Inteligencia artificial con sello español para revolucionar el sector financiero: Ultramarine, la tecnología de inversión que deja de operar si detecta incertidumbre en el mercado

Daniel Ferrer, fundador y presidente no ejecutivo de New Horizon Technologies
Daniel Ferrer, fundador y presidente no ejecutivo de New Horizon Technologies

New Horizon Technologies

  • New Horizon Techonologies es la compañía detrás de Ultramarine, una tecnología basada en inteligencia artificial que en su aplicación al sector financiero ha conseguido reducir las pérdidas al 0,8%.
  • Su fundador, Daniel Ferrer, tiene 28 años y ha explicado en una entrevista con Business Insider España que empezó a desarrollar inteligencia artificial como hobby.
  • La compañía acaba de firmar un acuerdo con la familia Al Ghurair para la distribución de Ultramarine en Emiratos Árabes valorado en 100 millones de euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

2020 no ha sido el mejor año para el sector financiero. Las caídas generalizadas provocadas por la expansión del coronavirus fueron una sorpresa para casi todos y, a pesar de las subidas protagonizadas por buena parte del sector tecnológico, muchas compañías todavía no se han recuperado.

La pregunta del millón: ¿se podría haber evitado?

La inteligencia artificial (IA) podría tener la respuesta. En teoría puede llegar a tener capacidad para analizar muchísima más información y tomar mejores decisiones que un ser humano, ya que no le influyen factores externos que sí afectan a las personas, como las emociones: detrás de los algoritmos no hay corazonadas, sino matemáticas

La IA ya se está empezando a utilizar en ámbitos muy distintos de la vida de las personas, pero el sector financiero aún no se ha subido al carro

"Me sorprendía que en el siglo XXI sí había sitios donde estábamos muy familiarizados con ella, pero en los estamentos más importantes, de los que depende la vida de la gente, no. Por ejemplo, la gestión económica de compañías, tesorería, medios, gestión del propio dinero... No existía", explica el presidente no ejecutivo y fundador de New Horizon Technologies, Daniel Ferrer, en una entrevista con Business Insider España.

Ferrer, un joven de tan solo 27 años, explica que, en muchas ocasiones, la IA se confunde con otros procedimientos. Por eso decidió crear Ultramarine, una tecnología basada en inteligencia artificial que ya ha sido aplicada en el sector financiero y que podría utilizarse en cualquier ámbito. El propio Ferrer desarrolló Ultramarine después de aprender de forma autodidacta. "Mi hobby de toda la vida en el que he empleado todo mi tiempo libre es el desarrollo de inteligencia artificial", confiesa.

New Horizon Techonologies se fundó en 2017 con un capital social de 3.000 euros. Desde entonces, la compañía ha conseguido atraer la atención de accionistas como Ramón Vidal y ha abierto varias sedes en todo el mundo. Para 2021, Ferrer incide en que el mayor reto es establecer el concepto y afianzar lo que han hecho hasta ahora, así como generar confianza dentro del mercado.

Cómo puede la inteligencia artificial transformar la industria de la inversión, según las grandes gestoras de fondos

La primera aplicación de Ultramarine se ha hecho en el sector financiero, en el Forex o mercado de divisas. Ferrer resalta su profundidad y liquidez que, sumadas a sus peculiaridades e ineficiencias, convertían al Forex en el candidato perfecto para la inteligencia artificial.

"La cantidad de información que afecta a las divisas, que es toda la del sector financiero, resultaba casi imposible de analizar para un ser humano", explica Ferrer. "Millones de datos en periodos de tiempo muy, muy cortos para analizar, generan cuellos de botella. Por mucha potencia que tenga de computación, no voy a llegar".

Ultramarine detecta también la incertidumbre en los mercados y deja de operar si el futuro se vuelve demasiado incierto. La primera semana de marzo la tecnología se salió del mercado y, en la segunda, hizo varias microoperaciones para ver cómo se comportaba: no operó con normalidad hasta 5 semanas después.

Ferrer subraya que la tecnología no puede encadenar 7 días consecutivos de pérdidas. Si lo hace, deja de operar.

El fundador explica que el sistema será mejor cuanto más se acerque a la vida, por lo que se inspiró en la transmisión de las redes neuronales cerebrales y en el funcionamiento del ADN. 

"Lo que hice fue crear un sistema de redes neuronales superpuesto, es decir, millones de capas de redes neuronales superpuestas conectadas entre sí mediante un nexo, que lo que hace es transmitir información entre unas y otras", defiende. Y añade que han sido capaces de eliminar el grey sound. Ferrer se refiere al ruido ocasionado por la gran cantidad de datos: "Pasamos de un cuello de botella a un movimiento masivo".

En cuanto a su aplicación al venture capital, Ferrer defiende que permite no solo identificar oportunidades dentro de empresas cotizadas, sino también definir cuál puede ser la proyección de esa compañía en función del management, es decir, cuál ha sido el impacto de cada uno de los miembros del equipo directivo y si este existe en otras compañías en las que hayan estado, entre otros.

"Son factores que a día de hoy no se tienen en cuenta dentro del propio mercado de capital", explica. Y hace hincapié en la gran rapidez de la tecnología frente a un equipo humano.

Pérdidas máximas del 0,8% y ganancias de hasta el 3%

Océano FX es el primer fondo gestionado con esta tecnología en el mercado de divisas y ha sido capaz de disminuir las pérdidas hasta el 0,8%, mientras que la ganancia máxima es del 3%. Si hay una característica que Ferrer destaca de la inteligencia artificial es la humildad

"Una inteligencia artificial es humilde. No entiende de ambición, no entiende de problemas. Sin embargo, sin sufrirlo, es capaz de interpretarlo y de saber las consecuencias que tiene eso en cada una de las informaciones que tiene que analizar", explica.

De momento, el fondo está dirigido a grandes fortunas y compañías industriales que necesiten gestión de su flujo de caja y hay 2 modalidades: una para patrimonios de 500.000 euros y otra para los de un millón. No obstante, prevén dar cabida a inversores no profesionales en el futuro, pero será la banca la que se encargue de su distribución.

Otro avance en el que está trabajando la compañía es aplicar Ultramarine a las acciones y no solo al mercado de divisas.

Eticas, la firma española que audita algoritmos a gobiernos y empresas tecnológicas, publica un 'manual de instrucciones' en el que detalla cómo lo hacen

Aunque el fondo ha registrado resultados negativos el mes pasado, Ferrer defiende que estas pérdidas ayudan a la tecnología a aprender. "Cada pérdida que se produce se proyecta tanto en el escenario del entorno al futuro como en diferentes decisiones que nos puedan llevar a conclusiones erróneas", defiende. "Una pérdida hoy supone menos pérdidas el día de mañana".

El objetivo de capitalización es de 200 millones de euros para el primer año, aunque Ferrer destaca que las divisiones que abran en otros países van a tener un objetivo que, "conjuntamente, es muy superior a esa cantidad".

Ultramarine ha saltado las fronteras y ha conseguido llamar la atención de la familia Al Ghurair, una de las tres más importantes de Emiratos Árabes por patrimonio: New Horizon Techonologies firmó un acuerdo con ellos para la comercialización de la tecnología valorada en 100 millones de euros este enero. 

La tecnología empezará a aplicarse en el fondo de la familia y Ferrer será el encargado de dirigir la expansión del proyecto desde Dubái. El dinero que se obtenga se reinvertirá en el desarrollo de más tecnología, explican desde la empresa.

Esta no es la primera sede que la compañía abre en el extranjero: también cuentan con otra en Monterrey (México) y este año abrirán en Reino Unido, Sudáfrica, Singapur y Hong Kong. En todo el mundo, New Horizon Technologies cuenta con unos 30 trabajadores. Asimismo, Ferrer cuenta que están sellando acuerdos con fondos de otros países.

Ultramarine, una tecnología aplicable a todos los sectores

Actualmente, la compañía acaba de hacer un rebranding al cambiar la palabra Capital — con la que fundaron la empresa — por Technologies, restando así ese componente financiero,ya que, como explica Ferrer, el core de la compañía es tecnológico y pretenden desembarcar en otros sectores como el sanitario o el inmobiliario, entre otros.

En el ámbito sanitario, Ferrer asegura que ya están trabajando con un gran grupo en un proyecto en el que la inteligencia artificial determinará los patrones de comportamiento celular para la predisposición a patrologías como el cáncer o el alzhéimer.

"La visión no es solo ser líderes en el desarrollo de inteligencia artificial en el sector financiero, sino también en aquellos segmentos en los que las grandes corporaciones tecnológicas no estén mirando", señala. 

También están trabajando en cuestiones relacionadas con el turismo, como en la aplicación de herramientas que ayuden a los gobiernos de los diferentes países del mundo a entender cuántos turistas visitan ese país y en qué puntos se sienten más cómodos, entre otras.

Una compañía hecha por jóvenes para dar trabajo a jóvenes

Ferrer fundó la compañía en 2017 con 23 años. Mientras en el sector tecnológico su juventud era vista como una fortaleza, en el financiero sucedía lo contrario.

Así pueden ayudar la inteligencia artificial y los robots a los bancos a ahorrar costes y mejorar su relación con los clientes, según un experto en finanzas y tecnología

"Hemos querido diferenciarnos para que la gente vea en nosotros el factor tecnológico", incide. El fundador conserva el 68% de las acciones de la compañía entre su participación y la de sus padres; el resto está en manos de otros accionistas.

Esta no es la primera vez que Ferrer funda una empresa: ya lo hizo en la universidad junto a varios amigos e incluso llegaron a tener varios locales ensamblando ordenadores. "Siempre que he encontrado la oportunidad he estado trabajando", afirma.

Ferrer incide durante la entrevista en el potencial de los jóvenes y explica que, en New Horizon Technologies, apuestan por ellos porque "tienen una forma mucho más limpia de hacer las cosas". "Me dan mil vueltas en algunos casos de cada campo", explica. "Hacen cosas que yo tardo 3 días en hacer en solo 5 horas".

La compañía está incorporando gente de grandes tecnológicas como Amazon Web Services a pesar de no pagar los mismos sueldos. Ferrer explica que la razón es que los trabajadores se ven atraídos por lo que el proyecto puede llegar a representar en el futuro. Los empleados, además, pueden ser bonificados con acciones que representen entre el 0,15% y el 0,35%, en función de lo que desarrollen.

Otros artículos interesantes:

Los vendedores en corto de GameStop han perdido ya más de 4.000 millones de euros por la presión creada por la comunidad ‘wallstreetbets’ de Reddit

La muerte del bitcoin deja de estar de moda: los pronósticos que anticipaban su "inevitable" desaparición se han evaporado en el último año

Por qué la bolsa tiene margen para seguir subiendo y en qué valores hay fijarse, según los expertos de JPMorgan AM, Banque Luxemburg Investments, Rentamarkets y EdRAM

Te recomendamos

Y además