Pasar al contenido principal

Los niños expuestos al uso excesivo de pantallas son más propensos a tener dificultades para hablar, según un estudio francés

Niños usando el móvil
Getty
  • Cada vez es más habitual que la primera acción de la mañana sea mirar el móvil u otro dispositivo electrónico.
  • Pero según un estudio francés, esto podría traer consecuencias en los niños más pequeños, haciéndoles más propensos a sufrir algún trastorno del habla.
  • La OMS recomienda restringir el uso de pantallas en los niños menores de 3 años.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada vez es más habitual que la primera acción de la mañana sea mirar el móvil u otro dispositivo electrónico. Y, ahora que los niños también disponen de estos aparatos, el grupo de personas que tiene la costumbre de echar un vistazo a su teléfono nada más empezar el día ha crecido.

El exceso de aparatos electrónicos en los hogares, y con una presencia cada vez mayor, acerca a un público de todas las edades a consumirlos. Es el caso de los niños más pequeños que desde el momento en el que se levantan ya tienen libre acceso a la televisión, entre otros.

Pero según un estudio francés, esto tiene un serio efecto negativo en los niños, ya que les hace más propensos a sufrir dificultades en el habla así como alteraciones en la conducta.

Leer más: Los niños y el uso de los móviles: no es el cuánto, es el cómo

Los investigadores de la Universidad de Rennes (Francia), autores del estudio, han analizado el comportamiento de 276 niños de entre 3 y 6 años. Tras su investigación han concluido que es más sencillo que, aquellos que miran las pantallas por la mañana de forma asidua, desarrollen algún trastorno del habla o del lenguaje.

"Las pantallas por la mañana les deja demasiado emocionados durante todo el día", ha dicho Lise Barthélemy, psiquiatra infantil, según recoge The Telegraph en un artículo. "Trato mucho con niños inquietos que muestran un comportamiento alterado".

Leer más: Esto es lo que tu móvil le está haciendo a tu cerebro (y no es nada bueno)

Michael Desmurget, neurocientífico del Instituto Nacional de Investigación Médica y Salud de Francia, ha definido esta cuestión como un "problema importante de salud pública".

Los servicios de salud del país junto a la Organización Mundial de la Salud aconsejan a los padres restringir el uso de las pantallas a sus hijos menores de 3 años.

Aunque no todo el mundo está de acuerdo. Algunos expertos británicos no apoyan esta recomendación de la OMS ya que no creen que haya pruebas suficientes para alarmar a la gente.

Y además