Pasar al contenido principal

Nestlé es la primera empresa con bonos a 10 años de interés negativo: eso es básicamente que los mercados le están pagando por comprar su deuda

Sede de Nestlè
Nestlé
  • Nestlé se ha convertido en la primera empresa con bonos corporativos a 10 años que cuentan con interés negativo. Esto significa que los mercados están pagando por comprar los bonos de deuda de la compañía. 
  • Las empresas acuden a los mercados emitiendo bonos para financiar sus planes de negocio. Los inversores compran estos bonos que tienen un plazo de vencimiento concreto donde si todo va bien se le devolverá su dinero. Hasta que el bono venza los inversores reciben un interés por haber prestado su dinero a la compañía. En este caso, los inversores pagan por tener bonos de esta empresa. 
  • De este modo, la rentabilidad de la deuda de la compañía suiza ha pasado del 1,2% con el que comenzó 2019 al -0,1% que alcanzó este pasado martes.
  • 17 empresas españolas ya cuentan con emisiones de pagarés a intereses negativos, entre ellas Santander, BBVA o ACS, pero se trata de deuda con vencimientos de menos de un año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El mercado de la deuda se enfrenta en 2019 a un escenario completamente atípico. Mientras los niveles de deuda soberana se sitúan en niveles que los analistas de BTIG ya califican de la "mayor burbuja de la historia", la deuda corporativa no para de aumentar, especialmente la vinculada a mayor nivel de riesgo, lo que recuerda a la crisis de las hipotecas subprime.

Todo ello ha llevado el total de la deuda mundialsuperar su propio récord situándose en 220 billones de euros, lo que supone un 320% del PIB mundial. Esta situación, especialmente en lo que se refiere a la deuda corporativa, ya ha hecho que la Reserva Federal encienda las alarmas y advierta de los riesgos que implica esta situación, principalmente en un momento en el que los tipos negativos comienzan a ser cada vez más comunes.

Leer más: Esta es la razón por la que la rentabilidad de los bonos está cayendo y por qué su descenso no terminará pronto

Este es el caso de los bonos corporativos a 10 años de la multinacional suiza de la alimentación, Nestlé, que este pasado martes se ha convertido en la primera empresa con deuda a largo plazo que la emite en los mercados con interés negativo, según ha anunciado Bloomberg. El medio económico estadounidense asegura que este hito supone un duro golpe para los gestores de carteras en un momento en el que los inversores huyen de la deuda soberana. 

De hecho, la rentabilidad de sus bonos a 10 años ha pasado del 1,2% con el que comenzó 2019 al -0,1% que alcanzó este martes. En total, se trata de unos 750 millones de euros en bonos que vencen en 2029 y que harán que la compañía helvética gane más dinero con esta emisión que en los mercados debido a la situación de la renta fija denominada en euros.

Leer más: Este experto que anticipó la crisis del 2008 avisa que el gran cataclismo en los mercados llegará por el colapso en la deuda corporativa

 

Las empresas acuden a los mercados emitiendo bonos para financiar sus planes de negocio. Los inversores compran estos bonos, que tienen un plazo de vencimiento concreto cuando si todo va bien se le devolverá su dinero, recibiendo un interés por haber prestado su dinero. De esta forma, hasta que el bono venza los inversores reciben un dinero adicional por haber prestado su capital a la compañía. En este caso, los inversores pagan por tener bonos de esta empresa.

"Era una cuestión de tiempo que esto sucediese", asegura el analista de Bloomberg Tasos Vossos, que ha destacado que, a pesar de entrar en terreno negativo, los bonos a 10 años de Nestlé siguen 60 puntos básicos por encima del bund, la deuda soberana alemana de igual vencimiento y que sirve de referencia para la prima de riesgo. "Es lógico que una gran compañía como esta viese como sus bonos seguían a los de Alemania hacia abajo".

Esto se produce en un momento donde los bancos han comenzado también a cobrar en algunos casos puntuales por los depósitos corporativos e institucionales a las compañías en un entorno donde los bancos centrales han orquestado una política monetaria de tipos de interés al mínimo. 

La entrada en terreno negativo de la deuda corporativa de Nestlé a 10 años supone un hito porque se trata del primer bono de una empresa de tan largo vencimiento que se sitúa por debajo de 0. En España, sin ir más lejos, hay 17 empresas ya cuentan con emisiones de pagarés a intereses negativos, entre ellas Santander, Telefónica, BBVA o ACS, pero se trata de deuda con vencimientos de menos de un año, según Cinco Días.

Y además