

Una pareja firmando una hipoteca
Getty
  • Reducir la cuota de la hipoteca y pagar una cantidad menor es posible si sabes cómo hacerlo.
  • Negociar con el banco, contratar otro préstamo o subrogar la hipoteca son algunas de las estrategias que puedes poner en práctica.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La mejor forma de conseguir una hipoteca barata y que se adapte a tu capacidad financiera es estudiando diferentes opciones antes de firmar el contrato.

Se trata de una decisión que no debes tomar a través del impulso: es necesario acudir a varios bancos y no lanzarte a por la primera opción que parezca convincente.

Sin embargo, aunque lo hayas sopesado durante largo tiempo, lo cierto es que conforme pasan los años puede surgir la necesidad de rebajar la cuantía de la hipoteca y pagar menos.

Es aquí donde pueden surgir las dudas: muchos hipotecados piensan que una vez firman el acuerdo ya no es posible pagar menos, pero esta creencia no es cierta.

Según detallan desde HelpMyCash, refinanciar una hipoteca y conseguir unas mejores condiciones es posible si sabes cómo hacerlo. 

A continuación, se muestran 3 vías con las que puedes reducir la cuota de tu hipoteca y pagar menos.

Negocia con el banco

Cuál es el dato clave para elegir tu hipoteca
Getty Images

Este proceso se conoce como novación, y consiste en ofrecer unas nuevas condiciones al banco para así llegar a un acuerdo que pueda resultar beneficioso para ambas partes.

La entidad bancaria escuchará tu propuesta, pero lo cierto es que sí el pacto no les genera interés o creen que se ven perjudicados no darán su brazo a torcer.

Una de las ventajas de la novación es que puedes modificar cualquier cláusula de la hipoteca, siempre y cuando el banco esté dispuesto a ello.

Prepara bien tus argumentos antes de hacer la propuesta. Y ten en cuenta que también habrá que pagar un coste: entre el 0,1% y el 1% del importe pendiente, además del gasto en la gestoría.

Contrata otro préstamo

Tipos de préstamos para autónomos
Getty Images

Otra opción que tienes a tu alcance es la de contratar una nueva hipoteca, aunque dependiendo de tu situación puede no ser lo más recomendable.

Para suscribir un nuevo préstamo con unas condiciones más ventajosas tendrás que cancelar el anterior.

Esto implica gastos adicionales, como la tasación de la vivienda (aproximadamente 300 euros), la comisión de apertura de la nueva hipoteca y la comisión por amortización del actual préstamo.

Además, si cancelas la hipoteca para contratar una nueva tendrás que pagar alrededor de 1.000 euros para eliminarla registralmente.

Subroga la hipoteca

Estafas con las hipotecas.
Getty Images

Esta es una de las alternativa que pueden ser más beneficiosas. La subrogación consiste en trasladar la hipoteca a un banco distinto para así disfrutar de unas mejores condiciones.

Al subrogar una hipoteca puedes cambiar el tipo de interés, el plazo de amortización, las comisiones del préstamo y los productos que hubieses vinculado a la hipoteca.

En los 2 primeros casos pagarás menos cada mes, y gracias a los 2 últimos acabarás ahorrando en el conjunto de la hipoteca.

Pero este proceso tampoco te va a salir gratis: es muy posible que tu hipoteca incluya una comisión por subrogación, en cuyo caso tendrás que abonar el 0,5% del capital pendiente de los primeros 5 años y el  0,25% a partir de ese momento.

Además, la subrogación tiene sus límites, ya que no permite hacer un cambio de titulares o llevar a cabo una ampliación de capital.

Otros artículos interesantes:

Cuáles son las principales características para que un préstamo hipotecario sea bueno

Cómo conseguir una hipoteca o préstamo personal aún teniendo mal historial crediticio

Cómo calcular la cuota de hipoteca que te puedes permitir: todo lo que debes tener en cuenta

Te recomendamos

Y además