Pasar al contenido principal

Niraparib: un nuevo fármaco que combate el cáncer de ovario y reduce el riesgo de recaída

(BR) PARP inhibitors present a breakthrough in treatments for breast and ovarian cancers.
El medicamento ya ha sido probado por 20.000 pacientes. Jim Bourg/Reuters
  • Se ha dado a conocer que un nuevo fármaco que combate el cáncer de ovario reduce un 40% el riesgo de recaída en mujeres con tumores avanzados.

  • La investigación ha sido presentada en el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) celebrado en Barcelona y, según los autores del ensayo clínico configura un gran avance para pacientes que hasta ahora tenían un mal pronóstico.

  • Descubre más historias en Business Insider España

“Después de décadas estudiando diferentes estrategias con la quimioterapia, esta es la primera vez que conseguimos una supervivencia larga sin enfermedad", ha anunciado Ana Oaknin, especialista en cáncer de ovario del Instituto de Oncología de Vall d’Hebron (VHIO), en relación con la lucha contra el cáncer de ovario.

Y es que un nuevo tipo de fármacos abre la vía a cronificar el cáncer de ovario en numerosas pacientes, según La Vanguardia. Incluso se habla de la posibilidad de curarlo en algunos casos, aún cuando se ha diagnosticado en fases avanzadas y ha causado metástasis. 

El estudio fue aplicado en 733 pacientes con cáncer avanzado de ovario, quienes luego de recibir la quimioterapia habitual, tomaron durante 36 meses un par de pastillas niraparib. Tal y como afirma El País, se trata de un nuevo fármaco que entorpece la capacidad de las células cancerosas para reparar su ADN dañado. 

Esto se debe a que los nuevos medicamentos contienen una enzima llamada PARP, que las células utilizan para arreglar su ADN. Por su parte, las células tumorales se dividen con rapidez y acumulan alteraciones en el ADN en cada división. Es por esto que recurren a mecanismos de reparación como la enzima PARP y al inhibirla las células tumorales mueren por la incapacidad de no poder reparar su ADN,

La investigación ha sido presentada en el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) que se celebra en Barcelona y configura un gran avance para pacientes que hasta ahora tenían un mal pronóstico. 

Leer más: 11 síntomas que indican que podrías tener cáncer

“Hemos visto que el riesgo de recaída se reduce aproximadamente en un 40%”, ha comentado el oncólogo Antonio González Martín, quien ha dirigido uno de los ensayos clínicos y lleva la mitad de su vida luchando contra el cáncer de ovario.

Por su parte, Pilar Barretina, médica del Instituto Catalán de Oncología y coautora del trabajo, destacó el camino hacia una medicina cada vez más personalizada dirigida a subgrupos de pacientes. 

El ensayo clínico también estudió el efecto del niraparib en mujeres con un tipo de trastorno en la reparación de su ADN denominado deficiencia de la recombinación homóloga. En las mujeres con esta condición el beneficio del tratamiento fue todavía mayor, obteniendo una disminución del riesgo de recaída del 57%. Estas pacientes configuraban la mitad del estudio.

Pero según cuenta El País el niraparib funciona mejor en mujeres que han heredado mutaciones dañinas en el gen BRCA1 o en el BRCA2, asociadas a un mayor riesgo de padecer un cáncer de mama o de ovario. 

En España, el cáncer de ovario es el sexto que más muertes causa en la población femenina, según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Sin embargo, Antonio González Martín coincide con que en los 25 años que lleva dedicándose al cáncer de ovario nunca había visto nada igual. "Estos fármacos cambiarán completamente la perspectiva para las pacientes”, asegura. 

Y además