Pasar al contenido principal

No es la recesión: esto es lo que más temen los inversores, según estos expertos

Traders en la bolsa de NuevaYork.
Reuters
  • Pascal Blanqué, director de Inversiones de Amundi, señaló recientemente que ha estado advirtiendo a sus clientes que intenten preservar el capital y ser ágiles ante las oportunidades.
  • Desde su punto de vista los temores a corto plazo sobre la recesión mundial son “exagerados” porque la fortaleza del consumidor está claramente subestimada ya que la estructura del crecimiento global “ha cambiado en comparación con hace 10 años”.
  • Tal y como analiza, si nos movemos en un escenario en el que los tipos serán extremadamente bajos, la única estrategia que se puede seguir es “aumentar el rendimiento en el sistema, dado que es la madre de todas las batallas”
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Olvídate de la recesión global.

Esta es la recomendación que hacen varios expertos, que creen que las sirenas de alarma sobre una futura crisis no debe ser en lo que se deben centrar principalmente los inversores. Básicamente, porque hay otras variables que pueden ser aún peores.    

¿Cuáles son esos factores que pueden conjugar un escenario adverso en el medio plazo? Los posibles riesgos de liquidez y el estancamiento económico con unos tipos de interés anémicos, tal y como describen varios analistas.

Uno de ellos es Pascal Blanqué, director de Inversiones de Amundi, que señaló recientemente que ha estado advirtiendo a sus clientes que intenten preservar el capital y ser ágiles ante las oportunidades.

Desde su punto de vista los temores a corto plazo sobre la recesión mundial son “exagerados” porque la fortaleza del consumidor está claramente subestimada ya que la estructura del crecimiento global “ha cambiado en comparación con hace 10 años”. Y es que asegura que economías como China están alimentadas por el consumo en lugar de por las exportaciones.

A medida que el mundo se centra menos en la globalización y más en la regionalización, Blanqué es favorable con las empresas de mercados emergentes vinculadas al consumo interno y a las empresas de servicios vinculadas al crecimiento estructural, ya que Pekín hace que la economía del gigante asiático sea menos dependiente “de las exportaciones y el aumento de los ingresos impulsa la demanda de servicios financieros y atención médica”.

También favorece las inversiones en países desarrollados como Brasil e India, así como en acciones indonesias y rusas, ya que estos países promulgan reformas, incluidas algunas de pensiones como en el país carioca y de recortes de impuestos en India.

Tal y como analiza, si nos movemos en un escenario en el que los tipos serán extremadamente bajos, la única estrategia que se puede seguir es “aumentar el rendimiento en el sistema, dado que es la madre de todas las batallas”.

Leer más: Cómo invertir en bolsa desde cero: 12 consejos para principiantes 

El principal riesgo está tapado

Más allá de la recesión, efectivamente, los inversores deberían tener mucho cuidado con otro tipo de factores. Blanqué así lo considera y Robert Shiller, economista reconocido y premio Nobel de economía, lo reafirma. 

Mientras que los inversores se apilaron en bonos high yield, Blanqué, el riesgo de default “podría aumentar”. Es por eso que está tomando un enfoque “más concentrado en bonos de alto rendimiento”. La diversificación en el sentido clásico “no ayuda mucho”, concreta.

Shiller predice que el "efecto alcista" del presidente Donald Trump en los mercados financieros mantendrá a raya cualquier recesión durante muchos años. Los consumidores están esperando. Quizás la cuestión sea por qué eso se produciría en este momento tan tarde en el ciclo. Esta es la expansión más larga de la historia, enfatiza.

El economista cree que la longitud del ciclo alcista “necesita una explicación”. Desde su punto de vista los estadounidenses todavía están abriendo sus carteras de acuerdo con lo que Trump personifica: el consumo. Pero esto puede ser algo contraproducente pensando en el futuro: el nivel de endeudamiento ha subido y de ahí a que se haya podido crear una pequeña burbuja en algunos sectores privados.

Así, un aumento grande del gasto tiene relación con la inspiración para muchas personas proporcionada por Trump, dice Shiller. Por tanto, el principal temor se basa en cómo pueda evolucionar el apalancamiento. Una deuda que avanza sin control al calor de los tipos de interés en niveles bajos.
 

Y además