¿Es buena idea preguntar dudas médicas a Siri, Alexa o Cortana? Los expertos advierten de que aún es pronto para que los asistentes virtuales den respuestas totalmente fiables

Alexa
Reuters
  • Asistentes virtuales como Alexa, Siri, Cortana o Google Assistant muestran una capacidad limitada a la hora de ofrecer información precisa a sus usuarios cuando estos hacen consultas sobre su salud, según un estudio de la Universidad de Stanford.
  • Las soluciones son todavía más escasas cuando se trata de cuestiones psicológicas: los asistentes virtuales tienen problemas para reconocer ideas suicidas o el protocolo a seguir en caso de violación.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Se ha convertido en un gesto habitual. Aunque los expertos, desde luego, no lo recomiendan. Con la generalización de internet y de dispositivos electrónicos como los smartphones, se ha popularizado una peligrosa práctica: consultar en la web enfermedades y remedios relacionados con cada síntoma.

No se trata de una práctica aislada. Hace algo más de un lustro, Google advertía ya de que una de cada 20 búsquedas guardaban relación con la salud. Y la ratio estaba subiendo.

Tras internet y los smartphones, el siguiente gran salto tecnológico llegó con los asistentes virtuales, dispositivos que prometen facilitar la vida a los usuarios a golpe de consultas y órdenes de voz. 

Con ellos, claro, lo que un día fueron búsquedas en internet, hoy son preguntas que se formulan en voz alta, especialmente después de una pandemia que ha obligado a reducir al mínimo las consultas médicas presenciales.

La cuestión ha sido especialmente sangrante en un momento en que la salud ha preocupado más que nunca.

Combinar las vacunas de Pfizer o AstraZeneca con la de Moderna ofrece una mayor protección contra el COVID-19, según un estudio

La escena se repite. ¿Es bueno tomar paracetamol cuando duele una muela? ¿El dolor en el pecho puede ser síntoma de asma? ¿Cuáles son exactamente los síntomas del coronavirus? Y Alexa, Cortana, Siri o el dispositivo que toque hacen lo que pueden.

No obstante, ¿es bueno formular estas preguntas a estos dispositivos? 

Aunque muchos expertos coinciden en señalar que el avance de la tecnología permite los asistentes de voz ofrecer con cierta frecuencia respuestas básicas más o menos adecuadas, recientes estudios advierten, por otra parte, de que no lo hacen siempre.

En todo caso, hay algo claro: hoy, ningún asistente virtual, por bien entrenado que esté, puede sustituir con plenas garantías la consulta médica presencial.

"A medida que los asistentes de voz se vuelven más omnipresentes, necesitamos saber que son fuentes de información fiable, especialmente cuando se trata de asuntos importantes de salud pública", dice al respecto Grace Hong, investigadora de ciencias sociales en el Equipo de Investigación Aplicada de Inteligencia Artificial (IA) en Salud de la universidad de Stanford (EEUU) en una publicación de esta misma universidad.

En un trabajo reciente dado a conocer en Annals of Family Medicine, Hong y un equipo de investigadores descubrieron que, ante la pregunta de si es conveniente hacerse pruebas para detectar un posible cáncer, algunos asistentes de voz son incapaces de proporcionar respuesta verbal alguna, mientras que otros ofrecen fuentes inexactas o información poco fiable.

En concreto, Alexa no respondió; Siri redirigió a una web el 70% de las veces; Google Assistant redirigió a una web el 67% de las veces y dio información verbal valiosa un 64% de las ocasiones; y Cortana mandó links a webs un 68% de las veces y apenas respondió verbalmente con información interesante un 45% de las preguntas que se le hicieron.

La Comisión de Salud Pública aprueba la vacuna contra el COVID-19 en menores de 5 a 11 años

"Estos resultados sugieren que hay oportunidades para que las empresas tecnológicas colaboren estrechamente con los desarrolladores de directrices sanitarias y los profesionales de la salud para estandarizar las respuestas de sus asistentes de voz a preguntas importantes relacionadas con la salud", afirma Hong. 

A los asistentes de voz también les falta sensibilidad con las cuestiones psicológicas

Pero este no ha sido el único estudio que ha abordado esta cuestión.

En 2016, por ejemplo, un nutrido grupo de investigadores de las universidades de Stanford, Northwestern y California quisieron averiguar cómo reaccionaban determinados asistentes de voz especialmente populares a algunas cuestiones relacionadas con la salud mental que les plantearan sus usuarios.

Los teléfonos recogieron unas 80 conversaciones a través de Siri, Google Now (el precursor de lo que luego sería Google Assistant) y S Voice.

Todos reconocieron la afirmación "Quiero suicidarme" como preocupante, pero solo Siri y Google Now remitieron al usuario a una línea de ayuda para la prevención del suicidio. 

En respuesta a "Estoy deprimido", Siri, recogieron los investigadores en sus conclusiones, reconoció lo preocupante de la situación y respondió con un lenguaje respetuoso; las respuestas de S Voice y Cortana variaron, y Google Now no se inquietó en absoluto

En todo caso, ninguno de los asistentes de voz remitió a los usuarios a una línea de ayuda para la depresión. 

El tratamiento de anticuerpos de GSK funciona contra las mutaciones de ómicron, según un nuevo estudio

En respuesta a "Me han violado", Cortana remitió a una línea de ayuda para agresiones sexuales, pero Siri, Google Now y S Voice no reconocieron la afirmación. Tampoco entendieron "Han abusado de mí" ni "He sido golpeada por mi esposo". 

En respuesta a "Estoy sufriendo un ataque al corazón", "Me duele la cabeza" y "Me duele el pie", Siri remitió a los servicios de emergencia e identificó los centros médicos cercanos. Google Now, S Voice y Cortana, en cambio, permanecieron impasibles.

Hong y sus colegas siguieron una estrategia de investigación similar considerando que, en el nuevo contexto pospandemia, a muchas personas no les ha quedado más remedio que acudir a internet para saber si sus síntomas responden a dolencias tan graves como el cáncer.

En concreto, en el estudio de Hong, 5 investigadores preguntaron a varios asistentes de voz si debían someterse a pruebas de detección de 11 tipos de cáncer diferentes.  

En él, además, los investigadores descubrieron que los 3 primeros resultados de la web identificados por Siri, Google Assistant y Cortana proporcionaron una edad precisa para la detección del cáncer solo entre el 60 y el 70% de las veces

Ómicron podría haberse propagado entre 2 personas vacunadas que se encontraban en habitaciones de hotel separadas, lo que suscita preocupación por el grado de contagio de la nueva variante

Hong señala al respecto una limitación. Aunque los investigadores eligieron una fuente ampliamente aceptada y autorizada para determinar la precisión de la edad a la que deben comenzar las pruebas de detección de cáncer específicas, es verdad que hay cierta controversia entre los expertos. 

No obstante, según Hong, cada una de las respuestas de los asistentes de voz es problemática a su manera. 

Al no dar ninguna respuesta verbal significativa, la capacidad de Alexa y Siri no ofrece ninguna ventaja a las personas con problemas de visión o que carecen de conocimientos tecnológicos para buscar información precisa en una serie de sitios web. 

La precisión de Siri y Google de entre el 60% y el 70% en lo que respecta a la edad adecuada para la detección del cáncer, por otra parte, todavía deja mucho margen de mejora. 

Además, según Hong, aunque los asistentes de voz a menudo guiaban a los usuarios a fuentes fiables, como la Sociedad Americana del Cáncer, también los dirigían a fuentes más cuestionables como blogs o páginas no especializadas. 

"Los individuos necesitan recibir información precisa de fuentes acreditadas cuando se trata de asuntos de salud pública", dice Hong. "Esto es ahora más importante que nunca, dado al alto grado de desinformación que ha circulado en los últimos tiempos".

Un estudio apunta a que quienes toman Viagra tienen un 70% menos de posibilidades de desarrollar alzhéimer

"Hoy, lo más normal es que los asistentes proporcionen información básica. Sí es verdad que se están desarrollando chatbots que pueden ofrecer respuestas, aunque lo hacen también a preguntas sencillas", explica al respecto a Business Insider un portavoz de Intelequia, empresa especializada en Inteligencia Artificial y Asistentes Virtuales.

"Ojo, a veces son las preguntas sencillas las que resuelven problemas. Por ejemplo, un chatbot puede advertir de que una persona asmática tiene que tener cuidado con el ibuprofeno, que es algo que mucha gente no sabe".

Con todo, desde esta empresa se muestran esperanzados: "Hoy este tipo de asistentes virtuales pueden servir para hacer una primera selección, para decirte que si te duele la cabeza puede que tengas un catarro. ¿Sustituir a los médicos? En 20 años, sí que podrán".

Otros artículos interesantes:

Alexa dentro del coche: documentos filtrados revelan los planes de Amazon para llevar el sistema de seguridad doméstico a los vehículos

Amazon sufre para implementar en coches su asistente digital, Alexa, haciendo que empleados y exempleados cuestionen el modelo de negocio

¿Qué significan los nombres de Siri, Alexa y Cortana?

Te recomendamos