Pasar al contenido principal

Los expertos insisten en que no hay reinfecciones de coronavirus sino persistencia del virus en el organismo y descartan riesgos de contagio por la terapia con plasma

Una mujer dona plasma en Ámsterdam
Reuters
  • Cada vez son más las investigaciones que revelan que una persona que ha superado la enfermedad puede volver a dar positivo por coronavirus.
  • Sin embargo, el consenso entre los expertos crece en torno a que lo que los estudios están detectando no son reinfecciones, sino persistencia del virus en el organismo, que en algunos casos ya no es ni infeccioso.
  • "No se están viendo reinfecciones", asegura África González, presidenta de la Sociedad Española de Inmunología
  • La experta asegura que hay personas en las que el virus persiste más tiempo, mientras que otros apuntan a las limitaciones de las PCR como posibles causas. 
  • Un nuevo estudio sugiere que este tipo de casos debería reevaluar el impacto de las terapias que utilizan plasma de pacientes recuperados, pero los expertos descartan la posibilidad de contagio a través de esta vía. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Cada vez son más las investigaciones que revelan que una persona que ha superado la enfermedad puede volver a dar positivo por coronavirus. Este estudio recién publicado en  Journal of the American Medical Association estudia los casos de 60 pacientes en China que pasaron la enfermedad y fueron dados de alta, pero sus PCR siguieron dando positivo. 

De los primeros casos de este tipo se empezó a informar en febrero, como demuestra esta investigación que advertía de que no se estaba prestando suficiente atención al seguimiento de los casos. 

En España, el propio Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), admitió que el riesgo de reinfección era posible, aunque "poco probable". 

Sin embargo, cada vez hay más consenso entre los expertos en que lo que los estudios están detectando no son reinfecciones, sino persistencia del virus en el organismo, que en algunos casos ya no es ni infeccioso. 

"No se están viendo reinfecciones", asegura África González, presidenta de la Sociedad Española de Inmunología, que además señala que el estudio recién publicado "tiene muchos problemas metodológicos". 

Leer más: Las principales compañías en la carrera por una vacuna contra el coronavirus empiezan a anunciar resultados prometedores, pero los expertos advierten de que no se puede saber su efectividad real

La experta asegura que lo que se está viendo es que, en algunos casos más raros, la persistencia del virus puede ser mayor. "Son personas que tardan más en que su sistema inmunitario sea capaz de eliminar el virus, y por tanto mientras son positivos y tienen el virus activo podrían contagiar", explica.

En España, por ejemplo, la ministra de Igualdad, Irene Montero, volvió a dar positivo por coronavirus tras haber recibido un resultado negativo en una PCR anterior. 

Ana Fernández-Sesma, viróloga y directora de un laboratorio en la Icahn School of Medicine del Monte Sinaí, también descarta la reinfección y sostiene que los casos de pacientes con resultados negativos que luego vuelven a dar positivos también se pueden explicar por las limitaciones de los test diagnósticos. 

"Las PCR lo que detectan es RNA y su presencia no quiere decir que el virus sea infeccioso", señala, explicando que hay detalles que son muy importantes, cómo de dónde se tomó la muestra, que pueden afectar a los resultados de la prueba. 

Su explicación coincide con la de expertos en enfermedades infecciosas de Corea del Sur, donde se vivió con gran preocupación las noticias de que más de 260 personas en el país habían dado positivo de nuevo en las pruebas del coronavirus semanas después de haberse recuperado de la enfermedad.

Oh Myoung-don, que dirige el comité clínico central para el control de enfermedades emergentes, aseguró en una rueda de prensa que los casos se debían en realidad a falsos positivos de los tests de diagnóstico.

"Las pruebas PCR se utilizan en Corea para diagnosticar el COVID-19, y los casos de recaída se deben a las limitaciones técnicas de las pruebas", aseguró.

La Organización Mundial de la Salud se suma a esta teoría y, aunque insiste en que la incertidumbre sobre la inmunidad impide determinar durante cuánto tiempo están protegidos los pacientes, asegura que no "no había ninguna evidencia" de casos reinfectados, sino posibles fallos en los tests de detección de coronavirus

Leer más: Las grandes farmacéuticas aceleran la investigación de terapias con anticuerpos como solución rápida para el coronavirus ante la incógnita de cuánto habrá que esperar para tener una vacuna eficaz

Los expertos descartan riesgo de contagio a través de la terapia con plasma 

Uno de los pacientes del estudio recién publicado en el Journal of the American Medical Association había donado plasma para que fuese utilizado para una posible terapia con futuros enfermos de coronavirus. 

Tras detectar la persistencia del virus en el paciente, los autores del estudio concluyen en que esto podría requerir evaluar de forma separada los efectos de las terapias que utilicen plasma proveniente de pacientes con PCR positivas. 

"Hay una teoría o una idea de que es posible que si un donante no se ha recuperado completamente de la infección en el momento de la donación, el virus pueda ser transmitido al receptor.", admite Ryan W. Stevens, experto en enfermedades infecciosas en una entrevista"Esto sería extremadamente poco común", asegura. 

La presidenta de la Sociedad Española de Inmunología señala que en España el protocolo establecido "es muy cuidadoso, y hay que estar seguro de que la persona que dona plasma está libre de coronavirus, pero también de otros patógenos como hepatitis B, C o sífilis", señala. 

"Hay que hacer al menos dos test de PCR para estar seguro de que el paciente que dona es negativo y se trata el plasma para evitar todo el virus posible residual", explica. 

La terapia con plasma consiste en tratar a los pacientes de coronavirus con un suero elaborado a partir de la sangre de los que ya han pasado la enfermedad con la intención de que los anticuerpos ayuden a combatir el COVID-19. Sus buenos resultados en estudios preliminares están levantando esperanzas en todo el mundo mientras se espera a una vacuna. 

De demostrarse su efectividad, el desafío radicará en conseguir recuperar el suficiente plasma para tratar a los pacientes de una pandemia que ya ha contagiado a más de 5 millones de personas en todo el mundo.

Y además