Pasar al contenido principal

Por qué nunca deberías enjuagar los platos antes de meterlos en el lavavajillas

Lavavajillas

Deposit Photos

  • Enjuagar los platos antes de meterlos en el lavavajillas podría ser contraproducente para tu vajilla, aunque puedas pensar lo contrario.
  • Si no lo haces, ahorrarás tiempo y agua, además de que, hoy en día, muchos detergentes y lavavajillas están creados específicamente para adherirse y limpiar utensilios con suciedad. De lo contrario, no lavarán de forma adecuada.
  • Desde la revista Consumer Reports advierten que una persona desperdicia, en promedio, cerca de 23.000 litros de agua al año solo enjuagando la vajilla antes de introducirla en uno de los electrodomésticos más utilizados.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Si eres de esas personas que utiliza el lavavajillas a diario, probablemente tengas una manía: enjuagar los platos antes de meterlos en este electrodoméstico.

¿Tus razones? Probablemente para que así no se queden restos incrustados en tu vajilla después de terminar el programa de lavado del lavavajillas.

Atención, deberías saber que quizás estás cometiendo un grave error, según la web de cocina MyRecipes.com, donde explican cómo usar de forma correcta tu lavavajillas, lo que no implica ningún enjuague previo rápido.

Leer más: Estas son las 7 cosas que nunca debes meter al lavavajillas si no quieres que se estropeen.

¿Por qué deberías meter tus platos y vasos en el lavavajillas independientemente de lo sucios que estén?

Primero, porque ahorrarás mucho tiempo. Piensa en todo el tiempo que has desperdiciado dejando en remojo algún plato con huevo pegado o incluso raspando intentando quitar grandes trozos de queso fundido ya secos. 

Segundo, ahorrarás agua. Este electrodoméstico está pensado para facilitarte la vida y que ahorres agua si tienes gran cantidad de utensilios que lavar, por lo que, si al final los enjuagas antes, el ahorro desaparece.

Leer más: 13 cosas que no sabías que se pueden lavar en la lavadora.

Desde la revista Consumer Reports advierten que una persona desperdicia, en promedio, cerca de 23.000 litros de agua al año solo enjuagando la vajilla.

Para que te hagas una idea, los lavavajillas suelen gastar entre 10 y 20 litros por carga, mientras que, si lavas a mano, gastas unos 100 litros, según el Consejo Nacional de Defensa de Recursos.

Además, hoy en día, muchos detergentes están fabricados para que puedan pegarse a alimentos, es decir, si no tienen una superficie a la que adherirse porque el plato o tenedor no tiene suciedad aparente, no se limpiarán de forma correcta, según reveló la marca de detergentes Cascade a The Wall Street Journal en 2015.

Leer más: Cómo limpiar persianas de forma fácil, segura y rápida.

Finalmente, es importante mencionar que muchos lavavajillas de última generación tienen unos sensores que, si no detectan muchos residuos de alimentos o suciedad en el agua, no lavarán tu vajilla a fondo, como apuntan desde Consumer Reports.

“Cuando eso sucede, el lavaplatos les da un ligero lavado y los artículos salen menos brillantes”, explicó Ed Perratore, de la revista Consumer Reports, en 2016. “Para evitar ese resultado mediocre, no los enjuague".

Y además