Pasar al contenido principal

Nadie quiere comprar a los mejores futbolistas del mundo porque cobran demasiado, son viejos y pueden resultar un enorme desperdicio de dinero

Neymar, delantero del PSG.
Neymar, delantero del PSG. Reuters
  • Dos grandes estrellas del mundo del fútbol están teniendo dificultades para encontrar equipo a pesar de su disponibilidad en el mercado de fichajes.
  • El PSG estaría exigiendo 180 millones de euros por Neymar, que cobra más de 3 millones de euros al mes.
  • El Real Madrid también está teniendo problemas para encontrar un comprador para Gareth Bale, que está valorado en 80 millones de euros y cobra 1,5 millones al mes.
  • Nadie parece querer fichar a algunos de los mejores futbolistas del mundo, y eso podría explicarse porque pueden acabar resultando una enorme pérdida de dinero.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Neymar y Gareth Bale se encuentran a la venta en el mercado de fichajes veraniego, pero sus clubes están teniendo serias dificultades para venderlos, y es posible que la compra de uno solo de ellos se convierta en un gigantesco derroche de dinero.

Los clubes de fútbol más grandes del planeta tienen en cuenta numerosos factores incluso antes de realizar las transacciones de los jugadores.

Hace dos años, Mike Rigg, el gurú del mercado de fichajes que ayudó a iniciar una nueva era de gastos en el Manchester City, le explicó a Business Insider que, cuando el departamento técnico de un club se consolida y elabora una base de datos de futbolistas, se elaboran listas de posibles fichajes para ayudar a los entrenadores y directivos a identificar las oportunidades del mercado.

Sin embargo, en los últimos tiempos se han disparado los precios de los fichajes, y eso significa que algunos de los futbolistas que se mueven ahora mismo en la élite del deporte ya no representan una buena relación calidad-precio. Ya no son activos interesantes para sus equipos.

Neymar y Bale son dos de esos jugadores. A pesar del talento que atesoran, los costes que implican sus fichajes y el alto precio del salario que cobran están atascando cualquier operación de venta.

Hace menos de dos años los clubes de toda Europa hubieran hecho cola para fichar a cualquiera de esos dos futbolistas, pero ahora mismo no parecen interesados.

Leer más: Los 21 equipos deportivos que pagan los sueldos más altos a sus jugadores

Fíjate en la situación en la que se encuentra Neymar

Neymar, que en su día fue un brillante jugador del Barça con el mundo prácticamente a sus pies, se fue al PSG en 2017, estableciendo un nuevo récord mundial en el mercado de fichajes y, además, cobrando con su nuevo contrato más de 3,3 millones de euros al mes.

Pero parece que ya no quiere seguir jugando allí, hasta el punto de no se ha presentado a tiempo a algunos de los entrenamientos de pretemporada del equipo. De hecho, acabó incorporándose a la disciplina del club con una semana de retraso, según ha publicado Marca.

Los problemas del jugador dentro y fuera del campo se traducen en que a día de hoy parece poco probable que el futbolista de 27 años encuentre un club antes de que se cierre el mercado de fichajes el próximo 2 de septiembre.

El brasileño fue noticia en abril después de agredir a un hincha que, al parecer, le dijo que "aprendiera a jugar" después de una derrota del PSG en la Copa de Francia ante el Rennes. Neymar recibió una sanción de tres partidos en las competiciones francesas y perdió el brazalete de capitán de la selección de Brasil.

Al mes siguiente tiró al suelo a su compañero brasileño del PSG Weverton, que solo tiene 20 años, porque el joven futbolista lo avergonzó durante un entrenamiento.

En junio, la UEFA confirmó la decisión de tres partidos de sanción a Neymar en la Champions League por "insultar a los árbitros" durante la derrota del PSG ante el Manchester United durante un partido de la temporada pasada.

Ese mismo mes una mujer de 26 años lo acusó de agresión sexual, una acusación que él ha negado en todo momento.

Hay poco para convencer a los clubes de que valdría la pena desembolsar los 180 millones de euros que el PSG está pidiendo por él. El antiguo club de Neymar, el Barça, parece haber descartado su fichaje después de no haber conseguido el dinero necesario para llevarlo de vuelta al Camp Nou.

Para colmo el presidente de la Liga, Javier Tebas, ha dicho que preferiría no tener al problemático jugador brasileño de nuevo en la competición. "Preferiría que Neymar no volviera al Barça", dijo el mes pasado. "Su comportamiento no es bueno para la competición".

Incluso el Manchester United ha rechazado la opción de contar con Neymar de forma temporal a través de una cesión.

Leer más: 13 deportistas que ganan más dinero vendiendo productos que practicando deporte

Pero Neymar no está solo

Gareth Bale.
Gareth Bale. REUTERS/Sergio Perez

Bale también se está convirtiendo en un jugador olvidado y no deseado en su actual club, el Real Madrid, con pocos o ningún comprador en el horizonte.

El historial de lesiones del galés durante su etapa en el Real Madrid ha sido espantoso. En las últimas cuatro temporadas se ha limitado a jugar sólo 79 partidos de Liga, tras haber sufrido múltiples lesiones, la peor de ellas, un problema en el tobillo, que lo dejó fuera de la competición durante 17 partidos en la temporada 2016-2017.

En total, se ha perdido más de 70 partidos con el Madrid por lesión desde que se fichó por el club blanco precedente del Tottenham Hotspur en 2013, lo que supone casi dos campeonatos de liga.

En el Real Madrid no le quieren. El entrenador Zinedine Zidane lo ha dejado claro, diciendo a la prensa a principios de verano que "el club está trabajando en su marcha".

Pero también hay pocos clubes dispuestos a arriesgarse con una futbolista de 30 años proclive a las lesiones, con un precio de 80 millones de euros y unas expectativas salariales que podrían moverse en los 1,5 millones de euros que se embolsa ahora mismo en Madrid.

La semana pasada, Bale parecía estar a punto de salir de Madrid, ya que el Jiangsu Suning parecía dispuesto a pagar al astro de Gales la increíble suma de 2 millones de euros al mes para jugar en la Superliga china.

Pero Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, canceló la operación en el último minuto, lo que significa que es probable que Bale pase la temporada calentando una vez más el banquillo del Santiago Bernabéu.

Qué significa todo esto

Los clubes de toda Europa están decidiendo que incluso algunos de los mejores y más conocidos jugadores del mundo no valen los exorbitantes sueldos que cobran.

Después de décadas de una escalada de gastos en el precio de fichajes, parece que finalmente hemos llegado al techo del mercado.

Y además