Pasar al contenido principal

El Nobel de Química 2019 ha premiado a los investigadores que hicieron posible la batería de tu móvil

John B. Goodenough, Stanley Wittingham y Akira Yoshino
John B. Goodenough, Stanley Wittingham y Akira Yoshino Nobel Prize
  • El Nobel de Química 2019 ha galardonado a John B. Goodenough, Stanley Wittingham y Akira Yoshino, los "padres" de las baterías de litio.
  • Aunque no trabajaron juntos, la labor final de sus distintas investigaciones ha cambiado el mundo y ayuda a que el impacto de la tecnología en el medio ambiente sea menor.
  • Las baterías de iones de litio recargables están en un gran número de dispositivos electrónicos, desde móviles a cámaras fotográficas, pero también tienen un uso muy extendido en el almacenaje de energías renovables.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Nobel de Química de este año ha caído en manos de científicos que han hecho más fácil la vida de millones de personas por todo el planeta, los investigadores que desarrollaron las baterías de iones de litio que se utilizan en tantos dispositivos.

John B. Goodenough, Stanley Wittingham y Akira Yoshino, un estadounidense, un británico y un japonés, han sido los premiados este año por la Academia Sueca. Son los “padres” de las baterías de iones de litio recargables.

El galardón que en ocasiones premia ámbitos tan distintos, cae este año en los tres investigadores por su ayuda en la búsqueda de “un mundo libre de combustibles fósiles”. Sus baterías se usan especialmente en el almacenaje de energías renovables, tan útiles si se quiere atenuar la crisis climática.

Leer más: Cuál es la relación entre el Premio Nobel de Medicina 2019 y los cambios de oxígeno en el cuerpo humano dentro de un avión

El camino hasta el Nobel empezó cuando Wittingham, que era profesor en la Universidad Estatal de Nueva York, descubrió el material rico en energía mientras investigaba sobre superconductores. Era la época de la crisis del petróleo y científicos de todo el mundo se lanzaban en la búsqueda de otras opciones energéticas.

Pero la investigación no fue sencilla, el litio metálico es reactivo y se provocaron varios incendios intentando fabricar una batería viable. En esa labor fue vital Goodenough, quien supo controlar los peligros y dar forma a las teorías que llevarían a las primeras baterías.

Yoshino creó la primera batería de iones de litio comercialmente viable en 1985. A partir de ahí cambió el mundo de la tecnología.

Tal y como recoge el ABC, el investigador japonés se ha mostrado muy satisfecho al considerar que el galardón “animará mucho a los jóvenes investigadores”. Además, ha dado un consejo muy útil para todos esos jóvenes que darán forma al futuro: hay que “ser flexibles de mente, pero al mismo tiempo fieles a sus metas”.

Y además