Pasar al contenido principal

Por qué no quieren un Mercadona en el centro de este pueblo de Barcelona

Trabajador en una tienda de Mercadona
Mercadona
  • El Ayuntamiento de Ripollet (Barcelona) tiene intención de retirar una concesión pública a Mercadona antes de lo previsto.

  • La razón principal es que el supermercado impide el desarrollo del comercio local.

  • Sin embargo, el grupo presidido por Juan Roig no está de acuerdo con la decisión y luchará por mantenerse en el mismo lugar. 

El Ayuntamiento de Ripollet (Barcelona) pretende retirar una concesión pública a Mercadona 18 años antes de lo previsto, según cuenta Vozpópuli

La razón principal es porque afirman que la cadena valenciana de supermercados impide el desarrollo del comercio local.

El supermercado está situado en la plaza Pere Quart, justo en el centro del pueblo junto al mercado municipal. Además, ocupa este espacio público a través de una concesión a 30 años.

José María Osuna, dirigente del gobierno municipal, tenía intenciones de aplicar un nuevo plan urbanístico en su anterior legislatura. Sin embargo, este no se llevó a cabo por las quejas de los comerciantes. 

Con este nuevo plan urbanístico se pretendía reubicar el Mercadona a la parte alta de la plaza. La diferencia era que en esta área la mayoría de los locales están en manos privadas y no públicas.

Leer más: El dueño de Mercadona invierte en Flamingueo, una startup que está triunfando entre los millennials en Instagram vendiendo flotadores

Mientras que los comerciantes de la zona serían trasladados a una parte del distrito que, según los habitantes del pueblo, es menos transitada. 

Además, con la reubicación que desea el Ayuntamiento, la cadena de supermercados tendría un lugar privilegiado en el centro del pueblo. 

Sin embargo, esta propuesta fue rechazada por los comerciantes que no dependen de la administración pública. Destacan que la nueva ubicación escogida para el Mercadona es privada y que en la plaza del Molí (lugar al que serían trasladados los comerciantes) no hay espacio suficiente para los comercios que conviven en la planta más alta del mercado municipal. 

Por su parte, desde la compañía aseguran no haber sido contactados por el Ayuntamiento. Y, aunque Podemos Decidim Ripollet quiere echar a la organización del centro del municipio barcelonés, el grupo presidido por Juan Roig buscará mantener la concesión hasta el final.

El comercio local está en decadencia. La llegada de Mercadona en tiempos de crisis fue positiva debido a los bajos precios de su marca Hacendado. Pero poco a poco fueron cerrando otros supermercados y tiendas de alimentación. 

Aunque algunos culpan a la cadena valenciana de supermercados, otros aseguran que la calidad de los productos ofertados por estas tiendas era inferior.

Lo cierto es que el descenso del comercio local se debe a otras cuestiones. "El mercado municipal se muere lentamente", cuenta uno de los preguntados a Voz Populi. "Paradas vacías desde hace tiempo y sin relevo generacional", destaca.

 

[Fuente: Vozpópuli]

Y además