Pasar al contenido principal

Este niño de tan solo 13 años ha inventado un modo más seguro para tratar el cáncer de páncreas

  • La tasa de supervivencia al cáncer de páncreas es extremadamente bajo, y no se ha mejorado significativamente en los últimos 40 años. 
  • Este joven de tan solo 13 años se propuso acabar con esta estadística desarrollando una herramienta gracias a la Inteligencia Artificial llamada PCDLS Net.
  • No ha empezado el Instituto y ya es ganador del 2018 Discovery Education 3M Young Scientist Challenge. 

Esta es la transcripción del video.

Rishab Jain: Todo empezó en el verano de 2017 cuando fui a visitar a mi hermano en Boston, y supe de algunas investigaciones que estaban llevando a cabo allí, de las sorprendentes bajas estadísticas de supervivencia que tenían sobre el cáncer de páncreas, como también su tasa de supervivencia. Me llamo Rishab Jain. Estoy en octavo curso, tengo 13 años, soy de Portland (Oregon) y creé una herramienta basada en la Inteligencia Artificial llamada PCDLS Net para mejorar la monitorización del páncreas durante el tratamiento llamado radioterapia para el cáncer de páncreas.

La tasa de supervivencia de los niños de cinco años con cáncer de páncreas es de alrededor del 9%, y la tasa de supervivencia de los que tienen diez años es de alrededor del 1%, algo que es extremadamente bajo. En estas tasas de supervivencia no han mejorado significativamente en los últimos 40 años, así que, actualmente, el cáncer de páncreas se está detectando en una etapa tardía, y para entonces los médicos emplean la radioterapia para ayudar a tratarlo, pero la mayoría de las veces esto no resulta lo suficientemente efectivo, así que me animé a investigar un poco sobre el tema, ya que soy un gran programador y me apasiona la Inteligencia Artificial. Me pregunté si podría combinar mis conocimientos en las dos áreas para ayudar a resolver el problema y creé una herramienta basada en la Inteligencia Artificial llamada PCDLS Net, que mejoraría la monitorización del páncreas durante un tratamiento llamado “radioterapia para el cáncer de páncreas”.

Me puse en contacto con más de 253 médicos y recibí alrededor de 30 respuestas de distintos expertos y líderes de instituciones de centros oncológicos de todo el mundo. Así que, como podéis ver en el páncreas de aquí, hay otros órganos como el estómago y el hígado que cubren el área, y también tenemos por aquí los pulmones, causando que se mueva en algunos tratamientos. También es muy difícil de alcanzar. Está justo en el centro del abdomen, al lado de la médula espinal, así que, para la cirugía, las biopsias y otras cosas parecidas puede resultar muy difícil localizar el lugar en el que se encuentra el páncreas. A veces se ve como un órgano blando o como algo residual por su posición en el cuerpo.

Esta es una tomografía hecha por un ordenador de un paciente real, y como podéis ver a lo largo de su transformación, es bastante difícil para el ojo humano detectar dónde está el páncreas y esto es especialmente problemático cuando los radiólogos y oncólogos tienen que encontrar el páncreas y someterlo a tratamiento de radiación. Así que aquí, en el lado izquierdo, mi dispositivo podría funcionar para encontrar exactamente dónde está el páncreas en una de los cortes del TAC o de la RMN y dar resultados al instante. En la actualidad, los doctores tienen que aplicar a veces una superposición de siete milímetros de radiación alrededor del páncreas, y esto puede afectar a millones de células sanas, por lo que mi herramienta podría servir para reducir esa área a unos cuatro milímetros, de modo que salva millones de células sanas y mejora la calidad de vida del paciente.

Leer más: Los deberes de Europa para convertirse en referente en Inteligencia Artificial: así podría adelantar a China y Estados Unidos 

Rishab Jain: Tengo un minucioso plan a cinco años sobre cómo quiero comercializar globalmente mi herramienta, PCDLS Net, y mejorar así las tasas de supervivencia del cáncer de páncreas. Me imagino asociándome tanto con un hospital como con 3M para trabajar y desarrollar mi herramienta, y para eso necesitaré hacer numerosas pruebas clínicas, para sí tener el reconocimiento del FDA y el IRB. Así que seguiré estudiando medicina e ingeniería mientras crezco, y después de que tenga la licenciatura, me gustaría convertirme en ingeniero biomédico, y después quiero hacer mejor la vida de las personas.

He podido ver de cerca a alguno de mis familiares, que son médicos, y cómo realizan cirugías u otros tratamientos que mejoran la calidad la calidad de las personas, a la vez que resuelven los problemas de los más necesitados. Así que me convertiré en cirujano y continuaré con mi investigación médica mientras crezco.

Y además