¿Por qué la nevera tiene luz pero la mayoría de los congeladores no?

Nevera

Getty Images

  • Aunque algunos congeladores de nueva hornada vienen con iluminación LED incorporada, lo habitual es que la nevera tenga luz y el congelador no. ¿Por qué sucede este fenómeno?
  • Hay varias explicaciones, desde el ahorro en los costes de fabricación al menor uso del congelador o a la reducción de la eficiencia. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Por si no te habías dado cuenta, tu congelador no tiene luz pero tu nevera sí. 

Las razones por las que un electrodoméstico está iluminado y, en el otro, la comida congelada descansa en la oscuridad, son varias. 

El blog Today I Found Outindaga en algunas de estas razones. Al consultar a un técnico veterano de refrigeradores llamado Ed Dougherty, este apunta a la relación entre coste y beneficio. Dicho de otro modo, es un gasto extra del que los fabricantes deciden prescindir, al menos en los modelos de gama baja y media, con prestaciones más sencillas. 

"Aunque no es demasiado caro agregar una luz, un dispositivo sellado, un interruptor o un cableado, sí que cuesta en relación con el coste de toda la unidad y los fabricantes quieren ahorrar cada dólar que puedan en la fabricación de su producto".

Además, el congelador se abre mucho menos que la nevera y, cuando se hace, es para ir a tiro fijo. En el refrigerador normal suelen estar las cosas de picoteo, las sobras de comida y la gran mayoría de alimentos, mientras que para encontrar algo del congelador se suele recurrir a la luz de la cocina. 

Desde PSB News también añaden que no todos los consumidores valoran por igual la comodidad que ofrece una luz en el congelador. 

"El principio de coste-beneficio ofrece un marco prometedor para reflexionar sobre esta cuestión. En ambos compartimentos del electrodoméstico, el coste de instalar una luz que se enciende automáticamente al abrir la puerta es esencialmente el mismo":

"También es lo que los economistas llaman coste fijo, que en este contexto significa que no varía con la cantidad de veces que se abre la puerta". Como la nevera se abre mucho, representa más bien un beneficio extra para el cliente. 

"En general, el beneficio de tales características, medido por lo que la gente está dispuesta a pagar por ellas, tiende a aumentar a medida que aumentan los ingresos", explica el experto Robert Frank. 

Dicho de otro modo, el coste adicional de la luz en el congelador sí vale la pena para los consumidores con un poder adquisitivo alto. 

Conoce cómo trabajamos en BusinessInsider.

Etiquetas: Curiosidades, Hogar