Nokia y Sony se suman a Ericsson y tampoco asistirán al Mobile World Congress, lo que podría suponer una ola de cancelaciones al igual que en la edición anterior

Nokia

Reuters/FW1F/Louise Heavens

  • Nokia y Sony confirman que tampoco asistirán este año al Mobile World Congress de Barcelona debido a la situación sanitaria derivada del COVID-19. 
  • Ambas compañías siguen los pasos de Ericsson, que anunció ayer que tampoco asistiría a este evento, fechado para el mes de junio. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Nokia y Sony han anunciado que tampoco asistirán de forma presencial al Mobile World Congress de Barcelona (MWC), sumándose a la negativa de Ericsson anunciada ayer. Los expertos vaticinan que esto podría provocar una ola de cancelaciones por la situación sanitaria de la misma forma que ocurrió el año anterior. 

Ambas compañías han explicado en un comunicado que no trasladarán a ningún trabajador a Barcelona el próximo mes de junio, cuando está previsto que trascurra el evento, debido al coronavirus. Nokia ha señalado que, "dada la naturaleza internacional del evento" y que la vacuna aún está en sus primeras fases, han tomado la "decisión meditada de participar solo en el evento virtual". 

Tal y como recoge La información, Nokia ha estado valorando en los últimos días las medidas presentadas por la GSMA, la entidad organizadora del Mobile, para la correcta celebración del evento en la que se destacaban algunas como los test rápidos negativos cada 72 horas o la necesidad de completar un cuestionario sanitario de forma diaria.  

Hace apenas 24 horas, la compañía explicó que estaban evaluando la situación, dando prioridad a sus empleados y clientes. Ahora, la empresa de telecomunicaciones confirma que no asistirá de forma presencial en dicha fecha, pero añade que, si se organizan actividades online, está dispuesta a participar. 

El Mobile World Congress se podrá celebrar en Barcelona hasta 2024, un año más, en compensación por la cancelación de la última edición

Según la misma fuente, Nokia es uno de los pesos pesados de la feria, con varios miles de metros cuadrados para su propio expositor y gran presencia en los debates o mesas redondas. 

A esta negativa se ha sumado en las últimas horas Sony, que ha emitido un comunicado alegando que no participará, pero que seguirá comunicando todas las novedades de sus productos a través de herramientas telemáticas y digitales, ya que el principal objetivo es frenar la propagación del COVID-19.

Esta decisión se produce después de que Ericsson anunciase ayer que tampoco asistiría este año al Mobile World Congress de Barcelona porque considera que las garantías sanitarias no son suficientes. El operador de redes sueco explicó en un comunicado que esperaban a clientes de 120 países distintos con ritmos de vacunación desiguales, por lo que el riesgo era demasiado alto como para asistir. 

Tanto Nokia, como Ericsson fueron de las primeras compañías que anunciaron su negativa a asistir en 2020 al MWC, tras lo que se produjeron una oleada de cancelaciones y el evento terminó por suspenderse. 

Este año, el evento está previsto que se celebre en junio, pero las entidades no han parado de presionar a la GSMA para que lo traslade al último trimestre del año, cuando estará más avanzada la campaña de vacunación. Los expertos apuntan que hay mucho dinero en juego, no solo los 9,5 millones de euros del rescate que tendrán que devolver si no se celebra en 2021, sino también las reservas, las entradas o los patrocinios. 

Otros artículos interesantes:

Ericsson anuncia que tampoco asistirá al Mobile World Congress este año

El Mobile World Congress se vuelve a aplazar: la feria tecnológica se retrasa hasta junio de 2021

La organización del Mobile World Congress exigirá pruebas médicas para entrar al evento en Barcelona

Te recomendamos