¿Películas comerciales de Netflix con grandes estrenos en cines? 'Army of Dead', otro experimento que podría hacer que cines y plataformas entierren el hacha de guerra

Omari Hardwick en el papel de Vanderohe en 'Army of dead' ('Ejército de los muertos').
Omari Hardwick en el papel de Vanderohe en 'Army of dead' ('Ejército de los muertos').

Netflix / Clay Enos

Las consecuencias de la pandemia en los estrenos cinematográficos y sus estrictos plazos de exclusividad no parecen tener fin. Cinemark, una de las mayores cadenas de exhibición de EEUU, anunciaba esta semana que se une a la lista de cines que proyectarán Army of Dead, la nueva aventura zombi de Zack Snyder producida por Netflix. La cinta llegará a los cines el 14 de mayo, y dará a las salas una semana de exclusividad comercial antes de llegar a la plataforma. 

Cinemark aportará 200 cines a este estreno que, unidas a las que proporcionarán Alamo Drafthouse, Harkins, iPic, Landmark y Cinépolis, convertirá a la cinta en el estreno más grande de Netflix hasta la fecha. 600 salas proyectarán una película que se podrá ver una semana más tarde en el hogar. Aunque la cifra queda bastante lejos de las que manejan los grandes blockbusters (Avengers: Endgame, por ejemplo, se estrenó en casi 5.000 pantallas), marca un punto de inflexión muy interesante dentro de la política de estrenos cinematográficos de la compañía

Hasta la fecha los estrenos de Netflix en cines se habían circunscrito a títulos con posibilidades de conseguir galardones (para los que el paso por salas era condición imprescindible de elegibilidad), antes o durante la temporada de premios. Ahora se trata de una gran producción que ha costado unos 70 millones de dólares, con una audiencia potencial mucho más amplia y una ambición meramente comercial. Evidentemente no se trata del blockbuster de una major. Estamos ante una película de plataforma con potencial pero que, en el statu quo tradicional, no habría pasado por las salas. En la práctica, podría definir una nueva categoría dentro de la compañía: el taquillazo a escala plataforma. 

Disney sube la apuesta por el streaming con 'Viuda Negra: ¿el jaque mate a las ventanas de distribución y a los cines?

La aceptación de las condiciones de estreno que Netflix ha ofrecido a Cinemark (que reduce la ventana a la mínima expresión) ilustra el profundo cambio de mentalidad que ha experimentado la compañía con el paso de los meses. Acogieron de forma muy tibia la decisión de Warner de estrenar simultáneamente en cines y HBOMax su slate de estrenos para 2021 al completo. Con Disney la reacción fue bastante más rotunda. Se negaron a ofrecer pases de Raya y el último dragón, título que siguió la fórmula del Premier Access (simultáneo en cines y en plataforma con sobreprecio). Con Universal, ya en 2020, la compañía había pactado una reducción de la ventana a 17 días a 31 a (según la magnitud del estreno). Y a medida que ha ido avanzando 2021 se han vuelto todavía más conciliadores. A pesar del berrinche inicial con Warner, muchos de los estrenos day&date de la compañía para este año se han podido ver en sus salas. Y tras el boicot al estreno de Raya por parte de Disney, han decidido abrir la mano con Viuda Negra

Sin el colapso provocado por el COVID-19 la relación de las salas con la distribución digital no habría experimentado los cambios de los que estamos siendo testigos. La beligerancia de los cines hacia cualquier intento de alterar el plazo de exclusividad comercial que le otorgan las ventanas siempre se ha recibido con una actitud abiertamente hostil. La sangría de recaudación que provocó la piratería  explica el rechazo de plano a las fórmulas que la oferta digital legal ha tratado de poner sobre la mesa. Ahora se trata de un temor distinto en el impacto que la accesibilidad y la comodidad de un estreno on line puede tener en el hábito de asistencia al cine. 

El internet de los torrents era canibalizador. El streaming legal es descincentivador. 

La pandemia ha obligado a los cines aceptar unos términos que, en otros tiempos, no se habrían tomado la molestia de considerar. Pero teniendo en cuenta que los grandes estrenos están llegando con cuentagotas, cualquier título con potencial con el que puedan tener con algo de exclusividad no podría ser más bienvenido.  

¿Volverán los estrenos de cine a ser como antes de la pandemia? Los jefazos de las 'majors' tienen serias dudas

El estreno en pantalla grande de Army of dead, una película de género muy anticipada (secuela de la exitosa Amanecer de los muertos), con un componente visual muy potente y reacciones muy viscerales dado su género (que los cines están en condiciones de elevar a la enésima potencia) puede ser ventajosa para ambas partes. 

Cinemark saborea algo parecido al blockbuster de primavera y, de paso, aumenta los contactos con un tipo de audiencia (la palomitera de hábito de asistencia directamente vinculado al gancho del título) sedienta de películas espectaculares en pantalla grande. Es una nueva oportunidad para hacer que el espectador recuerde el valor de la experiencia y de llevarlo al redil promocional, exponiéndolos a trailers que siembren el deseo de acudir más a estos espacios. 

Lo que necesitas saber para estar informado

Lo que necesitas saber para estar informado

¿Te gusta lo que lees?

Comienza tu día sabiendo qué piensan y qué les preocupa a los ejecutivos de las principales empresas del mundo con una selección de historias enviada por Business Insider España a primera hora cada mañana.

Recibe la newsletter

Netflix también gana, aunque con un estreno de estas características el retorno no vaya a ser económico. Bien al contrario: podría incluso perjudicarle. Su negocio depende de las suscripciones y son precisamente este tipo de contenidos los que impulsan las altas. Que acepten esta transferencia de públicos se explica por las ventajas que comporta la fórmula. De entrada les brindará engagement con sus ya clientes (ofreciendo opciones de visionado). También les permitirá limar asperezas con aquel talento que todavía vea en trabajar con Netflix una condena a que su película no se vea en salas. Y sin duda hará más grande una producción costosa en términos de resonancia con el público potencial, gracias al trabajo que pueden hacer los cines desde sus recintos, unido a las potentes campañas de marketing de la compañía.

El negocio cinematográfico camina hacia una nueva realidad, una en la que cines y plataformas de streaming parecen decididas a encontrar fórmulas de beneficio mutuo. Todavía hay muchos circuitos reacios a ceder terreno en su parcela, pero cada vez parece más evidente que recuperar el statu quo anterior es sencillamente imposible. El de Army of dead es tan solo otro ejemplo de que una entente cordial entre cines y streaming es posible… si ambos quieren.

LEER TAMBIÉN: ¿Volverán los estrenos de cine a ser como antes de la pandemia? Los jefazos de las 'majors' tienen serias dudas

LEER TAMBIÉN: HBOMax, Wonder Woman 1984 y por qué el éxito en el entretenimiento del futuro dependerá también de lo que ocurra en los hogares

LEER TAMBIÉN: 2021, el año que diremos adiós a las ventanas audiovisuales

VER AHORA: Fuencisla Clemares, directora general de Google España: “Nuestro reto es seguir trabajando con las empresas y ciudadanos para acelerar la transformación digital en España”