Nissan apuesta por una tecnología que es la gran promesa de las baterías, pero que muchos expertos ven lejos: las baterías de estado sólido, con el objetivo de producirlas en 2028

Una trabajadora en la planta piloto de baterías de estado sólido de Nissan
Una trabajadora en la planta piloto de baterías de estado sólido de Nissan

Nissan

  • Las baterías de estado sólido son una de las grandes promesas de la movilidad eléctrica, ya que ofrecerían más densidad energética, autonomía, velocidad de carga y más seguridad, aunque para algunos expertos no es una tecnología madura.
  • Nissan acaba de revelar una planta piloto de baterías de estado sólido con la que pretende fabricar este tipo de pilas en 2028, con las que asegura que igualaría el coste de producción de un coche eléctrico al de uno de gasolina.
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

Las baterías de estado sólido son una de las grandes promesas de la movilidad eléctrica. Se considera que ofrecerían más densidad energética —por lo tanto, una mayor autonomía—, mayor velocidad de carga y una mayor seguridad que las de iones de litio, actualmente la tecnología dominante.

Sin embargo, no son pocos los expertos que han tirado la toalla con ellas. El experto en coches eléctricos Henrik Fisker aseguró recientemente a Business Insider España en una entrevista que decidió abandonar su desarrollo pese a tener "grandes esperanzas" porque consideraba que estaba muy lejos la posibilidad de desarrollarla y escalar su producción.

"Se puede conseguir el 90%, pero el último 10 tiene que ser inventado y nadie sabe si puede funcionar y si se podría escalar", explicó el ejecutivo, que auguró que no habría "ninguna tecnología de baterías nueva alcanzando un volumen de producción importante en coches antes de 2030".

Cómo las baterías de estado sólido pueden desbancar a las de iones de litio, según un directivo de una startup apoyada por Ford y BMW

Mustang Mach E GT Performance Edition

No todos lo ven así. Nissan acaba de anunciar una apuesta fuerte en baterías de estado sólido. El fabricante japonés va a poner en marcha una fábrica prototipo dentro de su centro de investigación en la prefectura de Kanagawa (Japón) para desarrollar baterías de estado sólido laminadas.

Nissan calcula que con esta tecnología podría reducir el coste de las baterías de 75 dólares por kilovatio-hora a 65, lo que según las cuentas del fabricante japonés "pondría al coche eléctrico en el mismo nivel de costes que un vehículo de gasolina", afirman en un comunicado.

La clave de estas baterías es que sustituyen el electrolito líquido por un material sólido, lo que aumenta la vida de la batería, ya que evita uno de los problemas del electrolito líquido, que se va solidificando y comiendo el separador entre cátodo y ánodo, provocando su degradación. Al mismo tiempo un electrolito sólido permite utilizar materiales en el ánodo que faciliten una mayor densidad, lo que se traduce en más autonomía.

El objetivo de la compañía asiática es producir baterías con esta tecnología en el año 2028. Para ello, pondrá en marcha una línea piloto de producción en 2024 dentro de su planta de Yokohama.

"El conocimiento obtenido por nuestra experiencia nos permitirá realizar el desarrollo de baterías de estado sólido, ya que hemos acumulado importantes tecnologías fundamentales para ello. Nuestras divisiones de investigación y desarrollo y fabricación continuará trabajando para utilizar esta planta prototipo y acelerar la aplicación práctica de las baterías de estado sólido", aseguró Kunio Nakaguro, vicepresidente de investigación en tecnologías de carga de Nissan.

Toyota, Ford y varias startups en la carrera del estado sólido

La de Nissan no es la única apuesta por esta tipología de baterías. Toyota lleva trabajando en un prototipo prácticamente año y medio, que pretendía presentar el año pasado pero que finalmente no vio la luz. Lo último que se sabe de ella es que acabará montada en un vehículo híbrido que se presentará en 2025, según Autoline.

Ford anunció hace un año un plan de unos 150 millones de euros para producir baterías a partir de 2025, entre ellas las de estado sólido.

Para ello, el fabricante estadounidense fue junto a BMW uno de los inversores principales en la startup Solid Power, que levantó más de 100 millones de euros el año pasado en una ronda de financiación.  Según esta compañía, sus baterías pueden guardar entre un 15 y un 20% más de energía que las baterías de ion-litio

Otro ejemplo es QuantumScape, una startup que asegura que es capaz de recargar baterías al 80% en apenas 15 minutos con su tecnología de estado sólido y que cuenta con el apoyo de Volkswagen y de Bill Gates, entre otros.

Otros artículos interesantes:

Cómo las baterías de estado sólido pueden desbancar a las de iones de litio, según un directivo de una startup apoyada por Ford y BMW

Toyota trabaja en una batería de estado sólido que permitiría coches eléctricos recargables en 10 minutos y espera tener un prototipo en 2021

El fundador de Fisker, que ha creado un coche con paneles solares, cree que estamos "lejos" del coche 100% solar, aunque dice que en el futuro esta energía permitirá hacer recorridos de 15 ó 20 kilómetros

Te recomendamos