Pasar al contenido principal

No se puede descartar la transmisión aérea del coronavirus, advierte la OMS

Desinfectan las calles durante el brote de coronavirus.
Wahyu Putro/vía REUTERS

  • La Organización Mundial de la Salud ha reconocido que hay evidencia de que el coronavirus puede propagarse por pequeñas partículas suspendidas en el aire.
  • Si se confirma la evidencia, esto podría afectar a las medidas de seguridad que se están marcando para espacios interiores. 
  • Una carta abierta de más de 200 científicos acusó a la OMS de subestimar la posibilidad de transmisión por vía aérea.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La transmisión del coronavirus por el aire no se puede descartar en lugares abarrotados de gente, cerrados o con poca ventilación, advierte la Organización Mundial de la Salud.

Si se confirma la evidencia, esto podría afectar a las medidas de seguridad que se están marcando para espacios interiores. 

Leer más: EEUU se retira de la OMS: Donald Trump hace oficial su salida de la organización en plena pandemia, pero se producirá dentro de un año

Durante meses, la OMS ha insistido en que la enfermedad se transmite a través de gotas emitidas cuando las personas tosen o estornudan. Las gotas no permanecen en el aire, sino que caen sobre las superficies, es por eso que el lavado de manos se ha identificado como una medida de prevención clave.

Pero 239 científicos de 32 países no están de acuerdo, pues dicen que hay pruebas sólidas que sugieren que el virus también puede propagarse en el aire: a través de partículas mucho más pequeñas que flotan durante horas después de que la gente hable o exhale.

Por ello, este grupo de científicos ha firmado una carta abierta que acusa a la OMS de subestimar la posibilidad de transmisión por vía aérea.

"Queríamos que reconocieran la evidencia", dijo a la agencia de noticias Reuters José Jiménez, químico de la Universidad de Colorado que firmó el documento. Jiménez asegura que la intención de la carta no es atacar a la organización de las Naciones Unidas, sino abrir al público un debate científico, ya que sentían que estaban siendo ignorados, informa BBC.

Benjamin Cowling, profesor de la Universidad de Hong Kong y también firmante de la carta, destacó las importancia del hallazgo porque, explica, en entornos de atención médica, si la transmisión de aerosoles representa un riesgo, el personal sanitario debería estar mucho mejor equipado. Cowling sostiene que la OMS había rechazado hablar de este tipo de transmisión ya que no hay suficientes mascarillas que puedan prevenir este tipo de contagio. 

Leer más: La ciencia pisa el acelerador para encontrar una vacuna contra el coronavirus: estos son los tres candidatos principales de Moderna, Pfizer y AstraZeneca que aspiran a estar listos este otoño

El profesor advierte que, si este tipo de transmisión supone un riesgo particular, habría que pensar en cómo prevenir eventos donde se pueda dar una gran difusión del virus, brotes más grandes y aquellos que ocurren en ambientes interiores con poca ventilación, con mucha gente y con un contacto cercano prolongado.

La OMS, por su parte, ha señalado que la evidencia es preliminar y requiere una evaluación adicional. Pese a eso, la organización ha admitido que había evidencia que sugiere que esto era posible en entornos específicos, como espacios cerrados y abarrotados.

Esa evidencia tendrá que evaluarse a fondo, pero si se confirma, los consejos sobre cómo prevenir la propagación del virus pueden tener que cambiar, y podrían conducir a un uso más generalizado de mascarillas y un distanciamiento más riguroso, especialmente en bares, restaurantes, y en el transporte público.

Y además