Pasar al contenido principal

Netflix desafía a Hollywood: 90 películas al año con presupuestos de hasta 200 millones

La balada de Buster Scruggs
Un fotograma de La balada de Buster Scruggs. Netflix
  • Scott Stuber, responsable de películas originales de Netflix, ha confirmado que prevén crear 90 películas originales en 2019.
  • Cada una de ellas tendrá un presupuesto individual que oscilará entre los 20 y los 200 millones de dólares.
  • Esto refuerza la estrategia de la compañía a la hora de competir con los grandes estudios de Hollywood.

Netflix acaba de desafiar a Hollywood de forma directa. En una entrevista publicada este fin de semana por The New York Times, Scott Stuber, responsable de películas originales de la compañía, ha confirmado que en 2019 prevén hacer 90 producciones propias.

Concretamente, la multinacional tiene organizado este departamento en dos: Originals, que será responsable de 20 películas con presupuestos que oscilarán entre los 20 y los 200 millones de dólares; por otra, Indie Group, que creará unas 35 films con un coste de 20 millones por cada una.

Esto refleja el poder de Netflix en el panorama cinematográfico actual. Y es que, a día de hoy, supera por mucho la capacidad de creación de muchos de los grandes estudios de Hollywood. Por ejemplo, Universal Pictures — una de las empresas más prolíficas de la industria — apenas prevé llegar a las 30 películas el año que viene.

Leer más: Este gráfico demuestra que los europeos pagan más por ver Netflix que el resto del mundo

Todo apunta a que la organización ya tiene la vista puesta en los Oscar. Sólo hay que ver su última producción, Roma, dirigida por Alfonso Cuarón, para la que se destinó un presupuesto de 15 millones de dólares. De momento está teniendo muy buenas críticas y hay quien dice que se llevará el ansiado galardón a Mejor Película, pero habrá que esperar a finales de febrero para ver si consigue llevarse una estatuilla. De hecho, este título, además de estar disponible en el servicio de streaming, también puede verse en varios cines.

Y es que esta estrategia, junto con la de contratar a Cuarón — conocido por Gravity (con la que se llevó el Oscar a Mejor Director en 2014), Y tu mamá también o Harry Potter y el prisionero de Azkabán — es sólo la punta del iceberg para hacerse un hueco en la industria. Prueba de ello es que la compañía ya ha firmado con personalidades de la talla de Martin Scorsese, Steven Soderbergh, Guillermo del Toro, Michael Bay, Meryl Streep, Ben Affleck, Eddie Murphy, Sandra Bullock y La Roca.

"Si quieres crear una buena película, tienes que contar con los mejores", explica Stuber a The New York Times.

Los 112 días que dividen al sector

Un fotograma de la película Roma, de Alfonso Cuarón.
Netflix/Carlos Somonte

Esta estrategia de crear superproducciones de Hollywood no han dejado indiferente a la industria. Y es que si primero decidieron que ningún film podía optar la estatuilla si no se había exhibido en cines, ahora las salas no llevan bien que Netflix se salte el acuerdo de 112 días que tienen que pasar entre el estreno en las salas e Internet.

Para poner contexto a la situación, cuando un director acepta la oferta de Netflix, estos le garantizan libertad y los presupuestos que deseen, pero a cambio tienen que aceptar que la prioridad es su plataforma, es decir, el estreno online. Hay excepciones —como el de Carmina y revienta (se lanzó en cine, DVD e Internet a la vez)— pero lo normal es que esa sea la norma. 

Por esta razón, son muchos los exhibidores que se niegan a tener películas como Roma en su cartelera.

Más rentabilidad que las producciones externas

Ana serie Netflix
Netflix

Pero, ¿por qué tanto interés en crear series y películas originales? Muchos podrían pensar que, para una compañía como Netflix, sería mucho más sencillo comprar títulos a otras productoras, como Warner, Disney, Paramount o Universal. Sin embargo, la organización se esfuerza tanto en crear buenos contenidos propios por una cuestión básica: los números.

Y es que para la organización son mucho más rentables las series, películas y documentales originales que las externas porque no tienen que pagar derechos. De hecho, Ted Sarandos, responsable de Contenidos de Netflix, confirmó que pretendían terminar 2018 con unas 1.000 producciones propios

Además, los usuarios están encantados. Prueba de ello es que en el último trimestre Netflix sumó 7 millones más suscriptores que el periodo anterior.