Nestlé también quiere su trozo del pastel de la carne cultivada en laboratorio y se lanza a explorar tecnologías emergentes

Carne cultivada

Getty Images

  • Nestlé se suma al cuerpo creciente de compañías que evalúan tecnologías innovadoras para producir carne cultivada con varios socios externos y proyectos emergentes.
  • La empresa está trabajando con Future Meat Technologies, una startup capaz de producir componentes cárnicos cultivados no transgénicos a partir de células animales, reduciendo la necesidad de cultivos y recursos para la cría de ganado. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nestlé también se lanza a explorar las alternativas que ofrece el mercado emergente de la carne cultivada, una de las tendencias foodtech más importantes a nivel global y que cada vez despierta más atención y capital por parte de los inversores. Así lo anunciaba un comunicado oficial de la compañía esta semana. 

El gigante suizo ha estado trabajando en productos cárnicos alternativos que mezclarían carne cultivada con ingredientes de origen vegetal.

Nestlé pisa el acelerador hacia el mercado de la carne sintética

Para comprender el potencial de las futuras alternativas a la carne, Nestlé está midiendo las tendencias científicas o las metodologías innovadoras que posibilitan la creación de carne artificial, como son la fermentación celular o la impresión 3D. "Estas tecnologías novedosas pueden conducir a productos más respetuosos con el medio ambiente", señala la compañía.

El principal aliado en estos momentos de los científicos de Nestlé Research en Lausana se trata de la startup israelí Future Meat Technologies, una empresa emergente líder en carne cultivada. Su tecnología patentada es novedosa y rentable, brindando la oportunidad de producir componentes cárnicos cultivados no transgénicos a partir de células animales.

Entre otros logros, Future Meat Technologies ya ha logrado reducir costes, el principal desafío: 100 gramos de su pollo de laboratorio han bajado a 4 dólares, un precio que planea reducir a la mitad para finales de 2022. La startup quiere comenzar a vender sus productos en Estados Unidos a finales de 2022, a la espera de las aprobaciones regulatorias.

Pechuga de pollo cultivada en laboratorio.
Pechuga de pollo cultivada en laboratorio.

Future Meat Technologies

"Durante muchos años hemos estado invirtiendo en nuestra experiencia en proteínas y el desarrollo de tecnologías patentadas para alternativas de carne de origen vegetal, lo que nos permite expandir continuamente nuestra amplia gama de productos sabrosos y nutritivos con menor impacto ambiental", señala Reinhard Behringer, director del Instituto Nestlé de Ciencias de los Materiales en Nestlé Research.

El directivo también destaca que además de las propuestas de carne basada en plantas, también buscan otras alternativas como las versiones de carne sintética o in vitro, nacida en el laboratorio. 

"Proporcionar a las personas productos a base de plantas deliciosos, nutritivos y sostenibles es una prioridad para Nestlé", asegura la compañía. Nestlé tiene experiencia en el desarrollo de productos a base de plantas bajo su marca Garden Gourmet, También ha ampliado el catálogo de alternativas a la leche a través del lanzamiento en Europa de una bebida a base de guisantes.

Desde Bloomberg destacan que varios gigantes de la alimentación y pesos pesados de la propia industria cárnica han respaldado las nuevas empresas de carne cultivada en los últimos años.

Citan a Tyson Foods y Cargill, que han invertido en el cultivo de carne en el espacio, mientras que BRF SA y Mitsubishi Corp. están trabajando con Aleph Farms, cuya última ronda también contó con el respaldo de Thai Union Group y CJ CheilJedang Corp de Corea del Sur. Aleph Farms está detrás de la creación del primer bistec de carne de laboratorio.

Reducir un 50% la producción ganadera salvaría cada año 12.000 especies y el 30% de la pérdida de biodiversidad, tal y como expone Bernat Añaños, cofundador de la empresa de carne vegetal Heura, que analiza estos datos en el informe Apetito de destrucción. También equivaldría a salvar 4,45 millones de kilómetros cuadrados de tierra cultivable, el tamaño de la India y Mongolia juntas. El documento revela que el 60% de toda la pérdida de biodiversidad obedece a la ganadería.  

Según estimaciones de la consultora estadounidense AT Kearney, la carne cultivada y los sustitutos de la carne están en camino de "interrumpir la multimillonaria industria mundial de la carne". El estudio calcula que alrededor de un tercio del suministro mundial de carne se basará en alternativas en los próximos 10 años y que la carne cultivada tendrá una tasa de crecimiento anual del 41 % por año, desbancando a la carne animal en 2040. 

Otros artículos interesantes:

"Queremos que la gente pueda comer carne sin matar a una vaca": Cocuus, la startup navarra capaz de imprimir en 3D chuletones a partir de células madre, restos o plantas

El secreto está en las setas: Innomy, la increíble startup española que planta filetes, salchichas o hamburguesas cultivando hongos fermentados en laboratorio

Te recomendamos

Y además