Pasar al contenido principal

Los niños chinos llevan "uniformes inteligentes" con GPS para vigilarlos

Children wearing uniforms in China.
Children wearing uniforms in China. FRED DUFOUR/AFP/Getty Images
  • Las escuelas en China llevan a los estudiantes con "uniformes inteligentes" con GPS para permitir a los padres y profesores conocer su paradero y comportamiento en tiempo real.
  • Cuando un niño entra a la escuela, a clase o a su habitacón, un vídeo corto lo confirma con una grabación del GPS, la hora y la fecha.
  • "Es difícil criar a un adolescente y necesito toda la ayuda posible", dijo uno de los padres al periódico estatal China Daily.


Las escuelas de la provincia de Guizhou y de la región autónoma de Guangxi Zhuang usan "uniformes inteligentes" con GPS para asegurarse de que los estudiantes no falten a clase y para garantizar a los padres la asistencia y la seguridad de sus hijos, según informó el China Daily esta semana.

Nueve escuelas en Guizhou y dos en Guangxi han introducido los uniformes de seguimiento.

Guangxi es una de las provincias más pobre de China y se enfrenta a mayores tasas de ausentismo escolar.

Los desarrolladores de chips Guizhou Guanyu Technology dijeron en una declaración que la hora y la fecha se registran después de que los estudiantes entren a la escuela. Los movimientos de los estudiantes también se capturan en vídeo, que los padres pueden ver en una aplicación móvil.

Los uniformes también incluyen tecnología de reconocimiento facial para evitar que los niños cambien de uniforme de manera inadecuada.

Si un niño falta a clase, salta una alarma que notifica a los maestros y a los padres. Si un estudiante sale del recinto escolar sin permiso, se activa una alarma de voz.

China es un líder mundial en el desarrollo y la aplicación de tecnología para la vigilancia.

El Partido Comunista ha aumentado los esfuerzos de vigilancia en la región de Xinjiang como parte de la represión en curso contra la población musulmana uigur.

Incluso en las grandes ciudades, la mayoría de los conductores ricos de coches eléctricos ni siquiera son conscientes de que sus vehículos podrían estar recopilando datos y enviándolos de vuelta a "centros de control respaldados por el gobierno".

Wang Ping, jefe del sindicato de la Escuela Secundaria Xiuwen en Guizhou, dijo a los medios de comunicación estatales que casi 1.000 niños de primer grado han usado los uniformes cargados de tecnología durante más de un mes.

Los estudiantes tienen dos uniformes de verano y dos de invierno. Cada uno cuesta 320 yuanes (unos 50 euros) en total - casi el mismo precio que los uniformes normales.

Shengyong, padre de Xiuwen High School, dijo que está contento con la función de supervisión del uniforme.

"La escuela es un internado, así que es difícil para mí criar a mi hijo en casa. Este uniforme puede ejercer cierta presión sobre él y hacerle saber que se me notificará si se salta las clases", dijo a China Daily.

"Es difícil ser padre de un adolescente y necesito toda la ayuda que pueda conseguir."

Un portavoz dijo a China Daily que, además de desarrollar la tecnología, la empresa está comprometida con la protección de la privacidad y sólo los padres y profesores pueden acceder a la información recopilada.

Los informes sobre los uniformes inteligentes han estado circulando en los medios de comunicación estatales, reflejando la voluntad del Partido Comunista de discutir abiertamente, alentar y normalizar la vigilancia individual.

Bajo la creciente autoridad del presidente chino Xi Jinping, el estado dirigido por los comunistas se está convirtiendo rápidamente en una autocracia digital, con vastas redes de vigilancia que se cruzan con medios de control draconianos.

En noviembre, China lanzó un software de vigilancia en Pekín y Shangai que, según las autoridades, puede identificar a las personas por su estilo de caminar, incluso con las espaldas y los rostros ocultos.

El crecimiento de la tecnología de vigilancia de China se produce a medida que el Estado pone en marcha un ambicioso "sistema de crédito social" que amenaza con clasificar a los ciudadanos por su conformidad y comportamiento, recompensando y castigando a las personas de diversas maneras, en función de sus puntuaciones acumuladas.

Te puede interesar