Las alergias no son siempre iguales: estos son los motivos por los que algunas alergias son más peligrosas

Chica asmática con un inhalador

Getty Images

La alergia es una reacción inmunitaria del organismo cuando se expone a una sustancia no compatible con el cuerpo. Existen diversos tipos de alergias, cuyas características y síntomas son diferentes, así como una serie de remedios que pueden ayudarte a aliviarlos.

Después de saber qué es la alergia, es necesario tener en cuenta que no todas son iguales, algunas pueden ser más peligrosas. Los casos de alergia han aumentado en los países industrializados llegando a afectar al 30% de la población, según la Asociación Europea de alergia e Inmunología Clínica (EAACI).

Las personas pueden sufrir una o varias alergias a la vez, de hecho, lo más común es que se de el segundo caso. Dentro de los diferentes tipos de alergia, las más frecuentes en España son la rinoconjuntivitis y el asma, esta última con más de 3 millones de personas afectadas en el país.

Cómo disminuir los síntomas de la alergia: trucos efectivos

Por qué algunas alergias son más peligrosas

Las características de las diferentes tipologías de alergia no son las mismas. Tampoco lo son los factores individuales, de cada persona, que intervienen en ellas. Esto es lo que hace que una alergia pueda ser más peligrosa.

Las reacciones causadas por el grupo de los aeroalérgenos, donde se encuentran elementos como el polen, el moho, los animales o el polvo, suelen causar síntomas leves, salvo en casos muy puntuales. Irritación, picazón, estornudos, congestión nasal, son algunas manifestaciones que pueden ser molestas pero no poner en riesgo tu salud.

Sin embargo son las alergias alimentarias las que pueden suponer un riesgo mayor si no se actúa con rapidez ante una intoxicación. La reacción alérgica, en este caso, puede provocar anafilaxia o shock anafiláctico. Este tipo de reacción afecta a todo el organismo. Además se instaura a los pocos minutos de haber estado expuesto al alérgeno.

Los niveles de anticuerpos en la sangre también son otro de los factores que pueden hacer que una alergia sea más grave. Estos componentes son los que detectan cuándo una sustancia externa entra en el cuerpo. Cuando luchan contra esos agentes de fuera se producen las diferentes reacciones.

El último factor a tener en cuenta es la genética. Es muy normal que se hereden ciertas patologías. La alergia no iba a ser menos. Tener antecedentes familiares con alergia puede hacerte más propenso a sufrir alguna y también puede dar una pista de su magnitud. Aunque no siempre se da el caso.

Otros artículos interesantes:

Artritis, lupus o colitis ulcerosa: un nuevo estudio relaciona la contaminación del aire con un mayor riesgo de enfermedades autoinmunes

7 hábitos a practicar para que tu sistema respiratorio funcione correctamente

CO2, NOx y otros gases nocivos: hasta qué punto son peligrosas estas sustancias que emite el tubo de escape de tu coche

Te recomendamos