Pasar al contenido principal

El negocio de Uber se desaceleró dramáticamente en el cuarto trimestre de 2018 mientras se prepara para salir a Bolsa

CEO DE UBER
Dara Khosrowshahi, CEO de Uber Wikipedia
  • Las pérdidas de Uber se redujeron a 370 millones de dólares el año pasado frente al récord negativo de 4.500 millones en 2017, según ha detallado la compañía.
  • Pero este relativo buen dato se vio impulsado por la venta de dos empresas del grupo.
  • Y su tasa de crecimiento se desaceleró dramáticamente en el cuarto trimestre: las ventas crecieron solo un 2% respecto al tercer trimestre y apenas un 25% frente al periodo vacacional de 2017.

Uber redujo dramáticamente sus pérdidas el año pasado, gracias a la venta de sus negocios en Rusia y el sudeste asiático, según ha informado la compañía este viernes.

Así pues, el servicio de movilidad se anotó números rojos de 370 millones de dólares pese a su facturación de 11.300 millones. En comparación, Uber perdió 4.500 millones de dólares -con una facturación total de 7.500 millones- en el global de 2017.

Sin las ventas de activos, habría registrado unas pérdidas de más de 1.000 millones de dólares. Excluyendo también otros cargos y beneficios, Uber habría perdido 1.800 millones el pasado curso, mucho más cerca de los números rojos de 2017 (2.200 millones de dólares en pérdidas).

Leer más: Uber comienza a operar en Granada mientras amenaza con abandonar Barcelona

Por si fuera poco, su negocio se desaceleró dramáticamente en el cuarto trimestre de 2018. En ese período, Uber perdió 865 millones con una facturación de 2.200 millones de dólares. En los mismos tres meses del año 2017, la compañía se dejó 1.100 millones ante unos ingresos de 2.200 millones de dólares.

Si miramos solo el lado de los ingresos, Uber atesoró una tasa de crecimiento de solo el 25% respecto al cuarto trimestre de 2017, mucho más lenta que el 43% de aumento que la empresa registró durante el global del año, y muy por debajo de la tasa de crecimiento anual del 61% que Uber logró en 2017.

Además, las ventas de la compañía aumentaron solo un 2% en el cuarto trimestre respecto al tercer trimestre del año pasado. Además, su tasa de consumo, la comisión sobre lo que pagan los clientes por los viajes de Uber, disminuyó tanto en el período del año anterior como en el tercer trimestre.

Toda esta desaceleración podría preocupar a los posibles inversores a medida que la compañía se prepara para su oferta pública de venta (OPV). La compañía presentó de forma confidencial su documentación para una OPV el mes pasado, informó The Wall Street Journal.

Uber terminó 2018 con 6.400 millones en efectivo, lo que supone un aumento de 4.800 millones al final del tercer trimestre.

Y además