Pasar al contenido principal

Elon Musk dice que ha conseguido que un mono controle un ordenador con su mente: en qué consiste este proyecto que une el cerebro y la Inteligencia Artificial

Elon Musk, CEO de Tesla
El CEO de Tesla, Elon Musk Reuters
  • Elon Musk ha revelado el proyecto en el que lleva trabajando su compañía Neuralink los últimos tres años y parece sacado de una película de ciencia ficción. 
  • Neuralink ha encontrado una nueva forma de insertar electrodos en el cerebro que podría ayudar a personas con problemas de movilidad. 
  • El objetivo final de la iniciativa es lograr una simbiosis con la Inteligencia Artificial. 
  • La investigación está detallada en un documento que no ha sido revisado por la comunidad científica y el proyecto aún no cuenta con la aprobación de las autoridades. 
  • Musk pretende realizar las primeras pruebas en humanos a finales de este año. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Hace tres años que Elon Musk creó Neuralink para trabajar en la conexión entre el cerebro humano y la inteligencia artificial y por fin ha revelado el proyecto que ha estado desarrollando la compañía. 

En una presentación retransmitida en streaming, el directivo se ha subido al escenario para explicar que la compañía ha encontrado una nueva manera de insertar electrodos en el cerebro cosiendo "hilos" que se conectan a un chip sin dañar el tejido del cerebro. 

Estos recopilarán información que se enviará a un aparato situado en la cabeza, que la guardará y transmitirá a un ordenador que sea capaz de analizar los datos. 

El objetivo es comenzar a implantar la creación en humanos con problemas de movilidad que les permitan controlar dispositivos. "Un mono ha podido controlar un ordenador con su cerebro", ha asegurado Musk.

Leer más: Elon Musk presiona a sus empleados para salvar la producción de Tesla y evitar la quiebra de la empresa

Hasta ahora, se han realizado pruebas en animales de laboratorio con hasta 1.500 electrodos. Para ello han empleado "una máquina de coser" que es capaz de implantas seis hilos por minuto (192 electrodos) sin afectar a ningún vaso sanguíneo.

Neuralink consiguió recaudar este año casi 50 millones de dólares en una ronda de financiación, en un momento en el que no se sabía prácticamente nada sobre su actividad.  

Un proyecto sin aprobar 

La investigación está detallada en un documento en el que aparecen como autores Elon Musk y Neuralink, pero como señala el The Wall Street Journal, este trabajo de investigación aún no ha sido revisado por la comunidad científica y varios expertos se muestran escépticos ante los resultados y su posible aplicación en un humanos.

El sistema debe poder durar al menos cinco años en el cerebro para que merezca la pena implantarlo en un cerebro humano, según dice Tim Harris, investigador del Instituto de Investigación Janelia y el desarrollador de la interfaz neuronal del Instituto Médico Howard Hughes, al Journal. 

Philipp Heiler, médico y fundador de Neurofeedback Neuroboost, advierte a Business Insider de que el sistema conlleva riesgos.

"Cuando los médicos abren el cráneo de un paciente para integrar un BCI (interfaz cerebro - ordenador), existen numerosos riesgos, entre ellos el riesgo de daño cerebral, inflamación y cicatrices", señala Heiler. "Tienes que preguntarte cuál es la ventaja sobre otras interfaces como las pantallas táctiles o los asistentes de voz como Alexa". 

Leer más: Un correo filtrado revela que Elon Musk debe aprobar todas las contrataciones de Tesla

Es de esperar que este proyecto de Musk, que él mismo ha reconocido que no está aún aprobado por las autoridades competentes, se vea sometido a un gran escrutinio. Algo que será necesario ya que, según el propio magnate, a largo plazo, tiene como objetivo "lograr una especie de simbiosis con inteligencia artificial".

En la presentación, Neuralink también comentar que entre sus planes está la creación de un receptor externo que podría comunicarse de forma inalámbrica con el chip integrado y conectarse a las aplicaciones. Actualmente esa conexión se realiza por un cable USB - C.

La compañía también ha presentado un robot quirúrgico equipado con óptica avanzada que dicen que es lo suficientemente preciso para tejer los delicados hilos en todo el tejido cerebral sin dañar los vasos sanguíneos. Musk ha asegurado que el objetivo es hacer que el proceso sea tan sencillo como una operación ocular.

Sin embargo, ahora mismo la realidad es completamente diferente ya que se necesita perforar el cráneo con varios orificios con el sujeto bajo anestesia general, según explica el presidente de Neuralink, Max Hodak a The New York Times

Neuralink busca talento

Hodak también subió al escenario durante la presentación y ha reconocido que inicialmente no pensó que esta tecnología fuese a ser "una buena idea", pero que el magnate de Tesla lo convenció de sus posibilidades. 

Leer más: Qué tienen en común Donald Trump y Elon Musk: guía de cómo no se deben hacer las cosas en Twitter

A pesar del escepticismo de la comunidad científica y de la controversia que suele rodear a todas las iniciativas de Musk, la compañía ha decidido hacerlo público y el motivo es claro: necesitan más personas en el proyecto. "El principal motivo de esta presentación es reclutar", ha asegurado Elon Musk. 

La empresa espera poder realizar las primeras pruebas con humanos en el último trimestre del 2019 y los primeros implantes en el 2020. Para poner en marcha los primeros experimentos contarán con científicos de la Universidad de Stanford. 

Y además