Por qué no deberías tomar avena si tienes problemas de estómago, según la ciencia

Avena, desayuno con cereales
Daria Nepriakhina/ Unplash
  • La avena es uno de los alimentos más versátiles pero, a pesar de sus múltiples beneficios, los expertos recomiendan a las personas con estómago sensible que no la consuman en exceso. 
  • Según explican, esto podría derivar en hinchazón y gases por el alto consumo de fibra. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Los expertos recomiendan no consumir avena a personas que sufran problemas estomacales, ya que puede generar hinchazón o gases por su alto contenido en fibra. 

Esta producto es uno de los alimentos más versátiles que puedes encontrar, actualmente, en el mercado, perfecto para complementar los desayunos, elaborar un tentempié o añadirlo como ingrediente de platos más elaborados. 

No obstante, a pesar de sus múltiples beneficios, la avena puede ser perjudicial para la salud en personas con problemas estomacales, especialmente en las que tienen enfermedades gastrointestinales como intestino irritable. 

Según apuntan desde Eat this, not that!, la fibra que contiene este producto, alrededor de 8 gramos por taza, puede causar hinchazón y gases a las personas con un estómago sensible. 

Así, los nutricionistas consultados por dicho medio recomiendan omitir este producto cuando el organismo no sea capaz de tolerar mucha fibra. En su lugar, recomiendan elegir una opción de grano con una menor cantidad. 

Al mismo tiempo, la experta consultada aconseja a las personas intolerantes al gluten que comprueben bien si la avena que van a consumir carece de este ingrediente, ya que muchas pueden incluirlo y provocar reacciones adversas. 

Cuáles son los beneficios de la avena, según la ciencia

Otro colectivo que también debe tener cuidado al consumir la avena, no por ella en sí, sino por la cantidad de aditivos que se le añaden son las personas con diabetes. La nutricionista consultada por la misma fuente señala que si comes este producto, pero le añades endulcorantes o miel, estás aumentando las calorías, los carbohidratos y, como consecuencia, el nivel de azúcar en sangre.  

En la misma línea, recomienda mirar exhaustivamente los ingredientes de la avena envasada, ya que algunos de estos paquetes incluyen aditivos y azúcares que reducen su componente nutritivo. 

"Es mejor comprar avena simple y añadirle sus propios ingredientes, por ejemplo, nueces o fresas", señala la experta. Eso sí, sin pasarse con el azúcar para conseguir que sea una elaboración mucho más saludable. 

Otros artículos interesantes:

Mercadona lanza un café de avena para llevar que cuesta menos de un euro: estas son sus propiedades saludables

Oatly, la controvertida leche de avena que ha seducido a los famosos afirmando "hacer leche para humanos"

Los mejores y peores cereales que puedes encontrar en Carrefour, según Carlos Ríos, el nutricionista español que quiere acabar con los ultraprocesados